Situación
Todo empezó en la época antigua, donde los sumarais aun existían, en aquella época que todo se debía en las diferentes clases sociales, un hombre de la clase baja, soñaba con un mundo mejor para su hijo. Todo aquello había pasado por su hijo, por culpa de la realeza, su hijo se encontraba en un problema, es decir, su hijo de 10 años estaba jugando en las calles cuando el caballo de una reina le golpeo, por supuesto no se había dado cuenta de que su adorable hijo estaba allí, pero lo que hizo que no estuviera contento con aquel mundo era el que las únicas palabras que salieron de la mujer fueran -solo es un plebeyo, hay muchos más- mientras seguía con su camino mostrando aquella malvada risa en aquel rostro, no era justo, aquel tipo de mundo no era el que quería para su hijo, por suerte aquel hombre era el mejor científico de la época, aun cuando no tenía demasiado dinero podía hacer maravillas con las piensas de un reloj y un microondas, por eso logro que su hijo continuara viviendo, en la mente de aquel científico una idea broto, cuando una persona se sentía más cómoda, cuando alguien estaba realmente feliz, era cuando soñaba, lo sabía porque durante los meses que había estado en la silla al lado del cuerpo inmóvil de su hijo la sonrisa de este no dejaba de estar allí, aunque no podía moverse de la cama, aunque estaba en coma, la sonrisa no desaparecía de aquel rostro, eso era lo más curioso seguía estando feliz.

Últimos temas
» Fire Emblem: The Liberation Wars [Confirmación Normal]
Sáb Jul 09, 2016 6:31 pm por Invitado

» Yo confieso que....
Miér Jul 06, 2016 3:35 pm por Noah K. Lafforette

» Cuenta hasta 10 antes de besar
Miér Jul 06, 2016 2:35 pm por Noah K. Lafforette

» #GlamorousNights — Afiliación Normal.
Miér Mayo 25, 2016 6:53 pm por Alek Bianchi

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Mayo 21, 2016 11:34 am por Richard B. Riddick

» Libro de firmas
Miér Mayo 18, 2016 8:50 pm por Liesel Meminger

Awards
Mejor Pareja
Quién la ganó
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best.Los respectivos créditos a los autores de las imágenes tomadas directamente de google, del mismo modo damos gracias a Savages Themes por las tablillas del foro, tanto la historia, ambientación como trama del foro son totalmente originales, idea de Alek Bianchi miembro del staff

I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Invitado el Jue Jun 11, 2015 7:39 pm
x: ¿Has escuchado ese rumor?; Y: ¿De que rumor estás hablando?; x: Ese que cuentan últimamente, según dice la mansión que se encuentra aquí al lado esta habitada de horribles monstruos porque dentro hay un ser que lo sabe todo, que cualquier pregunta que le hagas te la responderá, aunque esto tiene un ..... -El sonido de las cadenas moverse hizo que aquellas dos muchachas dejaran de hablar, todos sabían lo que significaba aquel sonido, Jake, aquel joven de cabellos claros se acercaba, nadie quería estar cerca suyo, nadie que no fuera su amigo aguantaba a este chico, solo lo odiaban, no podían con él, simplemente lo detestaban y no era de extrañar por su comportamiento tan inmaduro, por esa coraza que siempre llevaba puesta no tenía amigos, pero aun cuando se la quitaba seguía siendo detestado entre los demás ¿Porque? ¿Porque le odiaban tanto? ¿Que es lo que había hecho mal? Si decían que era porque se enojaba demasiado fácil, si le decían porque su armadura era demasiado molesta y daba miedo lo entendía, pero si era él mismo ¿Porque le odiaban? ¿Por su raza? No podía hacer nada con ella, había nacido, así, sus padres tampoco le habían deseado, solo porque era extraño ver una raza así, solo porque era alguien exótico, al que por ser tan extraño, por ser único entre las especies, podrían comprarle antes que a los demás, pero ya habían pasado cinco años en aquel internado y aun no le habían comprado, eso significaba que lo exótico no siempre era bueno ¿Cierto? O tal vez no le compraban tampoco por su armadura, todo pasaba por eso, pero tampoco quería dejarla, no se atrevía tenía miedo de dejar ver su verdadera personalidad y que le volvieran a hacer lo mismo, miedo de ser el experimento de algún doctor loco, volver a ser repudiado por su timidez -Ser odiado tampoco esta mal- dijo queriendo convencerse a si mismo más que para molestar a los demás. 
Él también había escuchado aquel rumor, solo una pregunta, quería preguntar, entonces porque no intentarlo, sus pasos eran rápidos y certeros dirigiéndose hacía el lugar por donde salían los esclavos comprados dejando que su cuerpo se colócala de mala forma frente a una de aquellas ventanillas sacando la lengua para con su dedo golpear la frente de la vendedora que estaba atendiendo en aquel momento, mostrando una gran sonrisa -vengo a por mi hoja para poder salir de este asqueroso lugar- la vendedora le miro molesta quitando aquellas cadenas para molestar, pues sabía que el joven no soportaba sentirse tan libre, quería pertenecer a alguien, lo necesitaba, la sonrisa en aquel momento que mostró la vendedora por su mueca de insatisfacción fue lo que hizo que explotar golpeando aquella ventanilla, rompiendo esta un poco cogiendo entre sus manos aquel papel, para comenzar a caminar de nuevo, sus manos se mantuvieron en aquellos bolsillo, porque no sabía que hacer con estas, no sabía si dejarlas fuera, no sabía como debía colocarlas, un chasqueo en ese momento se escucho por la molestia que le causaba todo aquello y no era de extrañar, todo aquello para el muchacho de orbes ámbar era demasiado no podía soportar estar así, necesitaba unas cadenas, algo que le atara, le daba igual lo que fuera, solo necesitaba sentirse atado a algo, aunque fuera un pequeño anillo, un arete, una pulsera, un collar, le daba igual lo que fuera, sus manos estaban ya acostumbradas a tener algo que lo retenga y tenerlas libres ahora era algo que no soportaba, el que estuviera pensando en aquella situación tan incómoda, hizo que no se diera cuenta de que había llegado a aquella mansión, observo a mas de aquellos esclavos que estaban con él en el internado y no solo ellos también había amos, la mayoría se quedaba admirando aquella temible mansión, mientras él solo sacudió un poco su ropa como si con aquel gesto quisiera decir que él no tenía miedo por una casucha. 
Entro en aquella mansión, parecía un laberinto, tenía muchas habitaciones y estaba seguro que tendría algunas trampas colocadas de forma que no pudiera ser tan sencillo, de forma que no fuera fácil encontrar a aquella persona que podía darte las respuestas que deseabas, era como una estrella, aunque aquella mansión le resultaba ligeramente familiar, como si ya hubiera entrado en ella antes, incluso sus pasos comenzaban a ser por mero instinto, había algo que le gritaba por dentro cual era la habitación correcta y cual era la incorrecta, pero se canso pronto de aquel lugar, le dolía incluso un poco la cabeza por tantas paredes, aquel estampado le volvería loco, cerro los ojos para gritar con todas sus fuerzas corriendo con los orbes cerrados entrando a una habitación la cual sintió que se caía bajo sus pies, quedo inconsciente por aquello por supuesto, ya que se había golpeado la cabeza, cuando despertó se paso la mano por su cabello, ¿estaba herido? No, parecía que no estaba herido, sin embargo le dolía lo suficiente para hacer creer a la estrella que se había hecho una herida bastante profunda, sus labios se quedaron boquiabiertos, girando su cabeza de un lado a otro, no podía ver nada, las lentes se le habían perdido, las busco durante un buen rato palpando aquel suelo una y otra vez, no las encontraba, parecía que ahora además de estar doliendo  la cabeza como si fuera a explotar tendría que guiarse por sus otros sentidos, no podría ver, eso sería duro, bastante duro, se pego a la pared comenzando a caminar ayudando se con esta, no era como si no viera, veía borroso, ya que tenía una alta calidad en aquellas lentes, eran como lupas, sin ellas no podía ver nada y la opción de comprarse unas lentes de contactos las tenía descartada -MIERDA- grito escuchando el eco de aquella mansión, no parecía que hubiera ningún monstruo, en realidad parecía que no había nadie ¿Sería verdad el rumor? Se comenzaba a preguntar mientras mostraba lo enojado que estaba en aquel momento, sus pasos eran un poco más dudosos al no ver por donde iba -Maldita vista- 
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Morgana "El oráculo" el Vie Jun 12, 2015 12:03 am
Una tenue noche se cruzaba en la penumbra, oscura llena de nubes prontas a mojar cualquier espacio de mi mansión y mi favorito el ático ese que solo me mostraba una hermosa porción del cielo, la única imagen del exterior que opacaban mis ojos que ni las misma ventanas me mostraban la realidad cada una de ellas era como un cuadro de un afamado pintor que contaba las misma historia una y otra vez, casa una de ellas me las conocía bien pase tantas horas mirándolas preguntándome si aquello era la realidad pero siempre que subía al ático lo comprendía, esas estrellas las lunas llenas y menguantes aquel sol intenso, “los cambios del cielo eran la única realidad ante mis ojos” estaba claro que una vez descubrí aquello deje de mirar por las ventanas en ocasiones cuando mi mente divaga en la penumbra de una historia que he releído ciento de veces en los libros de la biblioteca estos se desvían a las historias de la ventanas, que con solo un vistazo pueda descifrar cuanto falta y cuanto ha escurrido.

Lo único que me saca de a aquello pensamientos son las campanadas molestas del reloj que cuelga en alguna de las habitaciones, son tantas puertas tantos cuadros peor me conocía cada uno de ellos como la palma de mi manos,  
“pero las historias no son más que una posible realidad, de algún autor entonces por que segarme a la infinidad de realizadas que simultáneamente se realizaban en aquellas paredes” o vivía en la mejor realidad posible pero ansiaba la verdadera la única  “la realidad en la que no estuviera sola”

Aquella noche donde las nubes grises aprecian haber armado un complot en contra de las luminosas estrellas contemple caer desde al abertura de mi ático una muy resplandeciente había leído en cuentos que se llamaban estrellas fugaces entonces aquella era una de ella “a estas se le pedían deseos y estas te los complican” yo contestaba preguntas aunque realmente la primera aun no aprecia entonces por que no codiciar solo un deseo mire la estrella centellar en al lejanía me sostuve del borde de la abertura como si una garra enorme fuera roto el tejado de aquella casa me clavo incluso algunas astillas pero no me importa pediré mi deseo sin parpadear pronuncio el mismo con seguridad –Deseo dejar de estar en soledad-

Lo repito tres veces más con los ojos cerrados, hasta que al estrella deja de titilar “¿funcionara?” me preguntaba con ansiedad.

