Situación
Todo empezó en la época antigua, donde los sumarais aun existían, en aquella época que todo se debía en las diferentes clases sociales, un hombre de la clase baja, soñaba con un mundo mejor para su hijo. Todo aquello había pasado por su hijo, por culpa de la realeza, su hijo se encontraba en un problema, es decir, su hijo de 10 años estaba jugando en las calles cuando el caballo de una reina le golpeo, por supuesto no se había dado cuenta de que su adorable hijo estaba allí, pero lo que hizo que no estuviera contento con aquel mundo era el que las únicas palabras que salieron de la mujer fueran -solo es un plebeyo, hay muchos más- mientras seguía con su camino mostrando aquella malvada risa en aquel rostro, no era justo, aquel tipo de mundo no era el que quería para su hijo, por suerte aquel hombre era el mejor científico de la época, aun cuando no tenía demasiado dinero podía hacer maravillas con las piensas de un reloj y un microondas, por eso logro que su hijo continuara viviendo, en la mente de aquel científico una idea broto, cuando una persona se sentía más cómoda, cuando alguien estaba realmente feliz, era cuando soñaba, lo sabía porque durante los meses que había estado en la silla al lado del cuerpo inmóvil de su hijo la sonrisa de este no dejaba de estar allí, aunque no podía moverse de la cama, aunque estaba en coma, la sonrisa no desaparecía de aquel rostro, eso era lo más curioso seguía estando feliz.

Últimos temas
» Fire Emblem: The Liberation Wars [Confirmación Normal]
Sáb Jul 09, 2016 6:31 pm por Invitado

» Yo confieso que....
Miér Jul 06, 2016 3:35 pm por Noah K. Lafforette

» Cuenta hasta 10 antes de besar
Miér Jul 06, 2016 2:35 pm por Noah K. Lafforette

» #GlamorousNights — Afiliación Normal.
Miér Mayo 25, 2016 6:53 pm por Alek Bianchi

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Mayo 21, 2016 11:34 am por Richard B. Riddick

» Libro de firmas
Miér Mayo 18, 2016 8:50 pm por Liesel Meminger

Awards
Mejor Pareja
Quién la ganó
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best.Los respectivos créditos a los autores de las imágenes tomadas directamente de google, del mismo modo damos gracias a Savages Themes por las tablillas del foro, tanto la historia, ambientación como trama del foro son totalmente originales, idea de Alek Bianchi miembro del staff

Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 22, 2015 11:14 pm
Otro día más en aquella academia, como siempre se levanto antes incluso de que sonara el despertador de su teléfono, abriendo este dejando que viera aquel fondo que tenía desactivando la alarma ya que no le hacía falta, perfecto, un par de movimientos para dejar aquel objeto sobre la mesa elegante que se encontraba al lado de aquella cama por ahora desordenada, aquel objeto quedo en perfecta precisión al ser posado por los falanges del demonio como si ya lo tuviera calculado o tuviera una línea pintada en aquel mueble para poder ponerlo tan perfecto, como hacía todos los días se levanto después de aquello contando los pasos que tenía que dar, los mismos de siempre, una pequeña sonrisa de satisfacción por aquello apareció en el rostro del joven, aunque sin lugar a dudas era extraño que fuera así, que mostrara aquella mueca en su rostro, pero por alguna extraña razón aquel día tenía un buen presentimiento, algo bueno iba a pasar, sus pasos se dirigieron a aquella ducha que tenía instalado el cuarto dejando su ropa bien ordenada en la canasta donde se encontraba la ropa sucia, sin embargo esta la doblo y paso su mano sacudiendo esta un poco antes de dejarla allí, dando un pequeño salto para entrar en aquella ducha, notando como el agua tibia pasaba por su cuerpo blanco dejando que soltara un pequeño suspiro de alivio ante aquello, le encantaba aquella sensación, tan cómodo, nada como una ducha antes de prepararte para dirigirte al salón y tener otro buen día de estudios, simplemente la perfección tenía su nombre. 

Paso su mano por aquello cabellos dejando que estos se condensaran en su parte trasera como si su palma fuera un escudo, como si de aquella forma no pudiera nada mover su cabello carmín, aun así el demonio sabía que si no tenía la ventana cerrara, aquella brisa sería capaz de quitarle un poco de su perfección, sin embargo aquello ya lo tenía demasiado pensado, lo que significaba que nada podría esta vez quitarle lo que buscaba tan desesperado, al pasar por aquella puerta la persona con la que compartía habitación se pudo encontrar aquel cuerpo totalmente expuesto, haciendo aquella pose tan irresistible para algunas personas, lo único que lo separaba de ver todo el cuerpo del joven demonio era una pequeña toalla situada en su parte inferior y aun así esta era tan corta que podía dejar ver una de aquellas piernas por completo, aquel muslo blanco, era como si el cuerpo del joven no conociera al sol, paso entre sus dedos el uniforme que cuando se registro en aquella academia le había entregado aquel de baja estatura muchacho con cabellos azules, tal y como lo eran los de su hermano, su lengua hizo un movimiento dentro de su cavidad bucal haciendo un sonido de molestia, "no", no podía permitir que en aquel momento tan perfecto de nuevo le volviera a molestar su hermano menor, en cuestión de segundos se encontraba con aquel uniforme bien planchado en su cuerpo, su compañero de cuarto siempre mostraba la misma expresión en su rostro cuando el joven demonio se vestía y no era de extrañar pues que se pudiera colocar aquellas prendas consiguiendo que no se arrugaran, que quedaran a la perfección en su cuerpo, no llegaban a comprender como es que esto era posible, luego de haber terminado aquella acción cogió los materiales que iba a necesitar aquel día para comenzar a caminar hacía su aula no sin antes girar su muñeca dejando que aquel reloj le marcara la hora. 

Como siempre allí se encontraba una hora antes de que comenzaran las clases, con los objetos sobre su mesa perfectamente expuesto, mientras que sus manos se entrelazaban esperando con paciencia a que aquello empezara, aun cuando se encontraba en aquella posición, no parecía que el muchacho de cabellos rojos sospechara lo que le deparaba el destino o mejor dicho lo que le preparaban sus padres, demonios de alto linaje, por primera vez pisando la tierra de los humanos, por supuesto al no saber controlar su fuerza en este mundo la tierra templo durante unos segundos, aquellos dos seres no parecían tener ningún tipo de problema en que los seres que le vieran supieran cual era su raza, ya que no dejaba de mostrar aquellos cuernos, aquellos pequeños objetos que solo podría tener alguien de aquella raza, Lilith, señora de gran parte de las tierras de Rusia, iba con aquellas dos espadas en sus manos, sin ningún calzado en sus pies, no le importaba ensuciarse estos, sin embargo por donde pasaba no podían dejar de ver aquellos cuerpos tan provocativo ¿porque habían decidido salir del infierno? Era bien sencillo saber cual era el motivo por el cual aquellos seres se encontraba allí, mostrando aquel poder que tenían, no era otro motivo que celebrar el día del nacimiento de su hijo primo-génico, eso es aquel día, era el cumpleaños de su querido hijo Belzeebub y aun así no tenían ningún regalo para este, siempre decía lo mismo el día de su cumpleaños "no quiero que me compren nada, no lo necesito" sin embargo los demonios no podían hacer eso, sabían que en realidad aquel heredero quería algo, aunque en realidad el pelirrojo ni siquiera se había acordado de ese día, solo era otro más como cualquiera de los 364 que tenía aquel año. Aquellos dos seres paseaban por la ciudad parando sus pasos en cada tienda que aparecía en sus orbes, pensando en las posibilidad -¿Que tal eso querido? - pronuncio la mujer de cabellos oscuros señalando un juguete sexual pensando que su hijo ya tenía novia con la cual usarlo.

Aquel hombre de cabellos albinos negó varias veces ante la propuesta de su mujer- Lilith nuestro hijo no tiene nadie con la cual usar ese tipo de cosas- en ese instante ambos se miraron asintiendo con la cabeza, hacía un tiempo atrás su hijo le había hablado de dos lugares bastantes curiosos de aquella academia, "El Internado" y "El Traficante" lugar donde vendían razas, seres para hacer compañía a los amos, aunque la academia los pedía solo para poder probar contra estos los hechizos que los alumnos aprendían nuevos, si su hijo, tal y como era no conseguía tener una esclava, una mujer con la cual poder desgastar sus hormonas, en ese caso ellos le proporcionarían una de aquellas esclavas, la rapidez de aquellos dos seres ante todo aquello fue sorprendente, aunque ellos eran demonios estaba claro que no iban a adquirir una esclava del Internado, porque para la maldad de su hijo, esa que sabían que ocultaba ante los ojos de los demás, esa de la que todo demonio costaba en su genética, ¿que quería decir aquello? Era sencillo, que la esclava, aquella chica tendría que ser del traficante, no había otro lugar mejor que esa, además como yacía en un callejón oscuro podían movilizarse con total comodidad, ya que estaban en su elemento, al llegar a aquel pequeño puesto entraron observando como uno de los esclavos que luego sería subastado les entregaba una copa con una bebida alcohólica en su interior dejando que aquellos dos seres le siguieran para coger asiento en una mesa esperando a que empezara todo aquello, cuan fue la sorpresa de aquellos dos demonios al ver que segundos después comenzaba todo aquello, sin embargo las chicas que pasaban delante de aquello, giraban y hacían un movimiento para que las compraran no eran lo que buscaban aquellos dos seres oscuros, no las veían al lado de su hijo, hasta que allí estaba una joven de cabellos albinos, a juzgar por su cuerpo, por su forma de moverse, parecía perfecta -100.000.000 - pronuncio la mujer alzando su espada antes que ninguno. 

Lo único que se escucho en todo el lugar después de aquello fue un sonido de sorpresa conjunta, tanto dinero por una joven híbrida, no era de extrañar, después de todo aquellos eran ya de por si bastante caros, sin embargo no tanto, la mujer no mostró ninguna expresión ante aquello ya que solo era dinero, dejo mostrar una sonrisa en su rostro colocando en su mejilla la mano cerrada esperando a que vinieran con aquella chica a su lado -pongan esta chica en una caja para regalo - pronuncio antes de hacer una pequeña firma en aquel papel como que aceptaba todo aquello, dejando claro que aunque no tuvieran papel aquellas chica les pertenecía, bueno en vez de a ello habían apuntado que era un regalo para su primo-génico.
Nombre del AmoLev Sjöberg
Nombre del esclavoLlasha Kirin
Clase:  Raimondii
Curso:  5º Curso
Firma: Lilith ~
comenzando a caminar hacía la habitación de su hijo nervioso por que aquel muchacho llegara de la academia, en el momento indicado le mostrarían aquel regalo. Mientras tanto el joven de cabellos rojos estaba en las clases, cuando estas acabaron volvió a dirigirse a aquella habitación, quería terminar las tareas como siempre y luego asistir al club de arquearía dejando, ya incluso tenía preparado el uniforme de aquel club, pero los orbes de aquel muchacho se abrieron mostrando una gran sorpresa por aquellos dos seres que estaban invadiendo su espacio personal -padre, madre ¿que hacen aquí? -formulo aquella pregunta antes de sentarse cerca de estos de forma elegante observando aquel pastel delante de sus orbes -Hoy es tu cumpleaños Belzeebub ¿o debería llamarte Lev? ¿Cual es tu nombre ahora en el esta extraña tierra hijo? -pregunto la mujer con heterocromia dejando comenzando a apartar aquel dulce entre los tres, dejando que el muchacho probara solo un bocado de este- muchas gracias ya se pueden ir - ambos negaron ante lo que decía aquel muchacho acercando la caja detrás de ambos mostrando una sonrisa en ambos rostros- Aquí tienes un regalo-El pelirrojo paso sus dedos por aquella gran caja abriendo mirando a la chica que estaba en su interior alzando una ceja ante aquel regalo, mostrando una mueca extraña en su semblante por aquello -mmm.... Gracias- susurro, pero ¿porque le habían regalado una chica? No lo entendía.