Cinco años más tardes, aquel deseo no se haba cumplido entonces las historia son siempre eran reales estaba decepcionada y me encontraba simplemente paseando de sala en sala, mi único amigo mi confiable ratón era el único que estaba mi lado, aquel día habíamos decido ir a jugar a la sala de cubos, era una sala con un vació infinito, esto no era literal no para mi no moriría jamás en aquella casa pero si para los desconocidos si caías en aquellas ala estarías en al oscuridad eternamente o eso decía la advertencia aunque esta estaba muy desgastada por el paso de los años, y yo ya no tenia pintura ni olios para retocarla si tan solo alguien viniera…

En todo caso disfrutaba de saltar d cubo en cubro, como si volara mientras perseguía al pequeño ratoncito en ocasiones abismo caído al vació, pero siempre parecíamos en aun  habitación de al casa, era divertido por que hacíamos apuestas de que habitación será esa vez. Mientras perseguía al ratoncito en los cubos siento la presencia de alguien que pisa el portal de la puerta suspiro con tranquilidad era un sueño que ya había tenido en unos pocos minutos, el chico abriría la puerta y caería por el abismo si yo no detenía, sonrió sádicamente. Mientras me aseguro que la única salida de aquella casa se cierre y aun vez serrada por mi no podría ser abierta no por alguien de dentro contrario a mi persona  -¿Estrellita estrellita por fin has venido a conceder mi deseo? ya habías tardado demasiado tiempo- contando con que ella todo lo sabia, antes de que de un paso más y se pierda en el vació acerco un cubo hasta el, y pongo su mano en el pecho –Ni un paso mas si no quieres desaparecer galán– lo empujo para sacarlo de la habitación y salgo yo de ella cerrando la puerta, atraigo un par de lentes que ya reposan en otra habitación y los dejo en mi mano –Tal parece que se le han caído un par de anteojos al niño-


"Viciones" -Dialogo- "piensa"- Actua y Narra- NPC

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Invitado el Miér Jun 24, 2015 5:37 pm
Los pasos de aquella estrella de cabellos rubios siguieron aunque cada paso que daba era como si su cuerpo temblara, ya que no podía ver por donde iba, sus orbes se mantenían entrecerrados intentando ver con más claridad, pero de nada sirvió solo veía borroso, ni siquiera podía decir que veía la oscuridad, veía pixeles, como si estuviera nublado dentro de aquella mansión, su cuerpo se giro por el sobresalto de escuchar cerrarse una gran puerta, ¿Acaso la puerta de aquella mansión se había cerrado? ¿Por donde saldría ahora? negó un par de veces con la cabeza intentando no pensar en ello, seguro solo era la madera crujiendo, es decir, aquella mansión parecía bastante vieja, lo que significaba que era normal que de vez en cuando por una fuerte brisa crujiera, no había sido la puerta, seguía queriendo creer aquella estrella comenzando a hacer que su luz se hiciera un poco más notoria en la mansión sobresaltándose en el momento que una voz femenina sonó cerca de donde estaba, era dulce, tierna pero a la vez era como si ocultara un oscuro deseo, como si estuviera triste en realidad, le sonaba aquella voz, ¿La habría escuchado en algún otro momento? No lo recordaba, desde que golpeo su cabeza contra el suelo cuando cayo en aquella academia, podía recordar todo con perfección siempre que fuera después de él momento que había caído en aquella academia, sin embargo, realmente le sonaba aquella voz cuando le hizo aquella pregunta el joven de cabellos rubios solo ladeo la cabeza con suavidad haciendo que parpadearan sus ojos- No se de que me estás hablando- 

Terminó por contestar, siempre era así, teniendo aquella personalidad tan molesta, la cual le gusta hacer enojar, molestar, bromear, un rebelde que solo piensa en él, aunque no era nada más que una armadura con la cual podía seguir en aquel internado, solo era una personalidad que usaba para no ser tan débil, lo irónico de esta armadura que le dolía más cuando le atacaban con esta puesta, ya que muchas personas aunque no se dieran cuenta le decían algo que le dolía que le hacía recordar algo que pensó haber metido tan dentro de su ser que jamás volvería a salir de su mente, paso su mano por aquella mano de la joven agarrando aquellas lentes para mirar a través de esta, no eran de su graduación pero al menos podría ver por donde iba y no tenía que estar palpando las paredes de aquella mansión, se llevo su mano a su cabello sacudiendo este un poco quedando en una posición arrogante, como si no le importara que le hubiera ayudado, se creía que si seguía caminando por aquel camino llegaría al abismo, por eso se dejo llevar por aquella chica, cabellos rosados que por la claridad de estos parecían albinos, orbes morados que parecían ver el interior de su cuerpo, todo lo de su alma, como si supiera todo lo que iba a pasar, sin contar con aquel cuerpo, unas hermosas curvas que acompañaban aquella forma de vestirse, intentaba mantener la cara hacía una de las habitaciones que había en aquella mansión, para que no creyera que la estaba mirando, aprovechando el reflejo de las lentes para inspeccionar más detenidamente aquella figura, era realmente linda, si fuera él mismo, si pudiera ser así de débil entonces se lo habría dicho, el chico volvió a negar en su cabeza pasando aquellas manos por los lentes para hacer que estas volvieran a su posición -¿Tu eres el oráculo? Pensé que sería un viejo lleno de dibujos y que apenas habla - 

Le confeso a la chica, esperando que entendiera que le agradaba mucho más aquella situación, trago un poco de saliva, pues ya era hora de saber todo su pasado, eso era lo que deseaba saber todo, ¿que le había pasado? No podía dormir por las noches por culpa de aquella pregunta y ahora por fin era tiempo de que fuera solucionada, el joven se sentó en una silla algo vieja esperando que no se rompiera, abriendo las piernas dejando estas a ambos lados de la silla, con los brazos entre estas mirando de forma seria a aquella chica, como si con sus orbes intentara intimidarla - tengo una pregunta, he escuchado que las solucionas por un precio, no tengo nada que ofrecerte más que a mi mismo, pero haré cualquier cosa para pagar la respuesta a  mi pregunta- hablaba bastante enserio, pues realmente necesitaba saber aquella respuesta, le daba igual lo que le pidiera aquella mujer realmente no le importaba porque necesitaba saciar su sed de curiosidad, sus labios se cerraron con fuerza cogiendo el suficiente aire para sin dejar hablar aun a aquella "oráculo" hacer la pregunta, aunque Jake, pensaba que tal vez toda aquella situación podía ser una broma pesada de los alumnos del internado por lo mal que le caían, por su raza, tal vez la respuesta que le diera a aquella pregunta solo era una que le habían pagado algunos del internado pero estaba dispuesto a asumir el riesgo - ¿que es lo que me paso en el pasado? Quiero saberlo todo porque no me acuerdo de casi nada, solo cuando tengo sueños aparecen algunos de esos recuerdos o eso creo, mi nombre es Jake Tyler, si necesitas mi nombre para responder la pregunta es ese- 
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Morgana "El oráculo" el Jue Jun 25, 2015 8:30 pm
El chico se mostró poco menos sorprendido de lo que esperaba por el contrario de mi que no dejaba de mirarle con curiosidad, y me parecía extraordinario , como no parecía intrigarle mi persona de algún modo. Aquello era extraño era por mucho tiempo la primera persona que había entrado a aquel lugar, y esperaba que fuera mas como decirlo,  menos tranquilo pero el chico debía estar centrado en lo que quería a pesar de lo que el explique no se alarmo “quizá debí dejarle caer al avisto y listo cuando sintiera la preciando e la caída entonces y solo entonces agradecería mi acto” sonríe ligeramente no era una mala idea después de todo y luego de meditarla un poco me convencí de llevarla acabo.
-Una lastima parecias alguien inteligente a primera vista– comento cruzándome de brazos sin dejar de mirarle fijamente atenta a cada movimiento, como no podía saber de que hablaba es que esa pequeña estrella traviesa había hecho oídos sordos a mi deseo, no era de extrañar con aquella personalidad despreocupada aun así, sabia que pasaba sabia que su memoria era realmente limitada y que muy probablemente olvidara mi deseo peor por que no relatarle un poco sobre este, mientras paseaba sus orbes por mi esbelta figura, suspire intranquila no acostumbraba a tener los ojos de alguien más sobre mi cuerpo. Por primera vez experimente lo que decían en las novelas aquellas mujeres a las que los hombres la desnudaban con al mirada y el por mucho era  el primer hombre que llegaba tan cerca de mi.

-Era una noche turbia y tormentosa, solo la luz de los relámpagos adornaban al oscura noche y una hermosa estrella fugas que descendía con rapidez a un choque inminente contra el suelo terrestre. Pedí un deseo a esa estrella hace 5 años, peor ella aprecio no escucharlo y estoy completamente segura de que esa estrella luminosa eras tu pequeño niño– le dice acercándome a el con una sonrisa en el rostro notando como trataba de disimular tras tomar sus anteojos que no me miraba con lujuria y deseo en al mirada aquello realmente me robaba una sonrisa ladina, “¿que tipo de pensamiento tenia aquel muchacho?” me preguntaba pues de todas las cosas que podías haber lo único que no podía era leer la mente, pero si predestinar las acciones futura no había paso que se diera de una persona cercana a mi que yo no pudiera predecir aunque así aquello era una tortuosa pesadilla saber siempre lo que pasara “¿no es así como al vida se vuelve aburrida?”
Escucho paciente su  pregunta y bajo la mirada tomando mi propio mentón –Eso es lo que dicen peor ese apodo me lo han dado las leyendas y mitos mi verdadero hombre es Morgana y estoy a tus servicios si es que mi capacidad puede guiarte– le comento notando que toma asiento en sofá del pasillo –a veces todo lo que se cree no es– conteste con respecto a lo de que pensó era un anciano. , escucho atenta tal ofrecimiento sonaba interesante –Con que me cumplas el deseo que me debes estaré tranquila– le digo acercándome mas a el –mi deseo era, nunca más estar sola si prometes hacerme compañía dese ahora y para siempre, yo prometo contestar cada pregunta que tu alocada mente a dejado en un abismo-
Le explico inclinadme un poco sobre el, reposando mis manos en los respaldo de las silla., -No necesarito no nombre– recito tras escuchar la duda que cálcame su alma –solo necesito tocarte– le digo acercando mis manos a su rostro, con cuidado, debia tocarlo han millones de personas en el mundo si toda esa información estuviera en mi mente me trastornara aun más de lo que estoy, por lo que en cuanto lo toque, mis ojos se ponen completamente en blanco recibiendo las crudas imágenes de su pasado, mi cuerpo tiembla pero no suelto todo pasa muy rápido, y la sonrisa de un pequeño niño feliz el por supuesto se va corrompiendo en el cubo de agua que siempre revela el verdadero miedo, le sonrió una vez termina aquello un poco de sangre sale de mi nariz algo normal al tener que asimilar tanta información de la vida del muchacho. –entonces tu mayor temor es mostrarte como realmente eres– le digo mientras le miro con una sonrisa retorcida en la boca, mientras suspiro –te responder la pregunta pero todo a su tiempo, quiero que primero me muestres que tan leal puedes serme y si cumplirás tu palabra de ser mío, y solo mío por al eternidad, peor para que estés seguro de que yo cumpliré te daré un ligero adelanto, tus padres eran un famoso licántropo y tu madre un perro… ¿como naciste tu? te preguntaras parece que tu madre fue infiel a tu padre con un ser misterioso de otro mundo… Tus padres al ver lo curioso que eras simplemente te desecharon -deje que el mismo razonara sus conclusiones –solo diré eso por ahora, ahora sígueme te mostrare algo. 
Dije tomándole de la mano y jalando del abriendo la puerta del abismo y abrazándolo para dejarnos caer, quería que sintiera aquella desesperación –¿sientes eso? ahora morirás conmigo en lo profundo de este abismo, y estaremos juntos por siempre– le dije bromeando solo quería jugar como estaba cayendo conmigo saldríamos a otra habitación, peor si fuera caído solo entonces moriría sin remedio al tocar fondo –Respeta tu vida y se más agradecido si alguien al salva– se susurre al oído mientras aun caíamos, era difícil hablar ya por al velocidad. Por una faltaba un poco mas me pregunta como reaccionaria a aquella desesperación de caer al vació.


"Viciones" -Dialogo- "piensa"- Actua y Narra- NPC

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Jake Tyler el Jue Jul 09, 2015 4:17 pm
¿Deseo? Sus manos se colocaron en aquella frente intentando recordar aquella parte de su vida, cuando llego a aquella academia se había dado un fuerte golpe contra el suelo, es decir que si habían deseado algo en ese momento no se acordaba, según los del internado había llegado a aquel lugar desorientado y como si buscara algo, repitiendo la misma palabra una y otra vez, estaba claro que la chica iba a pedirle algo a cambio de saber todo su pasado, pero no esperaba que fuera así de sencillo, esperaba que le pidiera mucho más que pasar el resto de su vida a su lado, la cual era mucho ¿que pasaría cuando explotara? ¿Se asustaría? Tendría que pensar en ello, pero aun había mucho tiempo hasta que le pasara aquello, hasta que volviera a tener la vida desde cero, así eran las estrellas, nego un par de veces con la cabeza intentando pensar en otra cosa, cuando sintió lo que aquella joven de cabellos claros hacía, entrando de nuevo a aquella habitación sentía la preción en su pecho y aun así no podía mostrar más que una sonrisa en su rostro, no tenía miedo a la muerte, pues las estrellas cuando morían volvían a nacer, además de que gracias a aquella mujer había recordado un poco de su pasado, esto tampoco le había hecho daño, muchas personas habían sufrido el despreció de unos padres y eso no les había impedido seguir mirando por ellos, lo que aquella estrella quería era saber su pasado para seguir con su presente, lo que pasaría, dejar ese recuerdo cuando los recuperara en el pasado ¿desesperación? ¿Miedo? ¿Porque debería sentir aquello? Su verdader yo jamás tendría miedo a algo como eso, porque la desasperación ya la había saboreado, así que ese sentimiento, ese sabor en su boca no le hacía mostrar ninguna otra expresión que un sonrisa, lo esperaba, como una vieja amiga. 

Incluso cuando estaban a punto de chocar contra el suelo abrió los orbes amarillos esperando aquel impacto sin miedo pasando una de sus manos por las caderas de la joven aprovechando aquel movimiento por instinto para aferrarse a aquel cuerpo, quería sentir aquellas curvas - Si quieres morir a mi lado, si quieres saber mi lealtad dejando que tu deseo sea eterno entonces estoy de acuerdo Morgana, aunque yo aun podré vivir, las estrellas solo mueren cuando explotan y en ese momento vuelven a vivir, no recuerdo el deseo del que estás hablando sin embargo, si sigues contándome sobre mi pasado no tendré ningún problema en cumplirlo- continuo hablando sintiendo la brisa de aquella caída, realmente su verdadero yo no dejaba de temblar dentro de aquella armadura, no dejaba de tener miedo por lo que podría suceder y a la vez se sentía aliviado porque aunque la hubiera conocido en aquellos momento le parecía lo suficiente confiable como para saber que no iba a hacerle nada, que no le iba a pasar nada, porque la chica no se veía como alguien que no deseaba morir a su lado, al contrario en sus orbes se podía ver reflejada la soledad, quería seguir viviendo pero con alguien a su lado, si pudiera ser el mismo no dudaría en decirle claramente que le acompañaría porque también se sentía solo, como no tenía hermanos o eso pensaba y sus padres según lo que había dicho la chica le habían abandonado por no nacer una raza canina, así que prefería quedarse en un lugar como aquel que era espacioso y podía hacer lo que quería a tener que rondar por las calles en busca de alguien para que le compre, cuando fue la sorpresa del joven al notar que no había muerto al llegar al final de aquel abismo parpadeando un par de veces antes de mostrar una sonrisa burlona en su rostro moviendo una de sus manos para golpear con suavidad la frente de la chica. -Morgana ¿eres capaz de comprar a un esclavo como yo? 

Hizo una mueca, pues normalmente las personas que veían su ficha se negaban a comprarlo y no era de extraños, ¿quien quería comprar a alguien que se comportaba de forma tan pésima? Simplemente nadie, era alguien que necesitaba disciplina, alguien que necesitaba una mano dura que lo atara a su persona, alguien  que lograra sacar su verdadero yo y dejar que se quedara en el exterior que no volviera a entrar en aquella armadura, que solo la usara frente a los demás, que delante de aquella persona fuera él ¿habría alguien que lograra cumplir su deseo? Era un poco ironico en realidad, después de todo era una estrella Jake era quien debía cumplir los deseos de los demás siempre que lo desearan desde el corazón, nadie debía de cumplir sus deseos y si se lo pedía a otra estrella simplemente le ignoraria, estaba encerrado, buscando algo que jamás encontraría por eso dejo de pensar en ello y comenzó a pensar en su pasado, algo que tampoco recordaba demasiado bien, simplemete para dejar de pensar en aquel sueño, pues su pasado poco a poco, sueño tras sueño lo lograría recordar por completo, es por eso que bajo aquellas lentes se podía apreciar en su rostro levemente pálido un color oscuro, adueñandose de la parte inferior de sus orbes, porque no dormía demasiado bien, su cabeza hizo un movimiento brusco intentando dejar de pensar cosas como esas, no era el momento y tampoco era el lugar para aquellas tonterías, simplemente tenía que seguir siendo como hasta ahora, un chico que se esconde tras una armadura más rota de lo que podría creer, un golpe bien dado y estaría totalmente acabado, en frente de aquella chica mostrando las lágrimas que nunca nadie había visto.

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Morgana "El oráculo" el Sáb Jul 18, 2015 6:41 pm
La caída se volvía apresurada, la brisa rebotaba contra nuestros rostros y debí hacer un gran esfuerzo para escuchar lo que aquel joven me decía, sin duda era difícil, el estrepitar de mis oídos, los pensamientos sin, sentido que venia a mi mente sabia perfectamente que o moriríamos pero me asteaba el hecho de que a el no le importara, ni valorara su vida volvería a nacer como una estrella si pero anda garantizaba que nos volveríamos  ver en eso estaba equivocado y aun cuando al caza me dejara morir quizá yo no renacería su teoría carecía de lógica por lo que aquella prueba también, fruncí el ceño, y gire los ojos en una acto de molestia , aunque sin soltarlo pero bueno la relaciones humanas estaba llenas de miles de motivos y emociones, hacia mucho no me hacían molestar aunque me estaba dando cuanta de lo impertinente que era “quizá pero eso el y no otro cruzo el lumbral de mi puerta por lo impertinente que es” si me arriesgaba a dejarlo ir entonces cuando más tardaría en al infinita soledad de las salas de aquella casa, Años silos, tal vez mas negué por que era no era una solución mucho menos una razón debía conseguir el modo de hacer que  se quedara aunque tampoco me ponía objeciones en el asunto lo que realmente tenia que hacer era, hacer mostrar lo que de verdad era -una careta fingida buen truco niño pero ahí mejores modos de no recibir daño y de ese modo solo te mientes a ti mismo ¿Qué ganas con ocultar lo que piezas delante de los demás para que no te dañen cuando el único que infringe daños inseparables en si mismo eres tu por que te mientes?- le pregunte prefería dejar mis preguntas a la interpretación a decir las cosas sin oportunidad alguna de que tomaran el consejo “hacer refeccionar a las personas solía ser mejor arma que decirles que debían hacer”

Quizá sea inteligente o muy confiado, probablemente lo segundo debía dedicar que no le haría daño mucho menos si quería dejar de estar sola pues todo mi dialogo anterior no tendría sentido entonces” con una suspiro lleve mi mano hasta sus ojos escuchando su pregunta y cerré los míos, como esperaba caímos estrepitosamente peor no lo suficiente como para causar daños mayores simplemente algún moretón, en nuestras piel sobre una alfombra roja, que daba algún pasillo lejano salir de ahí era una martirio había que caminar largas horas, mientras los cuadros de aquella habitación te miraba con fijeza e incluso te hacían preguntas. Pero eso vendría después, pues mi cuerpo callo sobre el de el, mis manos ya hacían descompuestas a darme la oportunidad de levantarme con una a cada lado de su rostro mi rodilla ya ahí entre sus piernas, y mi rostro tratando de mantener el equilibrio por al repentina claridad muy cerca del suyo tan cerca que casi podía sentir al respiración, de el, cosquillear mis mejillas seguramente el sentirá la mía.

Parpadee un poco e incluso ladee el rostro, estaba muy cerca de alguien mas algo que jamás me había pasado, nunca había tenido tal contacto fuera de mis sueños o visiones por lo que no me quite de su lado simplemente opte por rosar mi nariz en el contorno de su rostro, delinear la suavidad de este con la punta de mi nariz que debía estar fría por la briza de la caída cerré los ojos y por primera vez me sentí a gusto sintiendo el calor emanar de el, suspire encantada me detuve, tras rosar uno de su párpado aquella zona era suave por lo que me moví en súrculos ahí , disfrute su olor me deleite, en sus gestos hasta que decidí  responder su pregunta –Comprar un esclavo… comprar un amigo… comprar un amor… comprar el camino para mi salvación– recite con una pequeña sonrisa curiosa en mi aquella expresión poco salía pero era una sonrisa verdadera y tierna llena de dulzura por el momento –te compraría sin dudarlo, la pregunta es estas dispuesto a permanecer una eternidad encerrado conmigo en las paredes de esta vieja mansión?-, lamí sus lagrimas con cuidado, y le mire a los ojos tras el cristal –deseo dejar de estar en soledad– ese fue mi deseo, me incline hasta su oído, dejando que mi cuerpo se posara sobre el de el y lamí ligeramente el contorno de su reja –ahora dime cual es tu deseo vehemente en , se que no es solo conocer tu pasado y siento … no estoy casi segura que lo que buscas es algo diferente– susurre con una sonrisa inquiétate, dejando reposas mi entre pierna en sus muslo de modo, que mis piernas bordeara una de el, y mi intimidad descansara en sus músculos -¿Cuál es estrellita?-