Última edición por Lev Sjöberg el Dom Mayo 24, 2015 9:48 pm, editado 2 veces
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Alek Bianchi el Vie Mayo 22, 2015 11:20 pm
Pet Avisada y Vendida

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Sáb Mayo 23, 2015 2:27 am
Las guerras solo dejan miseria hambre sufrimiento dolor… todo lo que se supone alguien como yo debia evitar, pero por que si mi nacimiento marca aun nueva era la mira venia con tan trágicos sucesos, era triste escuchaba la voz de mi padre continuamente diciéndome lo que tenia que hacer “escoger a alguien entre miles mi corazón lo sabría alguien de corazón puro que haría que todo mejorara “ mi padre no sabría lo que enfrentaría ni siquiera era buena tratando con las personas como hallar a esa persona , como entre miles como saber que es ella como conocer su corazón. Mi padre sabía que mi propio corazón si es que de verdad era a respuesta a todo esto, estaba congelado como reaccionaria entonces a esa persona. Cierro los ojos preocupada ahora estoy a cargo de 5 pequeños sus padres murieron en la guerra, trato de salvarlos como puedo pero las criaturas mágicas estamos en peligro yo no soy solo mágica soy de las pocas criaturas que nacen cada mil años, y aunque soy una hibrida y puede que esas leyendas en mi no se cumplan a cabalidad esta claro que quiero creerlas creer que hare algo bueno, y por eso con ellos abrazados también como seres mágicos los arrullo en mis brazos.
 
“Miedo” esa palabra ellos morían por eso, yo temblaba mientras escuchaba los golpes en la puerta era fuerte si, pero ellos también ¿como defenderme si tengo debilidades? “a veces solo debes dejar que el destino te muestre el camino” escucho nuevamente esa voz a veces siento que me volveré loca, -”¿ese era mi destino?”- me pregunto mirando como derriban la puerta y esquivan mi aliento de hielo como me derriban con el fuego, y arrancan a los pequeños de mi lado. Mis lagrimas se deslizan apresuradamente por mis pómulos violetas imposible sonrojarse en la noche cuando mi corazón esta tan frió… no se humedecen se congelan antes de tocar mis dedos, siento una fuerte punzada en mi muslo, el liquido se expande rápido por mi cuerpo todo esta pesado solo quedan en mi mente gritos, llanto y fuego mucho fuego, luego la nada solo oscuridad.
 
¿Dónde estoy que pasa?- grito pero mis ojos están vendado solo escucho algunos quejidos a mi lado los días pasan pero no estoy segura, lo se por que siento como mi cuerpo adsorbe los rayos del sol por una ventana cercana eso me mantiene viva y no ten enferma, peor en as noches prácticamente me congelaba por completo, ante el frió, “Esa mujer te salvo la vida pero te dejo una maldición” escucho a mi padre en un sueño durante una de esas noches, me pregunto donde esta Aquene, no se nada de el espero que este bien y a salvo.
 
Aun en ese estado pensaba en los demás… otro día otra noche y por fin ciento que me sujetan del brazo, mis brazos están atados a mi espaldas mis ojos vendados me empujan por un pasillo tal vez,  luego lo siento y sonrió, sonrió aliviada el calor del sol, ahí esta es como si me regenerara automáticamente siento otro empujón y escucho gritos, “son números” pienso eso lo sabía bien, -me venden– murmuro, antes de recibir otro empujan camino lentamente pensando en las palabras de mi padre aun adormilada y aturdida por las drogas.
 
No me quitan la venda pero me siento una manguera, que me lava todo no me tocan y eso me alivia pero la fracción del agua debe quitar cualquier rastro de mugre de mi, luego me secan, y me llevan a otro lugar miro como me meten en una caja hermosamente adornada me hacen abrazar mis rodillas aun atada , atando ahora mis asno a mis pies, con mis rodillas pegadas a mi pecho me colocan al venda nuevamente y cierran la caja lo se por que me empieza a faltar el aire, no se que pasa solo se que todo se tambalea a mi alrededor estoy asustada muy asustada, tiemblo de frió de asfixia y, de miedo “tranquila, tranquila” dice la voz dentro de mi –¿como puedo estar tranquila?- me pregunto para escuchar voces cuando por fin ahí calma en la caja, y reposa sobre una superficie estable todo es un eco hasta que siento los rayos del sol de alguna ventada, aun asustada tiemblo y retrocedo un poco sin poder quitarme al venda -¿do...donde estar llasha?- pregunto en una voz audible peor titubeante agobiada quizá, (-mmm.... Gracias-) escucho es la voz de un hombre, no se que hacer supongo que solo puedo esperar “Todo estará bien Llasha, el camino esta servido”- me dice al voz nuevamente -¿Qué camino?- pregunto en voz alta resoplando, mientras mi pecho se expande y se encoge rápidamente.
 
 -Llasha no puede ver nada por favor, tener miedo– solo quería que me quitaran esa venda, podía sentir las herida de las cuerdas en mis manos que por tanto tiempo me sujetaron me dolían mucho guarde silencio un momento, y respire profundo –Ser llasha, ser aun kirin y es su deber cumplir los deseos de su amo– resto como si estuviera frente a al persona que debia tener todos los dones de mis poderes. “Lo haces bien”. Me certifica al voz a intento sonreír a pesar de todo.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 23, 2015 5:21 pm
Lo primero que paso por la mente de aquel joven fue la posibilidad de que sus padres le hubieran comprado aquella chica porque su alma era de la calidad suficiente para que sus padres aceptaran que el muchacho se la comiera, sus orbes rodaron por aquel cuerpo foráneo, ahora si que tenía ganas de que su padres, aquellos dos demonios de alto calibre desaparecieran de su cuarto, que invocaran la puerta para irse por aquella y dejarle, pero sabía que si no le demostraba que le había gustado el regalo y la forma en la que iba a tratar a aquella muchacha no se mantendrían tranquilos, su padre se levanto de aquel lugar pasando sus dedos por el hombro de su hijo haciendo un poco de presión sobre este para hacer que girara un poco su rostro observando aquellos orbes claros, sabía lo que quería decir su padre con aquel movimiento, con aquello que había hecho, el cuerpo del demonio de menor edad que aquel que era su padre se erizo ante lo que haría, seguramente su padre quería saber que tanto le gustaba aquel regalo, así que en cuestión de segundos las manos de aquel demonio se acercaron a la mujer de cabellos albinos comenzando a repasar aquellos sedosos hilos, dejando que se fundieran con sus dedos, pasando su boca por aquella oreja de la chica comenzando a hablar allí, de forma suave, gentil y seductora -Te encuentras en la habitación de un demonio Belzeebub, futuro heredero de las tierras del antiguo Belzeebub, no haces mal en tener miedo, es posible que si le gusta tu alma, antes de que te des cuenta te quedes sin esta, tu cuerpo se encontrara vació, como si fuera un muñeco, pero no te preocupes, solo sufrirás durante unos instantes, recordarás todo lo malo de tu vida y luego oscuridad, pero no sin antes ver las fauces de un oscuro ser abriéndose, devorando tu cremosa carne sin parar- 

"oye, oye ¿no le estas dando demasiada información" se preguntó en la mente haciendo una mueca en su semblante para que comprendiera lo que estaba pensando, además primero tendría que probar su sangre, para saber mediante esta como había sido su vida, si era digna de ser su esclava, si la podía devorar o no, aunque tuviera hambre no iba a dejar que un alma que no fuera de su calidad entrara en su estómago, así le habían enseñado, así le habían educado, de forma que aunque quisiera comerla primero tendría que probarla, lo único que el padre quería era asustar aun más a aquella chica, bien, no tenía otra opción al parecer había quedado atrapado entre la espada o la pared, aquellas dos espadas con las que sus padres no dejaban de apuntar a su cuello, ellos sabían cual era el punto débil del muchacho, cerro un momento los ojos, al menos la mujer no lo vería, bien si eso era lo que querían sus padres no podría negarlo, se mordió con sumo cuidado su labio inferior mostrando una sensual y provocativa pose, pasando su mano por su frente mostrando en su cabeza dos cuernos que se retorcían hacía atrás dejando salir de sus dientes dos colmillos los cuales dejo posar sobre sus labios con cuidado de no hacerse daño, su cola se movía de un lado a otro en su espalda la afilada punta apuntaba a su madre para que no se moviera mientras que con sus orbes, los cuales se habían vuelto verticales clavo una mirada asesina a su padre, a quien lo había estado protegiendo desde que era pequeño, pero había sido idea de ambos el que se comportara así, estaba a punto de comenzar a hablar en el idioma que había oído desde que tenía memoria, pero sus orbes se abrieron un poco de la sorpresa con la que le había cogido la acción siguiente de su padre "no era solo un juego" la venda que cubría los orbes de aquella chica de cuerpo tan bien dotado dejo de cubrir aquellos ojos, su padre había roto aquella tela dejando que poco a poco cayera al suelo. 

Las garras de su padre rodaron por el mentón de la chica obligando a esta a que abriera aquellos ojos carmín dejando que la figura de aquel demonio se reflejara en su retina, que se grabara, que puliera una estatua en su mente, ya no había vuelta atrás, había visto su verdadera forma, eso quería decir que no podría dejar que la chica se alejara de él, ¿porque? Por el simple  hecho de que nadie, solo los padres del pelirrojo le habían visto de aquella forma, además que si a aquella mujer se le movía la lengua y comunicaba cual era su verdadera raza se destruiría por completo la perfecta mentira que había logrado formar, le había costado demasiado tiempo, no podía dejar que por culpa de aquellos dos demonios se acabará todo, en un abrir y cerrar de ojos, una de las manos de aquel muchacho se movió poco a poco dirigiendo esta al cuerpo foráneo, dejando que notara sus largas uñas al rededor de su cara, de aquel rostro claro, al parecer ya no podría devolver a la muchacha como había planeado desde un principio, tampoco podría dejar que se alejara demasiado de su persona, así que eso era lo que en realidad estaban buscando aquellos dos demonios de gran linaje, bueno que más daba, tal vez aquella mujer le fuera de utilidad más de una vez, tal vez podría probar a tener un esclavo que le persiguiera por su no vida, trago un poco de saliva antes de acercar sus labios a los de la chica- ¿Que es llo que deseas? - formulo aquella pregunta antes de agarrar aquellos labios ajenos con sus colmillos, dejando que se crearan unas heridas en donde perforaban aquellos colmillos, abriéndose paso hacía el sabor metálico de la sangre en su paladar, no sabía si era por el hambre que tenía, porque no había probado bocado en bastante tiempo o porque simplemente ocultaba más de lo que quería admitir, pero sabía bien, aquella alma, sabrosa, su cuerpo se tenso como si se tratara de una cuerda de piano, mientras que su lengua saboreaba la de la contraria, con fuerza, con posesión, sin importarle un ápice que aquellos dos demonios aun le estuvieran viendo. 

Cuando aparto aquella lengua de la foránea, en esta había quedado un símbolo dibujado, como si hubiera sido creada por fuego, por mucho que la joven hiciera no se la podría quitar, en aquel momento hizo una mirada a sus padres como si quisiera dejar claro que no había mentido, aunque si lo había hecho, no le apetecía tener un esclavo, pero ya no había vuelta atrás, los demonios se retiraron mostrando una gran sonrisa en aquellos semblantes por haber acertado en el regalo de su hijo, cuando ya solo se encontraba con aquella chica saco un largo suspiro sentándose en aquel mueble dejando que sus piernas se cruzaran, dejando que su puño sostuviera su mejilla intentando seguir atento a lo que hacía la chica- Lev, ese es mi nombrre intenta rrecorrdarrllo, aunque parra ti soy Lev-sama -apartó la mirada de aquella chica comenzando a escribir, no tenía tiempo para todo eso, tendría que llevarse a la chica con él e ir enseñándole lo que iba a hacer mientras estuviera a su lado, si no le gustaba en ese caso la joven se tendría que aguantar ya que no iba a dejar que se escapara de su alrededor, al joven no le solía gustar usar sus poderes pero estaba dispuesto incluso a usar estos en aquel tan importante momento, se cambio delante de la chica llevando aquel traje del club al que pertenecía, dejando que la chica observara su cuerpo durante escasos segundos desnudo, agarrando de las cadenas a la chica haciendo que con varios tirones ofrecidos por el demonio, el cual había logrado ocultar su raza, rodeando su cola en su vientre mientras que sus cuernos desaparecieron de su cabeza, aunque le gastaba bastante energía aquello, sus pasos fueron rápidos- de momento estate calllada estoy ocupado en este momento luego habllarremos de llo que harras- al llegar a aquel club dejo a la chica en unos asientos notando como todos sus compañeros la señalaban y hablaban sobre ella, aquello era malo- Lev cabrón ¿te has comprado una esclava? Una bien linda- El joven de cabellos rojos solo apuntaba aquellas flechas a la diana pensando en alguna idea para explicar todo aquello.
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Sáb Mayo 23, 2015 10:58 pm
“Respuestas” eso era lo que muy probablemente buscaba ahora, respuestas que bajo esas condiciones dudaba  obtener. No estaba segura de que ocurría mi cuerpo seguía comportándose irracionalmente, con temblores esporádico incluso sentía como mis labios se movían frenéticamente “nunca había estado así antes” pienso tratando de calmarme, pero nadie me desata nadie me quita la venda que debo pensar  “la voz de mi padre debí estar equivocada me sentía como un animal herido sin un lugar donde escapar, con miedo listo para ser acecinado y luego devorado de la manera más cruel, era un animal acorralado, así me sentía"
 
Las palabras que llegan a mis oídos a ellos que como toda las partes de mi cuerpo siempre permanecen frías, se encuentran ahora con el aliento tibio de alguien el cual me hace llegar las respuesta que busco donde estoy, con quien y por que, todos mis miedos son reales, tan reales que solo puedo sentir algo tibio correr, de mi interior y bañar mis piernas aun en esa posición incomoda, “¿por que?”- me pregunto sonrojada y avergonzada bajando la cabeza, no puedo mirar a nadie peor los demás me ven claramente a mi delante de quien hice algo tan vergonzoso delante, cuantas personas me humille de este modo. simplemente fue algo que se escapo de mis manos, simplemente paso, después de todo lo que ocurrió, y ahora me dicen que seré devorada. Llasha lo siente, no que..quería , llasha no que..eria– claro que no quería hacer eso de igual modo no creo que a nadie le importe moriré ¿no? Acaso no fue eso lo que me dijo el hombre que moriré en cualquier momento.
 