"Viciones" -Dialogo- "piensa"- Actua y Narra- NPC

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Jake Tyler el Lun Ago 31, 2015 6:37 pm
Aquel muchacho de orbes ámbar como aquellos rubios cabellos sintió el golpe, un punzante dolor en su espalda, como lo había pensado, desde un principio la chica no iba a matarlo ¿Acaso era una de esas chicas tan raras que intentaban atarte con miedo? Se preguntaba dejando los orbes cerrados, su cuerpo se quedo totalmente quieto, como si no pudiera controlar este, como si por más que quisiera levantarse su cuerpo hubiera justo en ese momento de obedecerlo, solo se podía quedar en aquel suelo, notando la alfombra bajo su cuerpo, abrió los labios dejando escapar un pequeño suspiro por lo mal que lo había pasado en aquel instante, mientras caían los dos juntos, si, sabía que su rostro mostraba una indiferencia por la vida, por su propia vida que incluso daba miedo pero, él no era así en realidad,la estrella podía sentir la brisa que llegaba desde la nariz de aquella oráculo, estaba un poco nervioso, tal toque de cuerpo, era la primera vez que una chica estaba de aquella forma con él, sentía los grandes senos de aquella muchacha tocar su pecho, apresándose contra este, si no estuviera su espalda tocando el suelo le daría la sensación de que saldría empujado hacía atrás por aquel pecho, tenía que admitir que podía sentir por completo estos, podía sentir los pequeños botones contra su pectoral, como si quisiera calentarle aun más de lo que ya calentaba al ser estrella, el sentir aquella pierna de la joven en su entrepierna solo fue peor, pues, podía sentir como esta reaccionaba, aquel sexo que no podía controlar y menos en aquella situación es decir, cualquier chico se volvería loco por aquello ¿verdad? No sería el único que al tener a una hermosa chica sobre su cuerpo, presionando su entrepierna se excitaría y si era el único entonces se avergonzaría de si mismo, intento dejar de pensar en aquella situación pero cada movimiento que hacía la joven le era aun más placentero y cariñoso ¿porque estaba haciendo aquello? El pasar de su nariz, solo lo despertó de aquello que le parecía un sueño la dulce voz de la chica, no podía ser así, tenía que concentrarse, tenía que volver a rearmar su armadura, exacto aquella con la que todos le veían, ignoro por completo la primera pregunta que le había hecho la joven, aquella que había salido cuando estaban cayendo.

En realidad se daba cuenta de lo mucho que podía perder, del daño que le hacía aquella armadura, era como si dentro de esta estuviera muchos cuchillos, pero necesitaba protegerse de alguna forma, no podía simplemente mostrar cual era su verdadero yo, nadie debía de saber eso de él porque sabía lo que pasaría en ese momento, cuando mostrara su personalidad, ya es bastante duro ser un esclavo estrella, todos te odian, no querían que tuvieran una buena oportunidad para dañarle más de lo que ya le estaban dañando, aunque solo fuera en su interior, pues en el exterior, en aquella armadura nadie podría con él en cierta forma, aquella armadura solo le servía para sentirse seguro pues las palabras, los gestos e incluso el tacto le dolía con esta, así en cierta forma aquello que usaba como escudo solo servía para una cosa, una que nadie podría imaginarse, darle una falsa seguridad. Ya había pensado en la posibilidad de no poder salir de aquella mansión, además aunque parecía bastante vieja, podría hacer un par de cosas para que quedara en mejor estado ,tal vez pintarla arreglar el suelo, limpiar el polvo, era un esclavo lo entrenaban para eso, así que no le importaba estar encerrado en vez de en el internado en una mansión como aquello, pues en la mansión tenía a la chica, en la mansión tenía a aquella chica, tenía la seguridad de poder dormir, de comportarse como el quisiera mientras hiciera lo que la chica, lo que el oráculo quisiera de él, entonces la respuesta a aquella pregunta era clara -Estoy...- se corto a si mismo al escuchar las demás palabras de aquella joven abriendo los orbes de golpe por aquel deseo contra su oído ¿Como si ahora pudiera decirle que no? Una estrella estaba obligada a cumplir los deseos que se le pedían, el problema es que justo en aquel instante el joven de cabellos dorados estaba brillando lo que significaba que el deseo tenía muchas más posibilidades de ser cumplido, tenía que seguir sus instintos, tenía que hacer lo que desde pequeño había tenido incrustado en su mente, aparto la mirada para quedar de nuevo los rostros uno en frente del otro mostrando lo enojado que estaba por aquel estúpido deseo, ya no podría negarse, estaba atado a aquella chica, sentía como un hilo se había creado en su cuello ,en sus muñecas , en sus piernas, en su torso, en cada extremidad de su cuerpo, estos hilos eran tan fuertes que le dolían un poco y lo ataban, juraría que incluso podía ver como aquellos hilos eran recogidos por la mano de aquella joven, estaba claro, ahora era solo un esclavo, sus labios se abrieron para escapar otro suspiro- Lo dices como si tuviera otra posible opción, sabes bien que las estrellas no podemos negar un deseo -resignación, si estaba resignado. 

En realidad no solo estaba resignado, había aceptado lo que era ahora pero aun cuando lo había aceptado no dejaba de comportarse como un verdadero idiota, como alguien que no piensa, como un rebelde, alguien que no aceptaba que era un esclavo, que se creía un amo- Ya te lo he dicho! -se quejo gritando un poco levantando su cuerpo para quedar encima de aquella chica haciendo aun más presión en aquella intimidad de la joven con su muslo dejando que sus lentes cayeran un poco dando la sensación que estaba mirando desde arriba a aquella muchacha, una de sus manos se encargo de que aquella chica no pudiera moverse, agarrando las muñecas de aquella chica con una de sus manos mientras la otra agarraba uno de aquellos grandes senos que habían estado contra su pecho, sintiendo mejor la calidez de estos, la suavidad, lo duro que estaban aquellos botones, como si estuvieran alegres porque los agarrara con tal fuerza- Deja de intentar jugar conmigo, en este momento soy un esclavo, alguien que no tiene amo, lo que significa que puedo hacer lo que quiera hacer, que te quede claro mi deseo es saber mi pasado, solo encárgate de que pueda recordar todo de este y ya - le dijo antes de levantarse soltando aquel cuerpo colocando sus lentes mirando el camino dejando escapar un suspiro de incordió, parecía bastante largo y tendría que estar todo el rato con aquella chica, no lo peor es que en el momento que lo comprara ¿que era lo que haría con él? No pensaba ponerse ningún traje, tampoco uno de aquellos anillos, collares o pendientes que identificaba que era un esclavo y mucho menos pensaba servir a aquella chica, solo le haría compañía pues con eso su deseo se estaría cumpliendo de la misma forma que sería un esclavo- esta es tu casa ¿verdad? ¿No hay otra forma para llegar más rápido a la puerta? si tardo más en irme los del internado me darán una paliza que no olvidaré-

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Morgana "El oráculo" el Miér Sep 02, 2015 12:48 am
Todo pasaba evidentemente rápido mientras caíamos mientras hablábamos de un pasado no tan lejano tan presente que al menos yo aun lo recordaba “¿pero que era realmente lo que yo no recordaba si después de todo era eso no un oráculo que todo lo veía y lo sabia había predicho que esto pasaría pero no el sabía que día ni en que momento y el di y el momento llevaron su tiempo demasiado debía admitir” tanto que misma estrella lo hacia olvidado completamente. Mientras seguía sobre aquel cuerpo seduciéndolo con cuidado probando lo que ante había leído y visto, aquellos actos lascivos y pecaminosos que eran juzgados en los libros y castigados con látigo y muerte, quería probarlos y la oportunidad de aquel joven se fuera y no le volviera a ver eran muchas entonces creí que debía probar al menos en ese momento el estar cerca de el, mientras mis pezones seguían recostado de su dorso, y mi piernas subía por entre la suya incluso ese momento, en que mis labios recorrían el contorno de su oreja y mi boca se regocijaba de decirle esas palabras “Todo se sentía aun mejor de lo que decían en los libros y de a donde mi imaginación llegaba a deducir aquel sentimiento placentero.

Era un calor que subía se concentraba en mi vientre y bajaba como un pequeño riachuelo, encantado, hasta mi entre pierna me despiste pro supuesto con sus palabras con sus suspiro con aquello que se sentía duro recostado de mi muslo, de tal modo que entonces el fue quien me volcó y se poso sobre mi se aseguro de sostener mis manso y de incluso, presionar mis muñecas entre el piso, podía quitarme peor me gusto al sensaciones estaba mas ensimismada en su comportamiento que en lo que hacia con mi cupiera, dirigí mi mirada sonrojada y con mi boca ligeramente abierta para soltar un gemido debido al como su mano presiona la carne de mis senos, luego seguí el camino de su mano su brazo y concrete mi mirada con los de el –uhmm– cerré los ojos suspirando –es co..mo dicen en… no es aun me..jor que co...mo lo describen los libros– comente con una sonrisa que en ese momento podía parecer pervertida.

-Enton..ces no te nie..ges un deseo a ti mismos– susurre con diversión aquella circunstancias me gustaba y estaba dispuesta a ir por mas, el se adelanta, mis pezón se alboroza erectandose en su palma yo sierro los ojos y parto la mirada con la misma sonrisa –Jake.. En..tonces has lo que quieras de una vez.. Por que cuando sea tu ama harás solo lo que yo qui..era– musite mientras el se alejaba buena decisión por que me estaba calentando rápidamente, tantos años tocando aquella parte de mi yo sola tanto tiempo encerrada y aquel día al fin sentía un poco de calor ajeno el aprecia querer irse pronto yo simplemente no podía concebirlo…. quería que se quedara ahí conmigo costara lo que me costara.

Me levante sobre mis palmas y levante una de mis piernas haciendo que la falda callera a un lado describiéndola por completo con mi pie, hice un movimiento suave y la puerta de la habitación se cerro –yo pue..do abría una puerta y tu puedes salir pero ahora no quiero había ninguna– mencione mientras subía mi pierna completamente en un línea recta un movimiento árabe de danza muy viejo dejando mi entre pierna a la vita la baje haciendo un circulo y subí la otra para luego sentarme recogiéndolas -¿Por qué mejor no convences… convénceme de abrir una puerta arpa que te marches solo no llegara a ninguna parte esta casa es un laberinto cambiante te perderás, so..lo se un buen chico y toma lo que se que quieres… y lo que sabes que yo tanto he esperado… necesito tu calor estrellita ven conmigo ¿acaso no te resulto atractiva?- le pregunte bajando un poco mi escote para luego gatear asta el, suspirar arrodillarme y frotar mi mejilla contra su aun dura erección –quiero que al recuestes nuevamente de aquí– mencione tocando mi entre pierna –esta muy cálida, y tu también si me satisfaces te dejare ir de lo contrario te quedaras conmigo días, y cuando te suelte te darán un feo castigo aunque quizá te guste quien sabe– musite mientras frotaba con fuerza mi mejilla de su pantalones sonde su pronunciado miembro se hacia notar –puedes pensar lo que guste de mi pero no siempre entra un hombre y hace lo que tu, no tan atractivo no que me ponga así de caliente una contracción en mi vagina tan excitada estaba tan excitada me dejo mientras se frotaba contra mi ¿a quien le importa quería que siguiera tocándome.