“Este es mi camino este es el final, estas loco papa” le digo en mis pensamientos, no es acaso Belzeebub  uno de los demonios mas problemáticos de la historia, por que debería estar con el no es mi deber juzgar a los malos “dame respuestas no comprendo nada solo quiero que esto acabe rápido”, le digo en los confines de mi mente, “calma, pequeña muchas veces las cosas no son como parecen”, por que esa manía de hablar siempre con acertijos que quería decir las cosas no son como parecen es que acaso, era posible que todo aquello fuera una fachas a lo reales y que era lo real, nada tenia sentido nada parecía tener lógica.
 
-¿Solo ser alimento?- pregunto en voz baja, con algo de timidez y titubeo, tengo muchas ganas de llorar y eso hago aunque lo que caigan son solo cristales de mis ojos, entonces siento que al venda es retirada el resplandor del sol me lastima y volteo de inmediato, pero alguien me sostiene para que mire al frente, abro los ojos tan grande como puedo y apenas abro la boca, que sostiene entre algunas garras, ante mi un chico, no un demonio… quiero cerrar los ojos pero parece que no es lo que quieren, -me comerá- susurro para mi, sus cuernos su cola sus gallas que sostiene mi rostro, no puedo retroceder solo puedo mirarlo y tengo honor si me matar lo hará con mis orbes rosas depositados en su lindo rostro.
 
Sin parpadear miro como se acerca y no comprendo va directo mis labios, siento apenas una presión y luego la punzada de sus colmillos atravesando mi piel,  luego siento algo de sangre, mis pómulos deben estar rojos casi puedo sentir que me arden, mi cuerpo debe estar botando vapor por que me siento caliente,  muy caliente, si esto es lo que significa ser devorada no parecía ser tan malo, si así iba a morir sabría que no sufriría por el contrario “lo disfrutaba” la humedad de la lengua ajena penetra mi boca, y como si de un lienzo se tratara las pincelada de al lenguas ajena arremetían contra manía propia, creando un dibujo tal vez, un sello, con la misma sangre de mis labios.
 
Cuando se separa de mis labios, deja un hilo de saliva entre ambos, lo corto con una lamida, y bajo la mirada de inmediato, si pudiera tocar mis labios lo haría -¿Qué ser eso?- pregunto, -Llasha desea la paz– le con esto respondiendo la pregunta que hiso antes de posar sus dientes en mis labios, no se si tenia importancia ahora pero igual lo respondí, las otras personas en al había acción desapreciaron en algo como un portal los había visto antes. El peli rojo se sentó en un mueble mirándome—Llasha esta sucia Lev-sama– le digo pero no ahí mucha respuesta , suspiro pesadamente, al ver que se levanta y parece cambiarse de ropa se desnuda lente de mi como si nada, lo miro curiosa nunca había visto un hombre así es extraño, parpadeo un poco cuando noto que me mira, aparto la mirada sonrojada, el desata la cadenas de mis pies y me siento más cómoda, aunque me gustaría quitarlas de las manos, y me dejara cambiar, pero parece tener prisa y me tironea no pongo resistencia y le sigo –Las cadenas son malas– le digo mientras caminamos, asiento a lo que dice ya me mando a callar, y no quiero molestarlo, digo quizá me comerá después o tal vez si sierro la boca no lo haga como dijo el otro hombre.
 
Me deja en uno asientos, las cadenas duelen y molestan , me siento como dice y noto que todos me miran, me siento muy incomoda estando humedad, y trato de no ver esas perdonas, solo al peli rojo, que parece indiferente a todo, lanzando las flechas “y si el demuestro que soy útil” se me ocurre, congelo las cadenas y las rompo pero no para escapar, mi padre dijo que debia estar con el chico o eso entendí aun trato de descifrar aquello.  Creo un arco de hielo, y una flecha del mismo material, la tiro poniéndome de pie apuntando al blanco de el, y la suelto esta viaja justo al centro “es mi modo de decir soy una gran arquera sin hablar”, cuando tengo su atención, lo saludo desde arriba agitando mi mano, derrito el arco y me siento a esperarle tranquila.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 24, 2015 9:44 pm
Cuan fue la sorpresa de aquel joven al ver una flecha de hielo en su diana, en aquel franco suyo, mostrando una pequeña sonrisa entre sus labios mirando solo por el rabillo del ojo a aquella muchacha, tal vez le fuera de más utilidad de la que en un principio parecía, comenzó a hablar en su oído en un susurro para que nadie le escuchara, antes de que se dieran cuenta de aquella gélida flecha comenzando a notar como por su garganta subía el fuego de aquel poder, personalmente no le gustaba usarlos, pero sería muy problemático para su persona el que las personas comenzaran a no solo rumorear sobre la nueva adquisición que tenía el de cabellos rojos, que no solo hablaran de aquella mujer de hermosa figura sino que también comentarían el poder que esta tenía, no, era suficiente con que cada vez que lo vieran en las clases se rieran de su persona por el simple hecho de comprarse una esclava, aunque solo era un regalo de sus padres, de sus labios salieron unas pequeñas llamas envolviendo su flecha para soltar este, dejando que hiciera aquel trayecto con rapidez, por la tensión de la cuerda de aquel arco derritiendo aquella flecha foránea rompiendo esta por la mitad acabando por solo verse la flecha de aquel chico, durante una hora más o menos siguió de aquella forma, apuntando y disparando, aunque le ardía la garganta por haber tenido que usar aquel poder, una vez hubo acabado aquellas practicas el joven de cabellos rojos había quedado en la posición con la cual había empezado soltando un último suspiro antes de soltar la flecha que estaba entre sus dedos dejando que volviera a quedar en el centro de aquella diana bajando un poco la mirada al igual que el arco dejando que sus orbes volvieran a situarse en el cuerpo de la joven esclava dejando el arco en su lugar al igual que las flechas repasando la figura de ambos por última vez, comenzando a caminar para agarrar a la chica. 

Después del club siempre esperaba a que todos se ducharan para tomarse él su tiempo así que mientras esperaba se sentó al lado de la joven llegando a su nariz el olor de aquel fluido que solía salir por la parte baja, ¿se había hecho pis encima? Ni siquiera se había dado cuenta, puede que fuera una buena con el arco pero cuando se trataba de miedo, se asustaba demasiado rápido, reflexiono el deseo de la joven, aquello era demasiado para un demonio ¿Paz? ¿Lo estaba diciendo en serio? Como si pudiera lograr que hubiera paz, no, un demonio hacía contratos de venganza, de sed de sangre, de asesinatos, de secretos ocultos e incluso de prohibiciones pero jamás hacían contratos que se trataban con el tema de la paz, del amor y todas esas cosas, más que nada porque eso era de lo que se encargaban los ángeles y todo el mundo sabía que los demonios y los ángeles eran seres que siempre estaban peleando, las mejillas del muchacho se encendieron un poco ante aquello, era la primera vez que el ver la expresión avergonzada de otra persona le gustaba tanto a Belzeebub, trago un poco de saliva levantándose, no quería arriesgarse a que vieran aquel cuerpo desnudo de la muchacha, estaba claro que necesitaba un baño ¿debía de bañarla él? Ah esa no era la pregunta, la pregunta que debía formular aquel de cabellos rojos era ¿Que ropa se pondría la muchacha? Además ¿Que haría con las cadenas que había roto la contraria? Si sus padres le visitaban en algún momento que la chica no estuviera con las cadenas puestas, entonces, en ese caso tendría un gran problema con aquellos demonios, sacó un pequeño suspiro volviendo a agarrar aquellas cadenas volviendo a su habitación lanzando a aquella chica al cuarto de baño haciendo que sus orbes giraran antes de comenzar a desvestirse dejando ver por su cuello las gotas de sudor, jadeando un poco, siempre acababa así de sucio después de una practica, estaba seguro que era a causa de todo lo que le obligaban a usar. 

Al joven no le molestaba que le miraran desnudo, al contrario le gustaba que le miraran cuando no tenía ninguna prenda sobre su cuerpo, porque de aquella forma se sentía como si no pudieran apartar la mirada, como si ya hubieran sido engatusados por el demonio, sin necesidad de que dijera alguna mentira para que cayeran por completo entre sus manos, la mayoría de las veces lograba alimentarse por aquel cuerpo que tenía, volvió a ver el cuerpo foráneo cogiendo unas tijeras de un cajón - estate quieta es posiblle que te corrte si te mueves - pronunció antes de pasar la mano que tenía libre por las muñecas de la joven, impidiendo que se moviera, aquella acción la hizo por si acaso, no fuera que la joven por miedo tuviera un espasmo muscular y acabara con aquel objeto afilado clavado en su piel, a Lev no le importaría en lo absoluto que eso ocurriera, porque de aquella forma podría probar de nuevo aquella deliciosa sangre, pero por alguna extraña razón no quería que la chica sufriera, no por algo como aquel objeto, si sufría tenía que ser por su culpa, ¿Quería ser el causante de todas las reacciones de la chica? ¿Quería monopolizarla? Tal vez, lo que estaba claro que aquella muchacha había arrancado algo que el demonio había abandonado hace mucho tiempo atrás, había tirado de su piel hasta haber logrado sacar a relucir aquello que tan bien quería ocultar ante los demás, sus sentimientos, sus expresiones, el que le importara alguien, agitó un poco su cabeza intentando dejar de lado aquel tema, aun no estaba preparado para aceptar aquello que su conciencia, por mucho que el de cabellos rojos quisiera negar ya había asumido, su mano agarro aquel afilado objeto con fuerza pasando la punta por la ropa de la chica comenzando a cortar la parte superior de esta dejando después de un par de cortes que hizo perfectamente rectos, sin mover un milímetro aquella mano; que aquel pequeño trapo que tapaba sus senos se despegara de estos dejando aquellos expuestos. 

La expresión fría de Lev se mantuvo, no era como si le importara que la chica ya estuviera media desnuda, después de todo el joven demonio había visto más de una vez el cuerpo de una mujer desnudo, había disfrutado de la carne cremosa que estas tenían, se había aprovechado de la situación, por eso su reacción fue más de ignorancia ante tal cuerpo, había visto senos más grandes, aunque debía de al menos admitir que el cuerpo foráneo era impresionante, bonito, aquella piel blanca que tenía la chica, como si fuera una muñeca de porcelana, le estaba tentando a que pasara sus labios por aquel cuerpo dejando algunas marcas rojas indicando que ya tenía propietario, pero no lo haría, si en algo era paciente el joven era en el tema del sexo, no era como si fuera alguien lujurioso, al pelirrojo le gustaba pensar que la posibilidad de aquel acto solo se le presentara cuando ya no podía más, que era un hobbie que le gustaba practicar muy de vez en cuando, su mano comenzó a bajar cortando la parte inferior de aquellas prendas antes de ver la intimidad ajena se paso lo que antes tenía la chica en sus senos por sus orbes mostrando a la chica que no podía ver nada con aquella tela en sus ojos, después de aquello agarro de las caderas a la mujer para alzarla del suelo haciendo que entrara junto a él a la ducha, como el plato era bastante pequeño podía sentir el cuerpo de la contraria chocando contra el suyo propio, intentando encontrar más espacio del que realmente había- vamos... No querras que llo haga yo  todo ¿cierrto? -pronunció notando como el agua bajaba por su cuerpo, aquella tibia hacía que sus hombros se dejaran de tensar, se tranquilizara, sacando un pequeño suspiro de alivio, no había nada mejor que eso y más si tenía compañía, era una pena que no pudiera ver la expresión contraria en aquel momento, porque estaba seguro que no podría aguantar el rojo de esta. Se imagino aquella expresión lo mejor que pudo mostrando una sonrisa en su rostro. 