"Viciones" -Dialogo- "piensa"- Actua y Narra- NPC

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Jake Tyler el Miér Sep 02, 2015 5:13 pm
Observo los movimientos de aquella muchacha tragando un poco de saliva por los movimientos, intentando retroceder, sin embargo aquel cuerpo le estaba hipnotizando, le volvían loco, no podía pensar con claridad, sus labios se juntaron observando la puerta varias veces, no quería que la paliza fuera mayor, entonces solo había una posibilidad, tendría que hacer lo que el oráculo esperaba, se sentía su esclavo y ni lo había comprado aun, tener que obedecer para salvarse de un castigo intento pensar un poco dejando los labios levemente abiertos pasando uno de sus manos por estos mordiendo el dedo un poco, tenía que pensar bien, aunque las opciones estaban claras, si no quería una paliza tenía que cumplir y si ella quería tendría que esperar a que a la chica le apeteciera soltarle, su cabeza se movió de arriba abajo indicando con aquel simple movimiento que haría lo que quería, rodando un segundo los ojos antes de mover un poco sus manos acercando estás a los senos de aquella chica - odio que me den ordenes, esto es chantaje -se quejo antes de pasar una de sus manos por las caderas de la joven morena acercando a esta más a su cuerpo para sentir de nuevo aquella presión, no quería tener que ser duro con la chica en realidad, su verdadero yo la trataría como una verdadera princesa, como si fuera todo su mundo y seguir sus ordenes fuera para lo único que servía, se comportaría como un verdadero esclavo, cariñoso y educado a la par que elegante, pero ahora no era el mismo ¿cierto? entonces tenía que hacer todo lo contrario, una de sus manos se encargo de coger la falda que se había quitado para atar aquellas muñecas acercando un segundo su rostro al de aquella muchacha dejando que al hablar ambos labios rozaran -Bien.... pero no pienso seguir tus ordenes ¿Quieres que te de calor? Entonces será a mi manera -susurro para hacer que el cuerpo de la muchacha quedara en el suelo. 

En cuestión de segundos, sin poder esperar más por todo lo que había hecho aquella muchacha sus labios se dirigieron a los pezones de aquella joven, aquellos botones que antes se estaban frotando contra el, comenzó a lamer estos con cuidado comenzando a mover en círculos estos aprisionado aquellos botones con sus dientes alejando poco a poco su rostro sin soltar aquel botón dejando que la muchacha de orbes azules pudiera ver como se alejaba, era como si la estrella pretendiera llevarse con él aquel pecho estimulando el otro con su mano metiendo su muslo entre aquellas piernas comenzando a mover esta para que se frotara contra aquella intimidad de la joven, podía sentir el calor que salía de esta, podía sentir como su sexo se endurecía más por lo que estaba haciendo, soltó aquel pezón de la joven al pensar en todo aquello, mientras que la espalda de la chica estaba contra el frío suelo, tenía suerte aquella joven, pues él también necesitaba algo de frío, necesitaba enfriarse de cualquier manera, pues si continuaba de aquella forma no podría pensar, se quedaría en blanco, ya le estaba constando bastante seguir con la mentalidad clara por el cuerpo de aquella chica, caderas perfectas, senos que a cualquiera tentaría y aquella intimidad, sinceramente sentía como se estaba perdiendo, su luz comenzó a notarse más dejando que aquella habitación en la que se encontraban se iluminara más con su ayuda dejando que bajo sus lentes apareciera un leve color carmín, jadeo un poco "Tienes que hacer esto Jake, solo es una chica" se dijo a si mismo bajando su cabeza colocando un poco sus lentes antes de continuar con las caricias que le estaba regalando a aquella chica, su cabeza hubo un momento en el que no paro más, cuando estaba delante de la intimidad de aquella chica, respiro un poco de forma profunda sacando un suspiro de alivio dejando que sintiera aquella brisa en aquel sexo, sus manos sin respeto agarrando las piernas de aquella joven, aquellas blancas por el muslo.



Su boca se abrió para dejar ver aquellos dientes de nuevo haciendo una marca de sus encías en aquel muslo besando un poco antes de pasar su lengua por la intimidad de la chica, haciendo fuerza en aquellas piernas para que no se pudiera separar de él, metiendo la cabeza entre aquellas piernas comenzando a lamer con más profundidad aquella intimidad, metiendo de vez en cuando la lengua en aquel sexo, sin embargo sus orbes sin embargo no se mantenían en lo que su boca estaba haciendo estimulando de vez en cuando aquel pequeño botón que todas las chicas escondían, sus orbes, aquellos amarillos se encontraba observando las expresiones que haría aquella joven de cabellos claros, abriéndole las piernas de forma de que si intentaba ver lo que estaba haciendo pudiera hacerlo sin nada que le impidiera o interrumpiera aquella vista, hizo unos leves sonidos de que le gustaba intentar darle placer al oráculo de aquella forma, lo mejor de todo aquello es que sabía que la joven podía sentir su respiración, cada vez que respiraba, sintió como si un relámpago le hubiera caído en aquel instante haciendo más presión en aquella intimidad intentando que se sintiera mejor y tuviera aun más calor ella soltando uno de aquellos muslos, pasando dos de sus dedos por aquel sexo de la joven de hermoso cuerpo, haciendo presión en aquella entrada para que uno de sus dedos entrara moviéndose de forma que entraba y salía con rapidez, sin cuidado, como si no le importara en lo absoluto lo que pudiera sentir aquella chica, aunque claro era mentira, intentaba por todos los medios que se sintiera bien de alguna forma, solo aparto sus labios de aquella intimidad sin parar de estimular esta con sus dedos cuando tenía que decirle algo a aquella joven oráculo clavando sus orbes amarillos en esta -¿Vas... a abrir la puerta? -formulo aquella pregunta con algo de dificultar por mantener lo más cerca posibilidad sus labios del sexo de aquella chica de buenas dimensiones en cuanto a físico se refería, intentando que aun sintiera el roce de sus labios cada vez que hablaba -si quieres que un hombre te haga esto entonces compra a un esclavo, yo debo de irme lo antes posible -  

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Morgana "El oráculo" el Jue Sep 03, 2015 12:11 am
Seguía rosándome en a parte aunque no estaba segura de que tan caliente estaba el de si se sentí como yo en esos momentos, pues su rostro mas bien resultaba pensativo lejos de mostrarse excitado o interesado en mis acciones “debe estar preocupado pro su castigo” pensé apretando los labios con fuerza y alejándome un poco dejando que tomara su decisión… “¿cuantas posibilidades de que un joven como ese llegara nuevamente a aquel hogar podrían existir eran realmente pocas por eso no deseaba desaprovechar aquella oportunidad. Pero también era cierto que no deseaba que lo castigaran suspire pro que eso no pasaría sabia que aquel día me sentirá bien bajo las manos de aquel hombre y estaba decida a que lo cumpliera. Sin embargo aquella actitud vacía el que rodara los ojos he incluso que me dijera eso me hiso dar cuanta de que no quería hacer aquello conmigo y que sentido tenia entonces si el no lo deseaba tanto como yo parte la mirada un momento –Si no quieres hacerlo no lo hagas no quiero tener una cato lascivo y vació contigo musite. Aunque el no pensaba parar o al menos no en ese momento, siguió con lo que el pedí aunque yo misma no me sentía satisfecha con el toque de sus manos si bien era avíela y los apretaba con firmeza haciendo que sus manos se perdiera en mis carnes y pro supuesto mi cuerpo reaccionaba a favor de sus estímulos , dejado que mis pezones firmes se colaran en su palma y me hicieran gemir y sonrojarme de un momento a otro. Me quede callara mientras me despojaba d mi falda y ataba mis muñecas –ya te..lo di..je has..lo si de..verdad lo deseas– insiste un poco agitada la verdad no tenia valor para detenerlo en su tarea deseaba con fervor que continuara aunque no entendía que sentido tenia solo quería satisfacer el deseo de mi cuerpo, peor mi corazón ene se momento se sentía como si lo traicionase “¿rogar por esto¿”

“¿Acaso crees de verdad que esta bien?” no al realidad era que no estaba bien, pero no quería detenerlo ya el me daría la oportunidad de resistirme o de si bien marcharse sin hacer mas que aquello manosear un poco mi entre pierna si esa misma que ahora se veía presionada contra la suave carne del muslo ajeno que con el retorcijones de mis pezones comenzaba a humedecerse con rapidez perdí la noción del tiempo y la vista su luz brillaba tanto que no podía hacer otra cosa que cerrar los ojos, no me di cuanta cuando desplazo mi braga y entonces se deslizo por los confines de mi cuerpo y delineo con su lengua el contorno de  senos esa aureola roza sin tocar el pezón siendo empujada con al punta de su lengua –ahmmm, por..favor no cre..o que así este bien.– musite añuque la verdad cada una de sus lamidas derretía mi cuerpo el suelo aunque rió comenzó a calentarse rápidamente deja bajo de mi no era de extrañar cuando mi temperatura se elevaba a cada rastro de saliva que desplegaba en la extensión de mis senos.

Mi sexo comenzaba a solar su propio aliento cálido con juegos para cuando se alejo con mis pezón en sus dientes me sentía delilar sentaiqeu tendría un orgasmo tan pronto que no podía creérmelo seria por que por primera vez alguien mas me tocaba “debía ser eso sin duda” sus dientes rosaban con ligereza y tiraban de mi pezón con cierta fuerza jalando la carne de mi pecho aquello se veía tan bien era una visión majestuosa de mi cuerpo siendo flagelado –si profa..na mi cuerpo– le pedí en un momento de excitación y entonces abrió mis piernas sin mas dejando aquella intimidad una que jamás nadie había visto mas que yo nadie había tocado más que mis dedos, que se habían aventurados en sus adentros sobre aquellas sabanas de mi cuerpo sobre las escaleras alfombras u sillones cuando estaban sola que imaginarme siendo tocada pro otro era mi única distracción, por primera vez alguien la vería ye so me hisos sonreír de manera pervertida –Mira..me mira..me– le pedía entusiasmada riendo casi a carcajada cuando su aliento toco aquellos labios rozagantes y hermoso de mi intimidad era verdaderamente tarde, estaba ensimismada quiera mas me vendría de seguía así mi chorreante intimidad lograba casi el suplicaba sus atenciones.

Sus suspiros solo me hacían pesar que se deleitaba con mi aroma, relamí mis labios deseosa, mientras yo misma abría mis peinas para mirarle “era tan pervertida tan desesperada estaba pro ser follada pro un hombre aun si era un desconocido.. Que bajo he caído” pero nadie puede juzgarme no he estado sola bajo el único consuelo de mi propia imaginación hacer tan bajo pro carias es normal, porque aun siendo una monstruo de aquella mansión yo sentía como las personas normales me pervertía de tal modo que cuando empezó a lamer esa cavidad me di cuanta de lo mucho que le deseaba, lo quería para mi –ahmm la..meme si.. Ni en mis me..jores ideas— decía a viva voz con los ojos cerrados, revolcándome en el suelo pro tan placentero sentir que aquel joven me daba., su lengua apretando mi botón sus dedos entrando –es...trellita.. Estre..lita uhmmm– si me vendría estaba segura de que me vendría pronto mas con la fricción de sus labios de sus dedos de su propia lengua limpiando los jugos blancos que mi interior diseminaba –si si..gues me ven..dre por favor no deseo en..ciarte– musite para que alejara su rostro mientras cada vez mis contracciones eran más a menudo y mi ya estrecha vagina jamás penetrada por un hombre pero muy masturbada pro mi pervertida mente, apretaba sus dedos engulléndolos de modo, que sentía como me elevaba abrí los ojos y aquella luz me cegó un momento, -AHMMMM ME VEN..GO– le dije antes de que aquellos fluidos emanando e mi desesperados como rio buscando un cause caí de inmediato nuevamente tras arquearme durante el orgasmo un tanto sudada cerré mis piernas y las recogí escuchando lo que decía o más bien repasando sus palabras pro que en ese momento no lo escuchaba –Gracias– le dije jadeando aun con al respiración y el corazón agitados ene se momento.