Sus falanges se movieron por la pared dejando una mano en aquella pared, impidiendo el paso a la chica, no saldría de aquel lugar hasta que estuviera totalmente limpia - ¿Eso que hiciste antes? ¿Es un poderr que tienes? - formulo aquella pregunta esperando que se tranquilizara un poco, porque lo que vendría a continuación era motivo para pensar mal del demonio, para desconfiar de él, con la mano que tenía libre acerco a aquel cuerpo el jabón comenzando a pasar este por aquel cuerpo, aunque tuviera los orbes tapados podía imaginar a la perfección el cuerpo de la contraria con lo que estaba haciendo en aquel momento, aquel manoseo, pasando de un pecho a otro de la joven notando aquel calor y aun así sin encenderse, ya lo había dicho antes, el demonio no era alguien a quien le fascinara aquel acto, lo que hacía, aquel toqueteo oportuno que le regalaba a la joven, era porque esta había tenido un accidente antes, cuando sus padres se encontraban en su habitación, cuando paso el suficiente tiempo limpiando aquellos dos grandes senos que tenía la joven su mano comenzó a bajar, había un lugar que tenía que limpiar más que aquellos dos senos, poco a poco su mano paso por el vientre de la joven dando un par de movimientos sobre este para también dejar que las burbujas se formaran contra su piel, comenzando a acercarse a la intimidad de la chica, pasando aquella mano por esta varias veces, el joven demonio no tenía ningún cuidado en aquella acción, todo lo hacía a la perfección, lo que significaba que como de allí había salido el líquido que había manchado su habitación entonces tendría que concentrarse mucho más en limpiar este, apretando un poco aquella intimidad en su palma, continuo con aquella acción varios minutos más hasta que creyó era suficiente limpiando el cuerpo contrario a la vez que el suyo, el no se había enjabonado porque en la mañana lo había hecho, no había necesidad de hacerlo de nuevo. 

Cerro la llave del grifo después de todo aquello pasando la toalla a la joven, todas las que tenía eran pequeñas y cubrían poco, no era de extrañar después de todo su compañero también era un chico, ellos solo se tapaban la parte debajo de sus caderas, salió de aquel cuarto sentándose en la cama secando su cabello quitando aquella prenda de sus orbes parpadeando un poco para poder ver con claridad, colocando la mano derecha en su hombro izquierdo haciendo un pequeño masaje en este, para antes de revisar donde estaba la chica hablarle a esta- puedes ponerrte alguna rropa mía de mientrras, sin embarrgo antes debes de limpiarr lo que has ensuciado- con aquellas palabras se refería al líquido que aun seguía allí, luego se la llevaría de comprar, no es como si le gustara aquella idea pero por lo menos de aquella forma tendría algo que ponerse que no fuera ropa de hombre, como era una esclava al demonio se le pasaban por la cabeza varios conjuntos que podrían quedar bien con el cuerpo de la joven- sobrre tu deseo... debes pedirr algo más oscurro.-
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Lun Mayo 25, 2015 12:20 am
Hice aquello esperando que no me viera como un objeto más in importancia, esperaba causarle una buena impresión se suponía que ahora debía estar con esa personas por mucho tiempo, debían intentar llevarme bien no es así, pasando por lo menos dos horas yo simplemente me dedique a mirarle desde los asientos suponía que podía irme si quería peor bueno tal vez si me quedaba quieta me ganaría algo de confianza, “por que tengo que doblegarme a alguien como el” parecía déspota e ingerido, con su pose mientras tensaba el arco podía darme cuanta, su pose de superioridad de no quiero ser molestado déjenme en paz, cuan cauteloso era pero era apuesto. Me halle a mi misma contemplándole peor que más podía hacer,  incluso note que algunos chicos se me acercaron, mientras el practicaba se me sentaron en un lado comenzaron a hábleme, yo solo asienta o contestaba lo que podía no preguntaba cosas malas solo de donde venia como termine con el cosas que ni yo misma sabia, peor fue grato pasar un momento tranquilo sin preocuparme mucho. Los chicos se van al verlo venir, yo bajo la mirada al hallarlo sentado a mi lado pensé que tal vez me regañaría, pero no escuche palabra alguna de sus labios, esas con asentó extraño, me ahorre cualquier cosa que pudiera decir yo también y permanecí quieta.

Un rato después  toma las cadenas que rompí, como avanza supongo que debo seguirlo sin que me lo pida y eso hago, hasta la habitación una vez llegamos el cierra al puerta de esta y me empuja a otro cuerpo, creo que es el cuarto de baño si no me equivoco,  era sencillo para el no esperar a que yo lo siguiera mientras quería hacerle muchas preguntas sin hallar el momento, me quedo en un rincón del baño esperando otra vez hasta que lo miro desnudarse “¿y ahora que?” me pregunto sin dejar de mirarle, creo que el gusta exigirse, sonrió ligeramente pensado en eso, para notar que toma unas tijeras y se acerca a mi -¿lev-sama Qué hará con eso?- pregunto mirándole con algo sorpresa, no estoy asustada el metal no me da miedo no si puedo usar mi poder, me recuesto de  la pared -¿Llasha no se mueve– le digo sin comprender del todo hasta que me toma al muñecas y me doy cuanta de que tiene mucha mas fuerza que yo es tarde para alejarlo con mis poderes o evitar lo que va ha hacer miro las tijera en mi ropa y al ver que corta la primera prenda, abro mis ojos de par en par –NOOOO, NOO NO, NO LA ROMPAS TU NO ROMPES– le grito desesperada empezando a llorar el eco de mi voz retumba en esa habitación,  amaba mi ropa era de mi madre , era lo único que tenia de ella era lo único que tenia de ambos, -No la rompas– le digo entre sollozos, peor el no se detiene –por favor– le vuelvo a decir sin dejar de llorar apenas moviendo mis piernas, -era de mama– le miro con los ojos llenos de lagrimas.

Mientras trataba de escapar de aquella escena horrible recordé el día en que conseguí la ropa de mi madre, mi padre adoptivo me dijo que era un regalo, de ellos fue en mi decimo quinto cumpleaños prepararon una hermosa caja adornada con flores pues eran algo pobres, y me la entregaron la voz en mi cabeza me explico que era de mi madre y que debía cuidarla bien, así ella siempre estaría conmigo como el ya lo estaba. Mis propio llanto me devuelve a aquella escena donde el la rompe –No la cuide– murmuro sorbiendo el liquido de mi nariz antes de que salga,  me estaba viendo desnuda, aparte la mirada sin poder hacer mas sonrojada, y muy triste mi piel se erizo tenia mucho frió , tanto frió como el que siempre tenia en su cuerpo. De su boca solo salían quejidos entrecortados por el llanto, y simplemente se quedo paralizada -¿Por qué es tan malo con Llasha?- pregunte sin poder mirarle.

Entre el ajetreo, noto que se cubre los ojos antes de cortar con presión lo ultimo miro los tirones de mis prendas, muy acongojada, mientras el abre el grifo y se mete en la bañera metiéndome con el adentro, su cuerpo esta muy cerca del mío aunque ahora mi mente no esta para pensar en eso, siento un sonrojo en mis mejillas “no esta viendo” me engaño a mi misma ya vio suficiente no es así  la desnudes es la prenda con al que dios nos mando a la vida, lo que me avergüenza es el contacto que el empieza atener, “que quiere que haga”, pienso cuando me dice que si todo lo haría el no querer hacer nada– le digo meciéndome un poco adelante y atrás rosando en su entre pierna sin poder evitarlo, sin poder evitar que mi espalda este en su pecho o que mi parte baja se pose cerca de la de el, “que debo hacer” trato de calmarme quiero irme de ahí, -si controlar hielo, y cumplir deseos, eso hace Llasha– le digo sollozando un poco aun cuando sus manos recorren mis senos, con aquella sustancia extraña, cierro los ojos y apenas abro al boca se siente muy extraño, como un calor que nunca sentí me recorría –uhmm, se siente raro, Llasha se siente raro– le digo sin poder moverme empezando a gemir tal vez, con algo miedo mi cuerpo empieza a temblar sobre el de el, cuando tiene su mano en mi entre pierna frotándola sin para no puedo evitar dar un altito –uhmm amm no de..bería to...ca a Llasha ahí, es...ta mal– le repito con dificultad sin dejar de jadear levemente por aquella sensación tan nueva, pero que ahora no me hace sentir bien del todo “esta mal” sique diciéndome algo dentro estoy segura de que me humedezco ahí abajo.

Debo de estar completamente roja escucharme yo misma me hace sentir extraña, las burbujas rodaban por mi cuerpo igual que el agua, hasta que por fin lo cierra, y se sale de la bañera, se cubre con una toalla y me da una a mi, pero la miro con desprecio no quiero una toalla, la tire a un lado mirándolo alejarse, y aunque me había limpiado según el yo me sentía sucia de algún modo, rose mis manos contra mis brazos algo incomoda y me Salí de la bañera recogí los tirones de mi ropa vieja y los lleve a mi rostro, volviendo a  llorar escucho que me habla y volteo,  -Llasha limpia, pero no pondrá otra ropa que no sea esta– le dice acercándose completamente desnuda, arrebatándole la prenda que se quito de los ojos, y mirándolo con lagrimas en los ojos,  miras también miraba al ropa, tome la ropa toalla que me dio y limpie el liquido en la caja mientras doblaba esta en algo mas pequeño, lleve la caja a la basura y la toalla la bañera la lavaría luego. Triste y desnuda aun haciendo todas aquellas acciones  lo escucho y me arrodillo –Por favor, arréglela, era de mama, solo deseo que la arregle, por favor, Llasha desea eso ahora—de verdad se lo suplica no puede ser más sincera en su mirada, de rodillas con la ropa en su mano y frente a el se lo pide—Puede desearlo pídemelo deseo que se arregle. Llasha no quiere otra ropa onegai– bajo la mirada esperando solo sedeaba eso ahora la ropa de su madre, no quería nada mas. –Llasha se portara bien-


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 25, 2015 2:03 am
En la cabeza del demonio solo podía quedar una caso, la voz de la joven rebotar contra esta una y otra vez, no salía, por mucho que agitara su cabeza, por mucho que intentara olvidar aquella dulce voz, no podía, "–uhmm amm no de..bería to...ca a Llasha ahí, es...ta mal–" ¿Que esta mal? ¿Acaso la joven pensaba que no lo sabía? Por supuesto que lo sabía, a la perfección, sabía que aquello que había hecho estaba mal, pero justo por eso lo había hecho, entonces ¿como es que aquel órgano que tenía solo por mero placer latía sin que él se lo ordenara? Sin parar, cada segundo que pasaba se volvía más intenso aquel latir, sin cesar, comenzaba a tener un poco de miedo, ¿que le estaba pasando? ¿Alguien le había echado algún hechizo? ¿Porque no dejaba de latir con aquella fuerza? Quería gritar, con todas sus fuerzas, de forma que su voz se quebrara, así quería gritar, quería dejar salir aquel sentimiento amargo que bajaba por su garganta, que se había quedado allí, una de sus manos se coloco en su pecho dejando que aquella palma pulsara su pectoral, calculando el lugar donde estaba aquel órgano, estaba seguro que antes no hacía eso si no se lo ordenaba, estaba seguro que solo latía cuando se lo ordenaba y con un ritmo perfecto, no con aquel frenético latir, sentía que en cualquier momento explotaría si seguía de aquella forma ¿eso era posible? No era de extrañar que el demonio sintiera tanto miedo, por primera vez, después de todo aquel latir, era un sentimiento que no pensaba que tenía, no creía siquiera que aquel órgano sirviera cuando llego a aquella academia ¿Entonces porque ahora si? ¿Que había cambiado? Lo único que había cambiado en su vida era... Sus orbes recorrieron aquella habitación quedando sobre aquella mujer, ella, era lo único que había cambiado lo demás era tal y como aquel joven demonio lo había colocado, era perfecto. 