Entre cerré mis ojos mirándolo hecha un ovillo en el suelo cubriendo mis pechos mientras hacia que la venda se soltara con el solo movimiento de mis ojos, con una brazo me cubrí los pechos mientras alargaba mi mano y abría su tan ansiada puerta –Lo hiciste bien, puedes irte ya.. Solo ahí un detalle mi querida estrella, no puedo salir de la mansión… si quieres que te compre deberás venir la próxima vez y buscarme en mi cuerpo de muñeca iré contigo y te comprare peor debes buscarme no conozco las calles, y recuerda no quiero un hombre esclavo cualquiera te quiero a ti que te quede claro- suspire agitada resoplando alguno mechones mientras mi cuerpo seguía sufriendo espasmos pro tal placer delicioso que acaba de sentir.

-Lamento si fue tan desagradable que no lo disfrutaste.. me encantaría que disfrutaras conmigo al próxima de vez de ser posible– no tenia por que rogarle peor tampoco tenia que pedírselo solo tenia que ordenárselo y si debía ordenarle que se excitara conmigo lo haría si debía pedírselo como un deseo lo haría por un momento pensé que quizá yo no lo parecía atractiva .. Suspire melancólica levantándome –Por favor cierra al salir ha sido todo un placer literalmente conocerte– musite haciendo un coarta reverencia con mi cabeza.


"Viciones" -Dialogo- "piensa"- Actua y Narra- NPC

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Jake Tyler el Jue Sep 03, 2015 6:01 pm
La estrella se quedo atónita al ver como se corría, solo por sus dedos, por su lengua ¿tanto placer le había dado? Estaba contento pero no podía mostrarlo con aquella armadura, debía seguir pareciendo un chico duro, se limpio un poco, pues incluso aunque fue capas de apartarse un poco de aquella entrepierna antes de que aquella chica se corriera le alcanzo una pequeña porción de aquel líquido, tocando este con sus dedos para llevarse este a los labios lamiendo de forma algo perversa estos, arqueando un poco la espalda, estaba realmente deseando todo aquello, aunque no lo pudiera demostrar, la chica le gustaba, de verdad que le gustaba, su corazón latía, era guapa, demasiado para poder mirarla todo el rato sin embargo lo que más le ha gustado de aquella chica era su personalidad, su inteligencia, no la quería dejar sola ¿pero como le diría esto de forma que no se tuviera que quitar la armadura? ¿De verdad la oráculo pensaba que no lo había disfrutado? Porque si era así se estaba equivocado, le encantaba, lo había disfrutado demasiado, pues si no lo hubiera disfrutado, entonces ¿como es que su miembro aun estaba así de erecto solo por un par de gemidos y movimientos sensuales? Respondería a aquella pregunta pues la respuesta era bastante sencilla, estaba así por culpa de lo mucho que sentía por aquella chica ¿Estaría mal querer que lo comprara? ¿Estaría mal pensar que debía ser solo suyo? Nunca le había gustado ser un esclavo pero por aquella chica que se encontraba en el suelo. 

La estrella pudo escuchar como la puerta de aquel lugar se abría podía irse, eso era cierto pero su cuerpo no se movía, sentía que si lo hacía en aquel momento, en aquel instante algo malo iba a pasar, un mal presentimiento, su lengua hizo un leve chasqueo acercándose a la chica en cuatro, ya había dejado de pensar por completo en la paliza que se llevaría en el momento que llegara a su celda, pues después de todo le iban a castigar, dependiendo del tiempo que estuviera fuera sería más o menos fuerte, así que ya que más daba, sus labios se apretaron un segundo antes de acorralar de nuevo a la chica bajo su cuerpo pasando una de sus manos por aquellos dos labios imaginando como su la estuviera besando, dejando que viera aquella mirada de enamorado tras sus lentes, estás comenzaban a nublarse por el vapor, esta respirando demasiado rápido, por culpa de aquella chica tenerla tan cerca le volvería loco, era como si su cabeza se moviera, sus pensamientos se hubieran nublado, como si la armadura se hubiera caído por el peso que le había puesto aquella chica dejando ver su verdadera personalidad, acercando poco a poco sus labios a los de aquello joven de orbes que te podrían hipnotizar, tan hermosos como su cuerpo, aquello le encantaba, sus orbes, aquellos claros, le volvían loco, cerro los orbes quitándose aquellas lentes para que no pudieran molestarle, lo que iba a hacer en aquel momento no quería que fuera interrumpido por aquel objeto, le quería demostrar lo que sentía pero no de forma que se diera cuenta de que lo que llevaba siempre era solo una armadura la cual no podía quitarse por miedo a lo que podría pasar, por miedo a lo que le hicieran si mostraba su verdadero yo, sabía que se estaba engañando a él mismo pero tampoco le importaba, sus labios comenzaron  a rosar los rosados de aquella joven, haciendo que poco a poco sus labios presionaran más aquellos en un beso suave y dulce. 


Su lengua poco a poco se habría paso entre aquellos labios y dientes para repasar la boca de aquella joven intentando responder con aquel beso, quería que comprendiera que estaba equivocada, lo que él sentía no lo podía decir, pues no estaba preparado para quitarse aquella dañada armadura y no solo estaba dispuesto a darle su primer beso sino también estaba dispuesto a quedarse toda la noche en aquella mansión mañana iría con la muñeca de la chica para que lo comprara, sabía que la paliza iba a ser una que nunca olvidaría pero valía la pena si así conseguía que la muchacha no dudara de su belleza, que no dudara, podía desear todo lo que quisiera pues ya lo estaba seguro, podía desear que se enamorara de ella, porque ya lo estaba, podía desear que lo encontrara atractiva porque ya lo hacía, podía desear incluso que le obedeciera, porque ya estaba dispuesto a asumir ser un esclavo solo y por aquella joven, solo obedecería a aquella chico, pues solo ella sería capas de hacer que su armadura fuera desapareciendo poco a poco, tal vez llegaría el momento en el que aquel joven pudiera ir sin su armadura si seguía al lado de aquella muchacha, por eso le quería demostrar que no era verdad todo lo que creía, él sentía algo que nunca antes había sentido, no solo sentía que le calentaba tenerla cerca sino que también le gustaba su compañía, aunque pasaría bastante tiempo antes de que se lo pudiera decir, pasaría bastante antes de que comprendiera estos sentimientos, sus labios se apretaron al separarse de los de aquel oráculo lamiendo estos para por lo menos tener aun aquel sabor, tener aun más de aquella chica, quería que aquel sabor no se le fuera como si nada, quería que aun pudiera saborear este durante toda la noche si hacía falta- No es de mi agrado que digan lo que siento o dejo de sentir- agarro las caderas de aquella joven de cabellos claros para hacer que se acercara a su cuerpo, ayudando a que se levantara. 


Sus orbes aun cuando tenían la necesidad de usar aquellas lentes pues sin estas no veía nada, revisaron la habitación saliendo de esta por la puerta esperando llegar a otra habitación llevando a aquella chica como si de una princesa se tratase, dejando que se agarrara de él como más le gustara, como más cómoda se pudiera sentir pues él no dejaba de tocar sus nalgas, aquellas que estaban perfectamente subidas, eran suaves, daban ganas de morder estas, aunque eran morenas parecían bastante sensibles, quería probar, en su mente muchas posibilidades de jugar, de saber como sería el cuerpo de aquella joven parecieron, ya sabía que le gustaba que le agarrara aquellos senos como si quisiera quedarse con estos, como si fueran solo suyos, le gustaba que frotara aquel botón que escondía entre sus piernas pero igualmente se preguntaba si le gustaría que le mordiera la oreja o que le hiciera marcas en el cuello, tal vez le gustaría que le acariciara en los hombros o en las piernas, pero quería descubrir todos los secretos que tenía aquel cuerpo -en primer lugar no hemos acabado, no es justo que solo tu te corras y en segundo lugar eres demasiado guapa- susurro en su oído antes de agarrar este con sus dientes acariciando su lóbulo con su lengua, de forma cariñosa y dulce, por mucho que caminaba por los pasillos no lograba encontrar ninguna habitación donde estuviera la cama de aquella chica, hubiese deseado que mejor fuera en una cama pero al parecer tendría que ser en la pared o en el suelo, trago un poco de saliva dejando el cuerpo de aquella muchacha reposar en una de aquellas paredes abriendo de nuevo aquellas piernas llevando una de sus manos a la intimidad de la chica volviendo a pasar dos de sus dedos por esta, abriendo con aquellos dedos sus labios queriendo observar el interior de aquella intimidad, parecía bastante apretada y eso hacía que se preguntara si aquella chica era virgen, le gustaría ser su primer hombre, se puso de nuevo en cuatro usando dos dedos de cada mano para separar más los labios de aquella chica.


-Morgana... si le dices a alguien que te he dicho esto lo negaré pero me gustas, no quiero que otra ama me compre, no quiero tener a otra persona que me de ordenes solo te quiero a ti- susurro aun en cuatro pasando de nuevo su lengua por aquella intimidad centrándose esta vez en el botón que escondía mordiendo este con suavidad, de vez en cuando jalaba de este para que se sintiera bien, intentando que moviera sus caderas, que le pudiera con el cuerpo que le hiciera suya, trago un poco de saliva, de verdad que estaba nervioso, no quería hacer daño a aquella chica, pero parecía que aun estaba mojada, estaría bien si le penetraba mientras su intimidad se mantuviera mojada, además antes parecía haber disfrutado, solo esperaba que no lo hubiera fingido para hacer que se sintiera bien - ¿Puedo quedarme esta noche? -formulo aquella pregunta comenzando a mover sus dedos subiendo sus manos hacía aquellos senos apretando estos entre sus manos, moviendo sus manos de forma que la estuviera ordeñando, chupando de vez en cuando aquellos rosados pezones como si esperara que de ellos saliera leche dulce, ¿Tendría uno de esos cuerpos? Había leído y escuchado que algunas mujeres tenían cuerpos extraños que no solo cuando se corrían lo hacían por aquel sexo, sino que también lo hacían por los senos, sin embargo no parecía que aquella muchacha fuera una de esas mujeres, aunque eso no hizo que su boca dejara tranquilo a aquel botón, moviendo la lengua con rapidez, cerrando los dientes de vez en cuando según le apetecía pues tenía el cuerpo de aquella chica bajo sus caricias, se quito los pantalones y con estos su ropa interior dejando ver aquel miembro erecto, palpitando sin parar, deseando entrar en la intimidad de aquella chica se relamió un poco un poco antes de acercar aquel miembro erecto al sexo de la chica haciendo fuerza para penetrarla de golpe. 