Aquello que no sabía si podía llamar saliva o no bajo por su garganta, para al observar los orbes rosados de la muchacha, le gustaba las expresiones que formaba pero aquellas gotas, eran como cristales, la hacían ver linda, sin embargo, sentía algo en su cuerpo que no estaba bien, como si algo quisiera escapar, huir, gritar, insultarse, pegarse ¿que le estaba pasando?Sabía que los demonios tenían sentimientos, pero aun cuando sabía esto, estaba seguro de saber controlar los suyos, de hacer que fuera perfecto, un robot, una maquina que funcionaba a la perfección, Sus manos se movieron por aquella cama pasando poco a poco esta de la cama al cuerpo foráneo, dejando que se colocaran en aquellas caderas, no era tan sencillo, hacer un trato con un demonio significaba hacer mucho más, además quería resolver de una vez aquello que sentía su cuerpo, quería acabar con el movimiento de aquel corazón que tenía, ¿Tal vez se había acostumbrado a la tierra? ¿Por eso aquel órgano comenzaba a funcionar sin necesidad de que el demonio se lo ordenara? hizo un poco de fuerza en aquellas caderas haciendo con aquel movimiento que se acostara en aquella cama, comenzando a lamer el cuello de aquella chica, dejando las manos en aquellas caderas, quería acabar con aquello que estaba sintiendo, mejor dicho, quería aclarar si se trataba por su cuerpo, que después de tanto tiempo, al ver un cuerpo de una mujer bien dotada, después de no tener aquellas relaciones con nadie durante un tiempo que ni siquiera podía recordar, era eso, seguro era por ese motivo, se repetía la cabeza del demonio haciendo un movimiento con su cola agarrando los arrapos que sujetaba la joven comenzando con aquel miembro extra que tenía el hombre arreglar aquellas prendas, por suerte lo había cortado a la perfección así que sería mucho más fácil arreglarlo. 

Su lengua siguió estimulando aquel cuello blanco, era como si tuviera algo contra este, al igual que una de sus manos agarraba las muñecas de la chica para alzar sus brazos sobre la cabeza de esta, dejando que la presión escondieran aquellas manos, agarrando estas con su mano pasando su lengua con suavidad por sus labios, mojando aquellos labios antes de volver a acercarse a aquel cuello, haciendo algo de presión contra este, dejando largos besos, succiones rojas por todo este ¿iba a morir? No podía, era un demonio, un ser que ya estaba muerto ¿que le pasaba? ¿que le pasaba? ¿que coño le pasaba? quería saberlo de una vez, no podía dejar de morder aquel cuello, no podía dejar de hacer presión en las muñecas de la joven, como si quisiera asegurarse de que estaba allí debajo de su cuerpo, que estaba totalmente desnuda y que aquellas lágrimas en los rosados ojos de la chica habían sido reales -Llasha... ¿Rreallmente piensas que soy mallo contigo? - formulo aquella pregunta sin mirar a la chica sintiendo como una punzada se le clavaba en aquel órgano, ¿Acaso iba a estar mucho más tiempo así? Se volvería totalmente loco, la mano que tenía libre comenzó  andar por el cuerpo que tenía debajo del de cabellos rojos, haciendo un camino con sus dedos por el vientre de esta acercándose peligrosamente a uno de aquellos grandes senos aplastando este con su palma, agarrando entre dos de sus dedos aquel rozado botón, se sentía atraído por él ¿cual sería la expresión de la chica en aquel instante? ¿De nuevo le diría que no estaba bien? Pues aunque no lo estuviera, su cuerpo demoníaco, el cual estaba acostumbrado a altas alturas comenzó a arder, estaba seguro que si le tiraban un vaso de agua en aquel momento se evaporaría en el aire, de lo caliente que se sentía, sus labios dejaron de besar aquel cuello comenzando a bajar con cuidado, despacio, aunque quería ir rápido, quería ser rápido ¿porque no lo era? "tengo miedo de lastimarla de nuevo" 

Aquello que estaba escuchando en su cabeza ¿era su conciencia? Pero si nunca le habían dicho aquello, si nunca había tenido ningún tipo de problema cuando una virgen se encontraba bajo su cuerpo, simplemente lo hacía fuerte, sin parar, como a él le gustaba, la joven le había dicho que ella tenía poderes, pero no había escuchado nada de lo que le estaba pasando en aquel instante, su cabeza se paro en el momento que aquellos labios rozaron el botón rosado que tenía al otro lado, abriendo un poco aquellos labios dejando que viera la lengua afilada que ocultaba agarrando con esta aquel pezón, lamiendo con fuerza y posición este, sin parar, estaba rico, comenzó a succionar de él como si quisiera que algo saliera, aquellos senos tendrían algún líquido en su interior, eran grandes, tenía cierto parecido al de las bacas -Si así fuerra, nunca te hubierra bañado, si rreallmente fuerra mallo contigo, entonces te hubierra quemado la rropa como hacen otrros amos- pronunció, en realidad fue más una confesión, no se daba cuenta, estaba demasiado despistado intentando ofrecerle el placer a la chica, aquellos orbes de diferente color se quedaron clavados en aquel rostro, intentando hacerse una imagen mental de las expresiones que iba teniendo, todo lo que tenía, "todo me pertenece, no dejaré que lo vea nadie más" gruño desde lo más profundo de su cuerpo, de nuevo, aquella conciencia le volvería loco, ¿Que quería? ¿Que deseaba? ¿Que tenía? ¿Porque aquella chica? No lo entendía, pero su corazón no se había detenido, al contrario iba cada vez a más velocidad, cada vez que su mano apretaba aquel rozado punto y su lengua se movía, cada vez que dejaba entre sus dientes aquel pezón, cada vez que le estrujaba con las manos aquel seno, como si quisiera romper este, aquello que sentía en su estomago, aquella extraña sensación ¿Que era? ¿Que era aquel sentimiento que no podía controlar? -Llasha... te estoy arregllando lla rropa porr eso.. cumplle con llo que has dicho, porrtate bien ¿Harras todo llo que diga? 
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Lun Mayo 25, 2015 8:18 pm
Aquellas lagrimas tan gruesas  seguían cayendo como pequeños cristalitos congelados en mis piernas, “¿Por qué no eran húmedas como las del resto?, ¿Por qué no se fundían en mi piel? ¿Por qué se congelaban tan pronto salían de mis ojos?” casi podía sentirlas como piedritas en mis manos, mi temperatura debía estar muy fría, y es que aquel día no recordaba haber tomado, sol, empezaba a tener frió, por ahora solo me importaba una cosa volver mi ropa como estaba antes, luego le explicaría a mi a… “a tu amo LLasha” “a Lev-sama” lo que pasaba con mi cuerpo si no llevaba sol, trate de conservar mi postura no quería dar lastima aunque estaba segura de que una chica completamente desnuda con prendas viejas y rotas en sus manso suplicando se las devolvieran solo podían causar esa emoción en el contrario “lastima” peor acaso el al sentía no si fuera así se fuera detenido ante mis gritos estaba segura de ello, no se trataba de eso no le causaría esa impresión.

En medio de aquella confusión noto que ahí dos camas y soy lo suficientemente inteligente para saber que el no me esperaba, la habitación no es muy grande entonces quiere decir que vive con alguien mas, “me esperan noches frías en el suelo” pienso preocupada, apenas alzando la mirada y cruzando mis rojos rosas con los suyos azules hasta ahora me doy cuanta de lo hermosos que son sus ojos, parecen profundos misteriosos como si escondieran mucho mas de lo que muestran, mis lagrimas se detiene un momento mientras le contemplo, trago algo de saliva y me doy cuanta de que me alza por mis caderas hasta la camina recostándome a su lado, aun abrazo mis ropas con ellas cubre mis pechos aunque poco importaba ya las había visto y tenia mucho mas descubierto que mi pecho, no estoy segura de que hacer, apenas alcanzo a moverme y retroceder al sentirlo sobre mi.

-A...a… ¿q-que que ha...ce? Pregunto tartamudeando después de lo que paso solo espero algo feo de el tal vez me hará algo que no me guste nuevamente “debería huir". como? Esa era una opción no habilitada para mi, increíblemente a pesar de mi temperatura corporal, al sentir su mano en mis cadera descubierta, y luego notar que me quita la ropa miro a los lados, preocupada, aun que sin poder moverme ahora el sostiene mis manos, y cierro los ojos con fuerza mis muñecas están lastimadas y duelen, aun así comienzo a sonrojarme paulatinamente mientras su aliento seduce mi cuello y lo baña con ese calor que viene desde lo mas profundo de su cuerpo, incluso el liquido que deja en mi cuello esta caliente -Cálido– pronuncio apena audible me gusta, ese sentimiento, abro los ojos con timidez al sentir que mi piel es absorbida constantemente por sus labios, mi cuerpo quiere moverse, se siente intranquilo pero no de mala manera, mi temperatura comienza a aumentar “¿Qué me pasa?” me pegunto sin dejar de mirar los mechones ojos es lo único que mi vista al cansa ahora.

Para cuando su lengua toma como rehén mis labios, estoy tan roja que casi siento que mis mejillas arden “Llasha no necesita sol para calentarse, amo puede mantener a Llasha en temperatura cálida” pienso con mucha inocencia no sabía de que se trataba todo aquel jueguito probablemente solo pensaba que era eso un juego y que mi amo estaba siendo bueno con migo esta vez, relamo la saliva que deja en mis labios –los la...labios de lev-sa...ma gustan a Llasha– le digo en un susurro es algo inconsciente mas bien, niego cuando por fin me dirige la palabra –Llasha solo es...ta confundida– hace un rato pude considerarle malo pero ahora me hacia sentir bien, como cuando el sol me bañaba con su calor y permitía que mi corazón siguiera latiendo, cerré los ojos y lo escuche latía con fuerza no estaba latiendo apenas para sobrevivir estaba viva –Llasha se siente viva– empieza a  titubear y como no hacerlo, si ahora su boca esta en mis senos y .. Y es ponen duro mis pezones están peinados duros, deben brillar con al cubierta e saliva que el les deja en rededor, no puedo me siento muy rara comienzo a mover mis muslos entre si rosándolo  “soy su propiedad pude hacer lo que quiera conmigo, como evitarlo” me resigno tan fácil no, no se trata de eso es por que lo disfruto mucho. –uhmm lev-sa...ma– digo gimiendo al sentir que le presta demasiada atención a recorrer mi cuerpo con sus manos y tocar los botones de al cima de mis senos arqueo mi espalda con fuerza, gimiendo constantemente mirando el techo de la habitación, con perdición –uhmmm… yamete-kuda...sai– le pido con la voz quebrado y claramente excitada “detente por favor le dije en mi idioma natal, por que no se que siento”.