Si hubiera ido más despacio sabía que le hubiese dolido más, sin embargo no se movió, no hizo ni un solo movimiento, solo sentía como apretaba su miembro con aquellas paredes vaginales dejando que comenzaran a salir de sus labios jadeos por el sentir aquello mirando a la joven detenidamente, sin querer apartar la mirada -solo dime cuando quieres que me mueva, esperare hasta que te acostumbre -jadeo

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Morgana "El oráculo" el Vie Sep 04, 2015 5:59 pm
Al final el joven se quedo completamente inmóvil, delante de mi yo seguía con las piernas recogidas con cierto rastro de timidez a pesar de que me estaba mostrando seductora, el caso era que jamás había tenido tales contacto y lo cierto era que lo había disfrutado mucho mas de lo que esperaba a una si el seguía siendo un desconocido para mi y ya le había dejado una pésima impresión apártela mirada sonrojada pues los orbes tras sus cristales no dejaban de mirarme incluso aquellos cristales se habían llevado un poco de mis jugos como no estar avergonzada en ese instante esperaba que se fuera y que de verdad en otro momento mas idóneo para ambos volviera, que me captara y cumpliera esos deseos que le pedí de corazón. Por eso abrí la puerta tampoco deseaba que el castigaran ni mucho menos simplemente quería que fuera donde debía ya que me recalco que tenia prisa pro eso insistí en que ya podía irse por aquel día había hecho algo que me había llevado a lugares que ni siquiera aquella maravillosa mansión tenia así que solo me bastaba su presencia para sentir viva, y no solo un objeto vació de aquel lugar.

Decidí quedarme en aquella alfombra, estaba tranquila y en paz cerré los ojos por que no quería verlo irse entonces una luz aclaro la oscuridad de mis parpados cuando abrí los ojos se trataba de el con sus cabellos rubios nuevamente sobre mi a gatas, trague saliva por que no dejaba de posar aquella profunda mirada sobre mi cuerpo, no sobre mis propios ojos– entonces vislumbre aquello hermoso en ellos un brillo especial dese que el entro y lo mire no había brillo alguno en ellos ese era pequeño pero era por que me veía a mi sonreí ligeramente y mientras el escrutaba mis labios con suavidad en sus dedos yo diseminaba mi mano sobre su mejilla, no se si me sentía igual a el, peor sin duda me gustaba machismo aquel muchacho, claro que no había conocido a ningún otro mas haya de mis sueños pero aun así... Aunque entre visiones era como si toda ese tiempo fuera sido presa de esa mansión para revivir aquel momento, sin duda los finos labios rosados del contrario, era como si quisieran devorarme entre palabras pero el se contenía a decirlas , pero un gesto una mirada me bastaba para saber lo que el sentía incluso al tocarme casi podía estar segura de un futuro juntos pero no quería arruinar la sorpresa y esperaba que ninguna estúpida visión pareciera en ese preciso instante.

El se acerca y mis ojos de aquel color fucsia intenso, se cierra no por que con su respiración me advierte que me besara sigo recostada ligeramente de lado con mi rostro frente al de el, entonces al fin aquella suavidad alcanza los míos como dos almohadillas que se juntan se besan entre si, aprisionado los labios de el con los mostrando de estos suavemente no podía contener el deseo de mis manos de sostener el rostro contrario principalmente para no dejarlo alejarse tan pronto el toma el control de todo con rapidez y a veces simplemente debías dejarte llevar y darle el momento apropiado a cada instante celestial.

La suavidad los modales aquello iba quedándose de lado poco a poco sin duda las cosas se ponían cada vez mas apasionada y sin falta, su lengua delineado el contorno de mis intentando conseguir el cerrojo que lo dejara encontrar con su suculenta compañera  por lo que rápidamente le concedí el paso para a que ambas fueran al encontró seguí acariciando sus mejillas mientras nuestras respiraciones chocaban al igual que nuestros cuerpos, en un vaivén tranquilo pero lujurioso, precia que me indicaba cada palabra que no podía decirme era bastante sensitiva y comprendía que no era un hombre de palabras era un hombre de es gestos aquello lo hacia muchísimo mas interesante y me resultaba mucho más atractivo en infinidades de sentidos, con ese beso me demostraba lo tonta que fui al creer que no le gustaba lo que hacia y que solo lo hacia porque se lo impuse como condición para liberarle. –su lengua se pasea claramente por mis labios una ultima vez quitando los restos de saliva que al separación del beso dejo pero humectando mis resecos labios en aquel encierro durante años que anhelaban un beso. Le sonrió y escucho apartando la mirada me siento ligeramente avergonzada aunque realmente no debería sentirme  -Lo siento es que.. Tampoco me gusta que los demás hagan las cosas por obligación– le comente ayudando a palmar pues me levantaba con sus firmes manos, acercándome a su cuerpo.

Me abrace de su cuello, en lo que dejábamos aquella habitación atrás sus manos discurrían mis glúteos que hacían formas diferentes en sus manos, me escondí en su cuello mientras lo dejaba juguetear y gemía ligeramente el tacto era agradable -¿Te gustan?- le pregunte en susurro al oído mientras el caminaba conmigo, el me muerde ligeramente al oreja y yo suspiro por las coquillas  -umm la verdad es que tu eras el que insistía en irte te dije que te quedaras conmigo, ni siquiera pensé en la posibilidad de devolverte al mercado toma en cuanta que nadie viene a este lugar si te quedases aquí seguramente, te darían por perdido o algo así pero te comprare ahí bastante reliquias costosas en este lugar y materializar dinero según el país no me es problema– le comente mientras el seguía divagando con la mira “si buscaba algo ene especifico podía decirme y yo le abría una puerta” pensé aunque no quise comentarle nada mas.

Cuando al fin consigue un lugar apropiad se detiene recostándome contra la pared me quedo inmóvil pero con una sonrisa coqueta en el rostro esperando sus movimientos, los cuales no tardan de pronto siento sus manos libertina colearse entre mis piernas separándolas, dejando que aquellos jugos pegajoso y algo secos se adhieran a su mano mientras su dedos se posan frontalmente delante de mis labias menores y los abre, abro los ojos un poco –auhmm sabes que so..lo yo me he tocado ahí– murmure apretando los labios para no demostrar mis gemidos, el se agacha y la mira directamente me pongo nerviosa aunque ya la ha visto, levanto los brazos recostándolo completamente de la pared –pre..tendes calentarme mas-  sonreí un poco—claro que me solo me quieres a mi, y no te preocupes nada mas te entra– comente bajando una de mis manos acariciando su cabeza como si fuera un perro, y en aquella posición solo apretaba eso, pero además de todo era un chico que se me confesaba –decir que no me gustas seria estúpido sabes– le dije antes de gemir un poco por que el claro de mi intimidad se propagaba al exterior, por el paso de su lengua que limpiaba mis jugos, y el tacto de sus dientes que apretaban mi clítoris apenas aquello y me hace mover un poco, mientras intentaba serrar mis piernas que dejaban aquellos jugos descender por ellas –ahmm Ja..ke..– que decirle estaba absorta en lo que hacia mientras mi piel se erizaba de a poco con el paso de sus manos y contoneaba a mi cadera en su boca –de..seo mas- pedí con cautela mirando al techo sonrojada.

Casi no podía pensar sus labios ahora se postraba en mis pezones, que parecían inflamarse dentro de su boca, mientras rosaban la lengua que los empujaba del contrario, creando formas diversas con ellos –Debes quedarte cariño– le dije bajando la mirada pervertida que tenia en ese momento deseosa de que de una vez se apoderara de mi cuerpo., rápidamente mis cuernos comienzan  a aparecer y mis pechos, se sienten tan calientes –Ah,, si ha..ces eso me ha..ras que..– mi cubo donde yo miraba el futuro era leche y una leche que solía saber de mi en pocas ocasiones sinceramente ni yo misma comprendía los procesos de al naturaleza., antes de darme cuanta su cuerpo, sus dientes de arrastraban por mis pezones –ya pro..fa..vor estoy lista has..me tuya– musite con dificultad extremadamente excitada,  sostenía mis caderas su miembro amenazaba con entrar en mi cavidad estaba palpitando lo sentía en mis muslos, y luego, la nada abrí los ojos jadeando con fuerza soltando un gritito -Ahmmm entras..te– dije con dificultad mientras mis pezones comenzaban a soltar gotitas de leche, y mi intimidad de apretaba alrededor de el con fuerza se retorcía cada anillo y rincón estaba completamente adentro, escuche lo que me decía y parte mis ojos ..dolía pero no tanto, había perdido mi gime ya, aunque jamás había introducido nada dentro.

Aquella cavidad estaba serrada y la abrió de un solo tirón, mi cuerpo temblaba un poco pero decidí abrazarme a su cuerpo con fuerza –aho..ra eres mío– le dije pegando mis pezones erectos y goteando aquel liquido cálido en su pecho me acerque hasta su cuello y succione este para dejarle una marca alargue mi mano y abrí una puerta detrás de nosotros, la misma daba a mi habitación, de un saltito cogí impulso de modo que pudiera treparme sobre el, me abrace a su cuello y lo abrace con mis piernas sin sacarme aquello, apenas y había rastro de dolor o sangre salir de mi vagina ya que el separo mis paredes vaginales al entrar  gemí en su oidito, mientras me batía suavemente sobre su cálida erección misma que me estaba volviendo loca y el sometimiento ya apretones de mi intimidad lo dejaban claro, su largo pene conseguía rosar mi útero y en aquella posición aun mas –Tu decides cogerme parado, o recostarme en al cama de cualquier mo...do pu..edo con es..to no sa..bes cuan..to esperaba que un hom..bre encontrar aco..gedor aquel agu..jero de mis adentros, tu mismo ahora lo has profanado y ahora deseo que lo flageles– decía en sus oído mientras subía y bajaba en suaves movimientos esperando que el me sostuviera mientras me frotaba en su erección en ocasiones serraba los ojos por que árida un poco, pero de resto estaba bastante cómoda seguí encargándome de marcar su cuello mientras mis pezones acariciaban aquel pecho desnudo y lo humedecían –es..pero no te mo..leste ese de..talle desde siem..pre puedo dar ese liquido de mas mamas– comente avergonzada mientras al fricción de nuestras intimidades se mantenía suave y profunda pues mis movimiento no eran rápidos eran cuidados –Gra..cias pro con..ceder mis más íntimos deseos– acaricie su pecosa espalda mientras me delataba en su aroma.