-hammm– me sorprendo al escuchar lo me dice quemar la ropa hacían eso –Que ma...los– recite –en...tonces ¿tu no se malo ver...dad?- apenas podía hablar, intente mirarle peor ver su lengua deslizarse por mi seno me parecía tan … “hermoso” que verlo me resultaba un pecado “pero si estaba cometiendo un pecado tenia que detenerle, peor aquello me gustaba tanto, Soy mala” .eso resonaba en mi cabeza, pero en mis oídos solo resonaban mis gemidos por las acciones libidinosas de mi amo, apretando estrujando mordiendo lamiendo, sin detenerse no podía evaluar cada acción con la velocidad que lo hacia con aquellas ansias de “devorarme”, mis labios también debían estar rojas mis ojos se abrían cerraban mi cabeza se revolcaba en mis cabellos a cada nueva sensación , mis labios resoplaban –Llasha… Llasha… obede...sera los deseos de lev-Sama— recito agitada, sintiendo que apenas termino de recitar esas palabras algo esta humedeciendo otra vez mi entre pierna peor es algo diferente a lo de hace un rato. apenada giro mi rostro aun lado, bajando la mirada topándome con el hombro de el, sonrojada y debilitada si me sentía debilitada pero aun así deseaba moverme –Llasha se en..sucio otra vez– si de un liquido blanco que persistía en mi entrepierna –Llasha lo siente go-...me na..sai gomenasai– repito creo que debo disculparme no quiero que se moleste por eso con migo . Con cuidado suelto una de mis manos de su muñeca y me llevo la mano hasta la entre pierna, descubriendo el placer que tocarme yo misma en esa zona tan sensible me provoca, pero esta mal, y solo la roso apena subo mis dedos húmedos, y pegajosos  -¿me porte mal otra vez– digo quejumbrosa mirando el liquido y abriendo y serrando los dedos contemplando lo pegajoso que esta, pero mis pómulos y ojos curioso quiere verlo mas, de cerca así que lo acerco a mi rostro incluso le huelo, y luego me lo llevo a los labios, probándolo, era asido pero un tanto dulce -¿Qué es?- pregunto mirando a lev-sama, probablemente esperando un castigo por ensuciarme después de que el me limpio. -Llasha no que...ria ensuciarse– intento excusarme, sin saber que el fue quien provoco aquello.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 25, 2015 10:28 pm
La lengua del demonio seguía estimulando aquel pezón, tenía la sensación de que no podría apartarse de aquellos dos, eran como imanes y más cuando en sus orbes se clavaban la figura de la chica, no podría simplemente ignorar eso, no podía, todo lo que decía la chica paso por los canales auditivos del muchacho pero este simplemente respondía haciendo que aquella lengua machacará más fuerte aquellos pezones, estaban tan duros, la necesidad de morderlos no pudo evitar aquella acción primaría, como si fuera un depredador, aquella era su presa, sin embargo, era una presa a la que quería hacer sentir bien, sus labios se posaron en aquel gran seno de la contraria haciendo que aquellos blancos dientes rodearan aquel botón, sabía demasiado bien, era como si tuviera una golosina entre aquellos dientes, los cuales se afilaron al aun estar mostrando su raza, clavando sin darse cuenta aquel colmillo en aquella parte que se había endurecido, dejando que en su paladar volviera el sabor metálico de aquel líquido carmesí, algunas cosas las dejaba pasar porque no veía el motivo de contestar preguntas, ¿Para que quitarse aquel placer de comer aquellas golosinas? Las preguntas de la chica se podían responder con una fuerte lamida, el cuerpo le ardía demasiado, comenzaba a sentir la presión en su pantalón, la presión que producía aquel miembro agrandándose por momentos, eso era demasiado extraño, normalmente no se erectaba hasta que iba a penetrar a la persona en algunas ocasiones no lo hacía hasta que ya estaba dentro y había dado unas cuantas embestidas, eran por los gemidos de aquella chica, seguro, paro de ejercer aquellas lamidas pensando en la pregunta de la chica, pero su mano no paro, seguía estimulando el contrario apretando entre sus dedos este, con fuerzas, con ansias, iba a devorarla de aquella forma. -¿Mallo? Llos demonios somos serres horriblles sin embarrgo aun no me he comporrtado como un verrdaderro demonio dellante tuya- 

Respondió a la pregunta de la joven, realmente no podía decir que no, era un demonio, un ser de la oscuridad, que se movía por el placer que le producía la oscuridad, crear la semilla del mal, en pocas palabras no era bueno, pero tampoco era malo del todo, por lo menos no lo estaba siendo en aquel momento, cuando acabo de cocer la ropa de la chica con su cola paso esta por el cuerpo de la muchacha haciendo que notara la afilada punta de aquel cuerpo, justo cuando el joven iba a volver a agarrar aquellos pezones observo la acción contraria, sus orbes se abrieron como platos, ¿que estaba haciendo? Su corazón latía como loco en aquel momento, se estaba estimulando ella sola, no solo eso que se había atrevido a mostrárselo al demonio, su aliento se volvió más complicado comenzando a jadear sin parar, intentando conseguir el aire que le faltaba, sin embargo eso solo hacía que su respiración pudiera notarse más, su mente se nublaba, no podía pensar con claridad, aquella mano que agarraba las muñecas de la muchacha la soltó, bajando su cuerpo poco a poco, le respondería a la pregunta, por supuesto que lo haría pero su cuerpo, ya no aguantaba, tenía que intentar despejar aquella neblina de su cabeza, sus garras se dirigieron a aquellos muslos dejando que se clavaran en estos con algo de fuerza, como si quisiera decir con aquella acción que le pertenecía, que era solo suya y no dejaría que nadie la viera, con sus poderes hizo un escudo en la puerta para que su compañero no se atreviera a molestarles, que se buscara otra cosa que hacer, su cabeza se metió en aquellos muslos ayudándose de sus brazos para que la joven no pudiera cerrar sus piernas contemplando aquel líquido que salía de este volviendo a pasar con mayor fuerza aquella lengua por sus labios, relamiendo a conciencia estos -ah tienes rrazón te vollviste a ensuciarr con llo que me había costado llimpiarrte- 

Su cabeza se metía más entre aquellas piernas dejando que la joven le viera cerca de aquella intimidad - erres muy sucia Llasha, esto es ell flluido que llas chicas tienen, sollo salle cuando se siente muy bien ¿te has puesto así solo porr llamerr tus pezones? ¿Acaso erres una puta Llasha? Ah cllarro llo que erres es una escllava sexual - su lengua volvió a salir de su boca recorriendo toda aquella intimidad de la chica, a el demonio le encantaba cuando jugaba de aquella forma, cuando de su boca podían salir palabras tan lascivas, no, lo que más le gustaba eran las caras que podían las personas en ese momento preciso, en ese momento que le gritaban que no era verdad, porque justo en ese momento su intimidad sacaba más de aquel líquido, se preguntaba si Llasha sería igual que las demás, si también su cara agarraría un color rojo por aquellas palabras groseras que había tenido, pensando en ello sus orbes no se cerraron en ningún momento aun cuando su lengua se metía en aquella intimidad, notando como su interior estaba apretado, le costaría meter hay si miembro, espera ¿que estaba pensado? ¿Tan desesperado estaba? ¿Tantas ganas tenía? ¿porque? No podía dar alguna razón, simplemente lo haría, lo quería hacer, su lengua comenzó a salir y entrar como si estuviera fingiendo lo que pasaría después babeando aquella intimidad femenina, al joven le encantaba el ácido, era un gran fan de aquello por eso no le importaba aquel sabor, al contrario quería más de este, quería todo, su boca se abrió por completo metiéndose en aquella intimidad dejando que una de sus garrar soltara aquel muslo para agarrar aquel pequeño botón que también teniendo las mujeres en su intimidad, en aquel bajo, comenzando a masajear este sin parar, dejando que sintiera lo grande de sus uñas una y otra vez - Llasha! - soltó aquella intimidad un momento, sentía como su pantalón quería salir corriendo, se dio la vuelta sobre el cuerpo de la chica dejando sus piernas abiertas al rededor de la cabeza de la chica, bajando un poco sus caderas para que notara aquel bulto en su pantalón. 

-quierro que llo llamas, al iguall que yo te estoy atendiendo a ti- termino de decir para de nuevo atender aquello que la chica tenía entre las piernas, dejando que la saliva cayera por su lengua babeando aun más si era posible aquella intimidad, agarrando con sus dientes esta vez el clítoris de la chica lamiendo este con fuerza, de la misma forma que sus dientes se clavaban en este, después de todo no quería que se escapara de aquella forma, por los posibles movimientos de aquella chica, la mano que aun tenía libre paso por aquella intimidad comenzando a frotarla con suavidad, abriendo los labios de estos, metiendo poco a poco una de sus dedos en aquella intimidad sintiendo la humedad de esta, el interior de la chica estaba muy contraído, comenzó a masajear aquello con su dedo, buscando que se acostumbrara a aquel vaivén del joven, después de todo, dentro de poco allí estaría algo más grande, no necesitaría lubricante con su saliva y el líquido de la chica sería suficiente, además Llasha se estaba encargando de que su miembro quedara lleno de su saliva, para que fuera mucho más sencillo penetrarla, se imaginaba aquella escena y con solo aquello pensaba que no duraría mucho más en aquella posición, sin embargo, planeo algo, cada vez que sintiera aquella tentación le haría aquel movimiento con el dedo más fuerte y su lengua lamería con mayor intensidad, de aquella forma podría controlarse un poco más, imaginando que en vez de su dedo lo que aquella chica tenía dentro era lo el sexo del pelirrojo -date prrisa Llasha o tendrre que castigarrte más si no te haces carrgo de ello lo tendrras que atenderr con otrra parrte- 
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Mar Mayo 26, 2015 1:12 am
No se detendría no importaba cuando le dijera en mi idioma en el que hablábamos ahora o con señas no detendría los movimientos de su lengua en mis pezones, no comprendía nada de lo que me pasaba, las sensaciones aquellas cosquillas esporádicas en mi en mi intimidad, ella misma espesaba a contraerse sola, mis pezones duros que aunque yo le pidiera detenerse y ello gritan con el tono rosa y su textura firme, que siguiera lamiéndolos por que lo disfrutaba “lo disfrutaba” que era eso, que era lo que el hacia… intente buscar respuestas en mi mente mientras me olvidaba de los gemidos de mis labios,  descifrando aquel comportamiento, irrespetuoso invasivo, completamente cercano, donde no importaba el tiempo que lleváramos juntos o cuanto conocía de el o el de mi solo importaba el grito de nuestra piel pidiendo ser “¿atendidas atendídas por que?”. Las imágenes de algunas animales teniendo coito, delante de mi por error, bien rápidamente a mi memoria –oh… di..os, Lev-sa..ma quie...re qui...ere aparea..rse con llasha– alcanzo a decir entre jadeos entre mi agitada respiración y el resoplar de mis labios, entonces lo siento no es placer es dolor cuando su colmillo penetra mi peso –I..tai– le digo sorprendida aunque el lo sigue lamiendo y el sentimiento de dolor pasa rápidamente volviendo a sentir aquel lugar tan caliente como antes.

Le escucho perdía mirando el techo, que debo hacer dejarme llevar por esto que siento ahora, “lev-sama es atractivo” pero era así como quería esto yo, quería algo bonito no es eso lo que hacen las parejas yo solo era su esclava pero seguramente jamás me dejaría tener pareja entonces solamente me serviría para esto, -¿es...ta será mi vida?- solo esperaba que no fuera malo conmigo, ya era suficiente con hacer todos mis sueños trisas en cuestión de horas, algunos cristales salieron de mis ojos al entender lo que el haría conmigo, y aunque se sienta bien mi corazón de acongojo, ya no seria más que su objeto sexual entonces. El sabor del liquido aun estaba en mi paladar, lo saboreaban sabía que después de que el entrara ahí jamás sabría igual nuevamente,  mire la ropa termina de cocer y creí que me dejaría ir, y ponerme mi ropa pero no seria así, sonreí al ver al ropa de mama bien, “no será tan malo” trato de convencerme resignada a que usara mi cuerpo, entonces se desplaza al borde de la cama, mi abre mis piernas cierro los ojos por el dolor que me causan sus garras al abrir mis muslos tanto como puede –me las..tima– le digo antes de dar lo que probablemente es un grito, de placer que solo sus lamidas y comportamiento podrían arrancar de mi garganta   –ahmmm Go...men– sabia que me castigaría pero aquello era demasiado, por que la lamia por que desplazaba su lengua en mis labios que abría con forme mantenía mis piernas al borde de al cama,  -Llasha, no, llasha no mere..ce que Lev-sa..ma haga eso.. es..ta mal– le repito claro que estaba mal por que alguien como el debia lamer algo tan sucio –no de..be ens..susiarse con al..go tan su..cio amo-

quería que se detuviera si, pero por otro lado aquello se sienta muy bien no podía dejar de jadear, incluso mi corazón quería estallar, de lo rápido que iba , todas aquella sensaciones juntas, estaba segura de que empecé a humedecerme mucho mas, ahí abajo –Llasha lo esta en..suciando– niego rápidamente un tanto desesperada por todo eso pero sus manos me tomaban firme no podía más que mover mi torso un poco  arquear la espalda ante la experiencia y el cosquilleo que me hacia querer tocarme que me hacia querer ser lamida pro el mucho mas,  -¿Qué es pu...ta que es esclava sexual? Llasha no sabe- pregunto sin entender, perdida en todo lo que el hacia con lengua mi intimidad manchada, mi cuerpo comenzó a erizarse pero no de frio, si no mas bien de excitación –pare..ce le gu..sta– digo con dificultad agitada aun –si es a...si, Llasha será su pu..ta y será su esclava se...xual– pero si ni siquiera sabía que era por que decía aquello, era culpa de lo que me hacia sentir me gustaba, entonces siento que toca algo me causa algo de mareo, es mucho no se que me pasa estucho que me llama y creo que debo corresponderle sintiendo aquella estimulación lo llamo con voz sensual y perdida –Lev-.sa...ma-

Entonces se detiene respiro, como puedo jadeante por el calor, de mi cuerpo nunca había estado así,  el se posa sobre mi y me muestra un bulto enorme en su caderas , asiento temblorosa dije que me portaría bien no puedo fallarle ahora quiero que confié en mi, además arreglo mi ropa es como una deuda –suspiro mientras bajo su cremallera y bajo la otra tela que lo cubre, lo que veo me deja completamente roja aquello una vez descubierto cae en mis labios directamente es grande esta tenso lleno de venas sanguíneas,  "no me cabra” miedo de inmediato, empezando a dar la midas pequeñas en rededor, del borde rosa que tenía un par de agujeritos, me dedico a lamer lascivamente su miembro que casi lo siento palpitar en mi lengua, sus caderas bajan mas, y entonces comienza a entrar en mi boca “no se que hacer” solo sigo lamiendo como puedo pero los agujeritos me llaman la tención entonces cometido adentrar al punta de mi lengua en estos, mientras acaricio con mis labios el tronco de su erección.