"Viciones" -Dialogo- "piensa"- Actua y Narra- NPC

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Jake Tyler el Miér Sep 09, 2015 5:53 pm
Al sentir aquel agarre en su cuello y después de todo lo que había tenido que escuchar Jake tuvo muchas más ganas de moverse en aquel interior tan apretado, que le estaba empapando la ropa interior, dejo escapar un pequeño gemido al sentir aquel beso en su cuello inclinando su cabeza hacía un lado podía sentir como su armadura se iba quitando, dejando que aquella joven viera poco a poco esta, no sabía que hacer, no sabía si podría llegar sin moverse a aquella habitación, tampoco quería que la primera vez de aquella joven fuera en el suelo así que volvió a agarrar aquellas nalgas asegurándose de lo fuerte que apretaba estás que la joven no se iba a caer, sus labios chocaron con los de aquella chica para al sentir aquel líquido correr por su pecho no aguantar más su cuerpo se comenzó a mover con fuerza moviendo sus piernas un poco para entrar en aquella habitación dejándose caer en la cama haciendo que su miembro ante tal acto se profundizara más en aquella vagina, que se abriera por completo para él, era como si su cuerpo estuviera hecho para él, le encantaba aquella joven, mentiría si decía que no le gustaba pues era totalmente perfecta para él y aquel muchacho lo sabía, la estrella no podía dejar de brillar por lo bien que se sentía aquel interior apretando con fuerza los labios haciendo que su cuerpo se movieran con mucha más fuerza, como si estuviera taladrando aquel interior, jadeando sin parar, podía escuchar como la cama rebotaba por lo brusco que se movía, podía incluso sentir como su cuerpo se volvía loco, como no paraba de estimular aquel interior, dejando que su miembro se adaptara con perfección a las paredes de aquella vagina. 

Sabía que se seguía iba a llegar pronto al final pero es que ya no lo aguantaba más aquella joven era como estar en el cielo, como si nunca hubiera caído se sentía una verdadera estrella, su pecho subía y bajaba dejando que escuchara de vez en cuando sus gemidos reprimidos por aquel movimiento, abriendo los ojos para ver el rostro de aquella joven asegurándose de que se estaba sintiendo tan bien como el, su cuerpo se movía por mero instinto, se sentía un total salvaje, como si se hubiera convertido en un animal que no era un esclavo, que era libre y había encontrado aquel tesoro en el capo, como si hubiera encontrado algo con lo cual poder sofocar todos aquellos sentimientos tristes, pues cuando estaba con aquella chica todos aquellos sentimientos desaparecían por arte de magia, era como si la oráculo le diera una vida mejor, cambiara sus sentimientos por algo que hacía que su corazón no dejara de latir de la misma forma que su cuerpo no dejara de calentarse, agarro aquellos senos para llevarse estos a la boca sin poder pronunciar palabra, simplemente aquello le encantaba se estaba volviendo loco y podía sentir como ya estaba a punto de llegar aquello que había estado reprimiendo, varias estocadas después el joven apretó con fuerza aquellos senos abriendo a boca para que cayera aquel líquido en su boca usando este como si de agua se tratara intentando con esto tener más energía y poder beber un poco pues tenía la boca seca dejando que viera lo entusiasmado que estaba y lo que le gustaba permanecer en su interior- ME GUSTAS... ME GUSTAS- repitió varias veces antes de arquear su espalda con un gemido que cualquiera en aquella mansión podría haber escuchado, había llegado al éxtasis, aquel oasis en tu cabeza que indicaba que te habías sentido genial, podía sentir el conjunto de emociones enfocadas en un solo tema, aquella joven, espera que lo hubiera disfrutado como él. 

Sus caderas se movieron un poco antes de dejar salir aquella semilla en el vientre de la joven, como si quisiera dejarla embarazada, aunque aquel no era el caso, de lo mucho que había soltado podía ver como se escapaba un poco de aquel interior, lo que significaba que las sabanas estarían manchadas, le haría limpiarlas luego, no estaba seguro de eso, solo quería que aquella chica le comprara lo tenía decidido, quería ser su esclavo seguir sus ordenes, pues había sido la única que le había dejado sin armadura en un momento, sentía que todo iba a estar bien mientras continuara con Morgana, dejo escapar de sus labios un pequeño suspiro de alivio, estaba totalmente agotado y se dejo caer en la cama cogiendo un poco de aire antes de mirar a los ojos a aquella chica dejando que viera una leve mueca de tristeza - ¿e-estas bien? ¿Te hice daño? -formulo aquellas preguntas antes de darse cuenta de que aun no tenía puesta su armadura comenzando a colocarse esta de nuevo negando con la cabeza varias veces abrazando el cuerpo de aquel joven como si le perteneciera -quiero decir, se sintió realmente bien, eres genial en esto para ser tu primera vez y espero mañana me compres porque no voy a permitir que otro obedezca o desobedezca tus ordenes -susurro cerrando los ojos acomodándose un poco en aquella cama, era la primera vez que iba a dormir tan bien después de mucho tiempo, en el internado las camas no eran tan buenas como aquella que tenía la joven, sentía que por una vez cuando se despertara no le dolería la espalda y eso le hacía realmente feliz.

Off: Siento quedara corto pero creo ya deberíamos ir a la compra ^^ ]

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Morgana "El oráculo" el Jue Sep 10, 2015 1:57 am
Las sensaciones de nuestros cuerpos eran completamente incontrolables jama sentí que aquella primera vez que una hombre me tocara se sentiría tan bien, no podía negar que había rastros de dolor pero eran suaves y ligero comparados a la erección que aquel jovencito de lentes me brindaba desataba al lujuria en mi misma, que reprimía en aquellas paredes y que me veía obligada a reprimir, con  mis propias manos incluso introduciéndome cosas dentro para poder satisfacerme, aun así nunca nada tan grueso como esa deliciosa jugosa, y carnosa erección del joven es era grande y era lo más grande que se había introducido ahí por eso me dolía además era mi reírme hombre como tal, abría la boca pero estaba tan paralizada pro sus movimiento el agarre firme en mis glúteos el contonear de su cuerpo y el mío mientras me balanceaba en un cumplió de placer sobre sus piernas que no salía nada de mi boca todo quedaba en aquella expresión libertina de placer con al boca abierta sin tragar, apenas exhalando para respirar mientras el se divertía como mi cavidad era mi niño y yo su juguete pero solo pro que ese día se lo permitía le permitía que jugara conmigo, no tardo en tomar al decían cuando avanzaba en la habitación seré la puerta de la misma, solos el y yo en mis aposentos “eso es quería que me ultrajara de una vez” pensaba mientras el bamboleo de la caminata al fina me sacada de mi ensimismamiento y comenzaba a gemir cada vez que recaía sobre su miembro su delicioso y estruendo miembro que ahora rebosaba en mis adentro, con mis jugos condensándose con mi aroma con mis líquidos por que el era mío “jamás seria de nadie mas no saldría nunca meas de mi mansión solo se quedaría conmigo me encargaría de volverme tan egoísta que solo podría salir si yo lo acompañase… aquellas ideas de posesión me recorrían la mente a cada una de sus embestidas al suavidad de la cama no hiso si no darle mas comodidad a el de moverse en mis adentros de revolcar mis paredes vaginales y arrugarlas estrujándolas como estrujaba mi cuerpo sobre aquellas sabanas que se arrugaban a mi alrededor… y se ensuciaban –si que pla..cer– murmuraba mientras gemía sin control el dolor comenzaba a pasar tanto años de masturbarme sola, era un hecho que mi hime se perdiera pero seguía siendo mi primera vez despeas de todo el primero y el único que reposaría en mis adentro de aquella manera hervía esa cavidad libidinosa mía.

Podía escuchar sus propios gemidos incluso más fuertes o igual de potentes que los míos verdaderamente estaba disfrutando mi cavidad y yo disfrutaba su sonrojados rostro iluminado con su propia luz.. Irónico aquella mansión siempre a oscuras y llegaba esa centella a iluminarlo todo, sonreí complacida en sus exuberantes movimientos, sin piedad comenzó a levantar el ritmo tan rápido que golpeaba mi útero con fuerza, ahmmm Ja..ke ja..ke– comencé a llamarlo mientras me llenaba con su carne era como hacer un delicioso emparedado el metiendo aquella carne entre mis labios que desbordaban esas salsas delicadas y espesas, nuestros jugos mesclados que pervertida era pesar en comida con el sexo.. No importaba eran mis pensamientos quería mas quería que siguiera follándome  me agarre de las sabanas con fuerza mientras gemía a viva voz termine apretando su rostro contras mis pechos que no dejaban de botar leche y el de tomarla como si disfrutase del sabor de aquello aunque nos e lo prohibiría si de verdad le gustaba era todo suyo mientras succionaba mis líquidos comencé a sentir contracciones nuevamente por eso presionaba sus rostro –MAS.. MAS.. MAS…- comencé a pedir como loca estaba a punto de correrme el seguía diciéndome que yo el gustaba eso solo rebaso el baso me excito de tal modo, que solo pude gritar de placer como si me fuera a aquedar sin voz –JA...KE ME CO...RRO-grite despreocupada, excitada temblorosa sudada con mis pechos desbordando aquel liquido y haciendo un pequeño arcoíris me corría por mis senos y por mi intimidad, esta comenzó a apretar y succionar sola como si quiera expulsarlo pero no a el si no a los líquidos y a al vez jalaba su carne adentro el también se estaba corriendo podías sentir el calor de sus líquidos llenarme eran mucho más que los míos –Lo hi..cistes ade..tro– comente con una sonrisa en mis labios pervertida picara sensual, sonrojada con los ojos entrecerrados y la lengua afuera porque aun sentía la sensación electrizante de que me estaba corriendo y los espasmos continuaban apretando durante sus suaves embestidas.

Su aliento choco con el mío cerré los ojos por su luz y luego sentí que se recostó a mi lado, trate de retomar el aliento mi cuerpo seguía tembloroso y húmedo de todo tipo de líquidos mientras mi vagina seguía expulsándolos, entonces el mire y sonreí ligeramente mientras acariciaba su mejilla pues el me abraza y yo correspondo apegando mis pechos hirviendo al de el. –es..toy mejor que nunca mi amado Jake– sonreí complacida quería que supiera que no me lastimo –solo un poco al principio pero mi vagina supo adaptarse creo que siempre te estuve esperando– musite de manera romántica aunque pervertida por mis palabras –mañana a primera hora te comprare– le dije con seguridad cuando el cerro los ojos bese su frente –gracias fue delicioso– murmure bajito… tantos años de leer y pervertir mi mente con pensamientos de soledad y auto satisfacción tenían que servirme para ser buena en al cama con mi hombre– o eso creía.  Me levante tome la sabana mas sucia y me seque los pechos no deseaba oler mal luego completamente desnuda me acomode a su lado en al posición de cucharita yo pegando mi pecho desnudo de la espalda de el mientras le abrazaba y cerré los ojos para dormir con el “esa seria la primera vez que seria el calor e alguien más a mi lado” suspire y me quede dormida rápidamente aquello había sido agotador de algún modo cuando me corría sentía que perdía mis fuerzas.

Off: ok linda si gustas cerramos con mi respuesta y abro al compra en cuanto pueda espero mañana ^^)


"Viciones" -Dialogo- "piensa"- Actua y Narra- NPC

Volver arriba Ir abajo

Re: I'll give you a wish if you answer my question /Priv. Morgana//+18/

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.