El sigue lamiendo y trato de imitar lo que hace, pero luego es su dedo el que se adentra, y me duele un poco no puedo hablar pero mi expresión de dolor esta presente –uhmmm- continuo dado lametones y chupando, la punta del aquel miembro mientras lo sostengo con una mano, para sentir, algo muy rato si seguía haciendo eso, mi vientre no aguantaría mas era como un cosquilleo infinito –LLASHA VA A… LLASHA VA A EXPLOTAR– grito mientras siento que hago muy caliente coree  desde dentro de mi. mis ojos están girados totalmente que fue eso, simplemente había tenido un orgasmo pero no lo sabia, mi cuerpo estaba tembloroso, con la punta de su erección rosando mis labios recuerdo lo que me dijo, levanto un poco mi rostro y lo debo entrar en mi boca mejor, dejando que se mueva en esta que rose con mi lengua y las paredes de mi cavidad bucal con mi propio labios succiono un poco como el lo hacia con mi cuello, no sabia que mas hacer tendría que aprender más si quería que el estuviera contento conmigo. Ahora si debía estar muy sucia podía sentir el liquido rodar por mis piernas, empezaba a tener miedo de que el se molestara conmigo por ensuciarme tanto cuando incluso uso su lengua para limpiarme, si su dedo me dio un leve  y luego me dio ese sentimiento de parecer estar volando que seria si usaba ...


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 26, 2015 11:24 am
La pregunta que antes había formado la chica rodaba en su mente mientras seguía con aquel vaivén, cerrando los ojos sintiendo con su lengua la forma de aquel clítoris, ¿Tu vida? ¿Y si así fuera? ¿Que importaba si esa era su vida a partir de aquel momento? ¿Que problema había? Aquello molesto un poco al demonio haciendo que sus dientes rozarán con algo más de fuerza aquel pequeño botón frunciendo el ceño, su dedo por mero instinto acompaño aquella mordida, haciendo las penetraciones a su interior más rudas, más rápidas, como si no tuviera problema en ser cruel con aquella chica, no es como si la chica fuera a tener aquella vida, porque al de cabellos rojos no le interesaba nada de aquello, solo era algo que hacía cuando se sentía a punto de explotar, cuando su miembro no podía aguantar más entre aquellas prendas, cuando la masturbación no servía de nada, porque luego la tenía de nuevo como una roca, lo que le había molestado es la forma en que lo había preguntado aquella de cabellos claros, Por supuesto que esa no sería su vida, era una esclava, pero solo la trataría como una esclava sexual cuando tuviera tantas ganas que se tiraría hasta a un animal, paro aquel movimiento un momento - Ah...- el sonido de chapoteo que hizo cuando aparto su cara de aquella intimidad, hizo que su sonrisa se ladeara en su rostro metiendo un segundo dedo en aquella intimidad, moviendo estos en su interior, tocando por completo aquel interior, era caliente, sentía como le apretaba los dedos, las succiones que la chica tenía solo por sus dedos - ¿Y si fuera así? No parece disgustarte tener este tipo de tratos ¿será que quieres que sea un poco más rudo? -formulo aquella pregunta antes de volver a lo que estaba haciendo antes, le daba igual que llorara, siempre y cuando fuera él, quien causaba ese llanto. 

Sintió en el momento preciso los labios de la joven, como atendía aquel miembro dejando escapar un pequeño jadeo de sus labios, ¿acaso era virgen? Era malo con esas cosas, "oye Llasha ¿que estas haciendo?" quería preguntarle, pero le resultaba divertido aquel movimiento que hacía la contraria, tendría que enseñarle ofreciendo más lamidas a su interior, a aquel sexo tan hermoso que tenía la chica, sus dedos ya estaban totalmente húmedos, era como si la joven fuera una esclava sexual sin lugar a dudas, tenía un cuerpo lascivo, las preguntas le resultaban bastante irritantes de responder por eso hizo un pequeño movimiento de sus caderas haciendo que entrara en su boca aquel miembro como si quisiera decir con ese gesto "Atenta a lo que estas haciendo ahora" era lenta y que abarcó toda la intimidad de la chica, desde aquel clítoris hasta el ano de la chica haciendo que elevara sus caderas a su gusto, haciendo aquel movimiento más fácil al chico, fue lo que comenzó a hacer, lento, suave, aquella lengua repaso toda aquella intimidad como si el tiempo no existiera moviendo su dedo más lento en el interior de la chica, sin embargo estos dedos se metían más dentro en el cuerpo de la chica, sintiendo como arqueaba la espalda debajo de cuerpo, hizo aquel movimiento un par de segundos más abriendo los ojos un momento escuchando atento los gemidos de la chica, grabando un audio mental de aquellos gemidos, sería una buena forma de castigarle, hacer que escuchara sus lascivos sonidos, volvió a cerrar los ojos intentando concentrarse en aquello sonidos, escuchando su grito sorprendiéndose -¿Ya?- pregunto en voz baja esperando que le diera un poco de tiempo para apartarse, pero al haber hecho aquella pregunta los fluidos de la chica cayeron en su boca, dejando escapar algunos por su comisura frunciendo más su ceño, le había ensuciado, eso le molestaba, trago todo aquello que había caído en su boca, moviendo su cuerpo para que dejara de lamer su miembro - Que sucia-

Dejo escapar bajando su mirada de forma que se viera más superior que aquella chica, mostrando lo vertical que se había vuelto su iris, moviendo su cola de un lado a otro acercando aquellos dedos que habían estado en el interior de su chica, pasando su lengua por estos de forma seductora - te has ensuciado más... tendrre que castigarrte, después de todo llo que me había costado llimpiarrte- susurro alcanzando un espejo que había en la pared colgado colocando este encima de su cama, tenía una idea de como hacer que la chica se sintiera humillada, después de todo le había ensuciado, aquel rostro perfecto estaba ahora todo pegajoso y dejaba gotear por su barbilla aun aquel fluido que le había llenado, tendría que bañarse de nuevo, saco del cajón de su mesa unas cadenas además de unas cuerdas, por supuesto al ver lo que había hecho con las cadenas de antes el joven también puso un escudo en aquellos objetos, así por lo menos tardarían más en congelarse, lo que por ende significaba que no las podría romper en un rato, aprovecho que la joven se encontraba jadeando por aquel placer, agarrando sus manos para atar esta a su espalda con las cuerdas primero, apretó bastante aquello para que con cada movimiento, por más fuerte que lo hiciera, por mucho que la chica quisiera quitarse solo se diera cuanta que no podría mover aquellos extremos hasta que el demonio le quitara las cuerdas pasando las cadenas también por aquellas manos, doble seguridad de que la chica no usaría sus brazos para nada, ni siquiera para taparse, se sentó de nuevo en aquella cama girando el cuerpo de la chica dejando que se pusiera en cuatro, para solo agarrar sus senos con algo de fuerza haciendo que se sentará, de aquella forma la joven podía ver perfectamente el espejo, lo que le hacía a sus pezones, aquel movimiento en giro pulsando de vez en cuando estos como si fuera algún tipo de botón, dando golpecitos a estos, mientras que su lengua pasaba por aquel suave y blanco cuello de nuevo haciendo que la chica lo mantuviera en alto.

-Mirra bien Llasha, tu cuerrpo.... vas a verr todo llo que te haga ¿no me digas que eso te harra correrrte de nuevo? -susurro en el canal auditivo de la chica encerrando entre sus dientes un trozo de aquella oreja, quería tentarla, pervertir a la chica y sobre todo lo que el demonio de cabellos rojos más quería hacer en aquel momento era humillarla, ahora le tocaba a él correrse, era justo que como la chica lo había hecho en su boca él también hiciera eso ¿verdad? Se levanto poco a poco de aquella cama haciendo que la chica girara un poco su rostro agarrando aquellos cabellos, haciendo que se envolvieran entre los dedos de su mano, sin esperar a que lo lamiera de nueva, movió su cadera haciendo una embestida para entrar en aquella boca, moviendo su cabeza con aquella mano que aun se quedaba en el pelo de la joven, dejando que el muchacho comenzara a jadear más notoriamente, eso estaba mejor, de aquella forma podría disfrutar más, aquel vaivén tenía un ritmo extraño, al principio iba rápido, luego se paraba y después de un rato volvía a ir rápido, no había forma de entender que era lo que quería aquel demonio, pero lo que estaba claro es que si seguía en aquella postura no solo acabaría su semilla en la boca de la chica, sino que al terminar su cara estaría llena de su semen, era suya, totalmente suya, el solo hecho de pensarlo lo excitaba aun más haciendo que entrara más en aquella garganta, escuchando el sonido de su piel chocando contra los labios de la chica, como no le daba tiempo de pausa para que pudiera tragar su saliva entonces esta solo iba saliendo por la comisura de esta, lo bueno de aquella postura, es que el muchacho de distinto color de ojos estaba al lado de la chica, lo que significaba que si Llasha, quería apartar la vista solo llegarían aquellos orbes rosados a ver el espejo, ¿Que clase de expresión pondría en aquel momento? Su corazón latía sin parar, ¿que más quería su cuerpo? ¿Que quería su maldita conciencia? Estaba haciendo suya  a aquella mujer, entonces porque no dejaba de repetir aquellas palabras en su cabeza, en su corazón cada vez que palpitaba "te gusta

El que su cabeza quisiera que se volviera loco, el que aceptara aquellos sentimientos hizo que el joven se moviera más rápido, sin ningún cuidado, apenas estaban comenzando, aun quedaba mucho para que el demonio se sintiera satisfecho totalmente, cerro sus orbes intentando disfrutar más de aquello que estaba haciendo, olvidando lo que sentía, lo que su mente no dejaba de repetir, simplemente dejo salir un pequeño gruñido, ¿que era todo aquello? Sus sentimientos, un demonio tiene, pero porque en aquel instante, negó un poco con la cabeza comenzando a hacer que la chica moviera más rápido su cabeza -ah.. parrece que estaba pensando en otrra cosa, si no te esfuerrzas no acabarre y tendrras que seguirr con esto en tu boca mucho más -le encantaba ver aquel rostro, era hermoso, más cuando aquellas lágrimas que se convertían en cristales salían ¿le gustaría también cuando la chica llorara de forma que quisiera desgarrar su garganta? Quería pensar que todas las expresiones de aquella fémina le gustarían, cuando se enojaba, cuando se avergonzaba de la humillación, cuando lloraba, cuando sonreía ¿y porque era eso? Ah, realmente no quería darle demasiada importancia a todo eso que le estaba viniendo tan  de frente, era un hombre y quería enfrentarse por eso mismo, pero lo enfrentaba pensando que solo era por el cuerpo que tenía aquella chica, por las expresiones, que se sentía así en aquel momento -esto es tu cullpa, si no fuerras tan llinda no tendrría tantas ganas- 
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Mar Mayo 26, 2015 10:01 pm
Mi cuerpo atravesaba una nueva faceta, no estaba segura de que fue eso, tanto calor tantas cosquillas tantas cosas inexplicables apara mi, cosas que nunca sentí, y me aprecia impresionante que con solo una par el rose de lengua en mi intimidad, como le decían “vagina” si creo que era así una vez mi madre adoptiva me explico un poco de eso, cuando mi primer periodo bajo , estaba muy asustada tanto como ahora desperté llena de sangre y no sabia que hacer y había venido de ahí le explique que no me había lastimando que no pude haberme roto, y ahora me sentía rota por ahí, aunque lo que bote no era precisamente sangre, ahora que puedo hablar un poco le respondo lo que me pregunto anteriormente –No mas rudo no-  intento cerrar mis piernas apresuradamente se que me hará algo de castigo pero no se que, no quiero que siga tocándome ahí es muy sensible, colorada le miro algo temerosa, vuelvo a lo que hacia con mi boca,  pero estaba muy distraída y no podía culparme Nunca habían tocado a Llasha ahí– le digo algo temblorosa, le importaría eso no lo creía, no me explico que era esas palabras que dijo antes y no sabia exactamente como debía actuar después de manchar su rostro, peor fue el quien insistió en envolver en sus dientes mi pequeño botón de sangre que ahora lo sentía arder, fue el quien persistió en lamerme de aquel modo tan vergonzóso, quien metió sus dedos dentro de mi “dentro de mi”  cierro los ojos y gimo solo imaginándome aquello uhmm… Llasha no quiere mas esto– murmuro como deseando que aquello no sea verdad apretando con fuerza mis ojos como si con eso pudiera hacer desaparecer todas aquellas cosas que me estaban pasando.

Se sintió bien si peor ahora no me siento bien, saber lo que el hiso lo que yo hice al ensuciarle, escuchar que me diga sucia –no es mi culpa– murmuro negando con fuerza no quiero verlo mas y no me puede obligar a hacerlo no puede hacer que abra los ojos si no quiero, es suficiente no ya me deje hacer esas cosas, escucho mi pecho sonar rápido agitado asustado mi corazón latiendo desesperados, solo quería cerrar mis piernas quería hacerme un ovillo y olvidarme de todo lo que paso. De cómo metió sus dedos de cómo metió su húmeda lengua, de cómo me estaba tocando “¿pero no seria tan fácil verdad?” pienso abriendo los ojos y consiguiéndome con su cola se estaba alejando y me decía algo o mas bien buscaba alguna cosa -  Llasha no quería ensuciarse– me hago un ovillo en aquellas sabanas dándole la espalda –Lev-sa...ma fue quien toco y toco, Llasha no sabe que paso nunca ha hecho estas cosas– niego rápidamente  “se acabo ,se acabo” trato de convencerme, quería ganarme su confianza si quería serle útil peor me sentía triste me sentía mal por mi comportamiento.

Su imagen imponente manchada de mis fluidos se quedo grabada en mi mente, mirando como chupaba sus dedos, peor si el gusto por que estaba molesto por que parecía enfadado. Aun con los ojos cerrados y respirando con dificultad completamente débil así me sentía como si todas esas sensaciones se fueran robado mis fuerzas,  siento como toma mis brazos  -No me ate, por favor no gusta, duele…- le repito sin poderme mover mucho, lamente haberle dado al espalda siento como las ata con fuerza me duele, estoy segura que no puedo moverlas mucho, ante esto mi cuerpo comienza a bajar la temperatura nuevamente, no creo poder usar mi poder aun ni  siquiera se me ocurre  para que hacerlo tal vez me golpe si lo hago si vuelvo a enfadarlo, “a el no el importa como me siento para que luchar contra algo que no podre ganar”. Me quejo un poco por el dolor de mis muñecas, y siento que me acomoda a su gusto, de nuevo tomándome por los pechos  lo hace con fuerza los aprieta nuevamente, debo dirigirme como el lo pide no quiero que me lastime, termino en una posición muy extraña como si fuera un animal “entonces el me ve como un animal” interpreto en mi mente, abriendo los ojos un poco, si tuviera mis manos desatadas me las llevaría a la boca pero no es así, están en mi espalda y no puedo hacer nada la briza de la ventana golpea mi cuerpo que se enfría de nuevo, mis bellos se erizan, y la cortina ondean en dirección contraria a mis ojos. 

Siento sus tibio… no clientes dedos en mis pezones nuevamente , jalándolos apretándolos incluso hediéndolos en mis propias carnes, como si fuera la punta de bolsas de llenas de algo, me sonrojo nuevamente, mientras miro a los lados tratando de retroceder solo logrando que los jale con mas fuerza estirando mis pechos por completo –No qui...ero– le digo cuando miro aquella imagen  -¿Ser lla...sha?- pregunto sin entender, miro mis senos descubierto mi intimidad blanquecina, aun mis caderas grandes y levantadas, mi piel brilla con los rayos del sol, mis cabellos también y mi cuerno resplandece, por mi rostro esta triste perdido, extasiado puede ser la palabra, mi boca abierta apenas jadeando por lo que el hace mi pómulos rojos. jamás había vito una imagen tan nítida de mi misma, solo la había visto en  agua o en mis cristales de hielo pero no  era tan nítida, era bonita, lo era pero no me gusto verme así, mire las piernas de el, buscando a una salida a tantas ideas en mi mente –LLasha es fea– murmuro muy triste para sentir que el suave mi rostro con besos en mi cuello, empieza asentir bien como antes pero esta mal y ahora que lo vi estoy mas segura de que lo esta “la primera imagen nítida de mi que vi y que seguramente no podría olvidar”.

 La calidez de su aliento se cuela por mi oído en forma de palabras -Llasha correr pero si no corrí– no entendí lo que decía cerré los ojos con fuerza no lo sabría no quería verme así, aunque ahora me imaginaria todo lo que me hacia aun con los ojos cerrados ¿Qué era peor que eso? “las imágenes que vendían después, Llasha soporta esto y vendrán cosas mejores, serás más fuerte con cada humillación piensa que esto solo es parte del camino que esto no es lo que tu serás siempre que ahí mucho mas que ver pero primero ahí que enfrentar tormentas una vez conozca todo lo malo, podrás comprender lo bueno” era la voz de mi padre otra vez peor ahora no quería oírla quería dormir, dormir mucho y no despertar, sus mano se cuela en mis cabello, y me empuja hasta su miembro lo dejo entrar a mi boca, sin mas tan distraída con al boca abierta estaba gimiendo pro lo que hacia con mis pezones que ni siquiera pude cerrar la boca a tiempo para que el no la ultrajara así,  “Llasha no quiere esto” pienso peor la voz de mi padre era quejumbrosa el lo sabia no tenia que decírselo por eso trataba de darme ánimos donde fuera que estuviera. La piel rugosa de su miembro llena por completo mi boca y no solo eso empieza allegar hasta mi garganta me dan muchas ganas de vomitar, cuando esto pasa pero no vomito no puedo hacerlo el no me deja continua empujándolo hasta mis adentro tocando mis amígdalas rosando aquel grueso y fuerte miembro en ellas, masajeándolas una y otra vez con fuerza sin detenerse. Trato de respirar mientras los acá es difícil cada vez me falta más el aire.

Decían que los besos eran hermosos, pero aquello no lo era el me beso antes no eso hiso, mi lengua marcada se movía rosándolo, y como no buscaba empujarlo sacarlo quizá, “ahora solo eres un animal”, pensé mi piel comenzó a ponerse escamosa brillante y reluciente, no sabía por que sabia que algún día podría convertirme en ese animal hermoso un kirin pero aun no pasaba, hasta ese día que veía por primera vez las escamas recubrír mi pie. La saliva de mi boca salía sin parar bañando el miembro de el, bañando todo debajo de mi mentón, me veía asquerosa cerré los ojos otra vez, asustada tratando de respirar, tomando bocanadas de aire como podía, el por el contrario se veía fascinando probablemente como yo hace un rato, verlo así me hiso entender que el era tan igual como yo a el, y que lo hacia para sentirse bien entonces no era tan malo Llasha lo hacia sentir bien, “me concentrare en eso, lo estoy haciendo feliz con mi humillación” no sabía como me sentía era tener sentimientos encontrados.

Puede que fuera mi confusión, o que me faltaba el aire pero los cristales comenzaron a caer, como los canalillos de mi saliva, estaba desesperándome si así era, lo escucho y pensar en tener aquello mas así, seguramente me volvería loca aunque era mas una excreción, ayudad con su manos seguí bajando y subiendo mientras mi lengua se paseaba, seductoramente en el tronco de aquello tan raro, incluso cuando podía succionaba con mis labios, mis labios entonces lo pensé no podía morderlo, recubrí mis dientes con mis labios y ejercí presión con mi mandíbula de modo que al rosar lo hiciera con mas presión y pudiera satisfacerle mas rápido, ahora aquello rosaba con mi boca apretada por mis mandíbulas en mis labios.  Lo que escucho luego me deja sorprendida “dijo que era linda” pienso aun llorando, solo quiero que eso acabe pronto,  la posición vergonzosa mi boca lamiendo su pene, el espejo reflejando lo fea que era mis pensamientos, el dolor de las cadenas en mi mano, “quería respirar”, esta vez el sonrojo en mis mejillas fue por sus palabras pero no abrí los ojos, seguí contesto cerrados ¿Qué, me tratara así era mi culpa” yo jamás había hecho algo así antes.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 27, 2015 1:03 am
El demonio se sentía bien aquello pero al abrir sus ojos y encontrarse tal espectáculo algo en su interior se novio, como si se estuviera rompiendo, juraría que en aquel instante había escuchado como un cristal se había roto, sentía unas punzadas en su pecho haciendo que parara apartando aquella boca de su miembro golpeando el espejo con todas sus fuerzas haciendo añicos este, dejando que por sus nudillos corriera aquel líquido carmín ensuciando sus sabanas, aquellas blancas de su habitación ¿que estaba pensado? ¿porque se detenía? ¿Porque ahora? ¿porque no podía ser rudo? Le mosqueaba, lo ponía rojo de ira cuando lograban alterarle de aquella forma, cuando sus sentimientos escapaban de la caja bien oculta que tenía en su cuerpo, nadie había logrado abrir aquella caja y no era de extrañar por lo bien oculta además de bien protegida que tenía esta, sin embargo una muchacha a la cual acababa de conocer, alguien con la que el demonio podía ser como era en realidad, sin fingir, para alguien que encontraba porque era su esclava y había visto su verdadera raza, lo que significaba que la tendría como si fuera su sombra durante el resto de su no vida, para una persona que tenía, había logrado alcanzar aquella caja en cuestión de horas, ¿como lo había hecho? Quería gritar, paso aquella mano aun con las heridas dejando escapar aquel líquido de sus dedos, que fluyera por entre estos, por su cuello apretando este con fuerzo haciendo algunos gruñidos intentando aguantar las ganas de gritar, su cola se movió por aquel cuerpo soltando las cuerdas de la chica abriendo sus orbes con sorpresa al ver las marcas que había quedado en ellas. 

-P.....- no quería hablar, sentía que se iba a escapando aquel sentimiento de dolor, aquel grito desesperado que quería guardar con todo su poder, hizo desaparecer aquel escudo de la puerta tirando la ropa de la chica cerca de esta para acercarse de nuevo a aquella mesa, sacando la silla sentándose de forma recta y perfecta, revisando el cajón, sacando de este un pequeño botiquín, comenzando a limpiar su mano pasando la mano por esta mano dejando que aquellas le recordaran durante bastante tiempo seguramente lo que había pasado, tenía que ir lento con la chica ¿pero como lo haría? Los demonios no iban lento, iban con todo desde el principio, se sentía bastante confundido en aquel momento cogió el bolígrafo con su otra mano comenzando a pasar este por una hoja, haciendo como si nada hubiera pasado notando como la puerta de su habitación segundos después se abría haciendo esta chocara contra la pared con fuerza -por fin!- un chico de cabellos negros entro por aquella puerta, mostrando una mascara de anti-gas en su cara, sus orbes verdes claro hacían que aquello fuera lo único que destacaba del muchacho este agarro con fuerza el hombro del demonio comenzando a balancear a este intentando que estropeara lo que ya tenía hecho de aquella tarea, dejando que solo el demonio mantuviera la punta de aquel objeto en alto para que no funcionara el plan de su compañero, exacto, aquel muchacho de hermosa voz era su compañero, las alumnas solían pasar por delante de aquella habitación solo para poder conseguir una foto de los chicos vistiéndose o con el uniforme de sus respectivos clubes, los orbes del demonio rodaron al sentir que paraba volviendo a escribir con cuidado - Oye ¿Que te ha pasado en la mano Levuchin ? -menudo apodo más molesto le había puesto su compañero, ya no le decía nada porque se lo había repetido tantas veces que veía algo totalmente inútil decirle lo mismo otra vez más.

Su compañero no se había dado cuenta de la chica porque normalmente al entrar solo hablaba de sus cosas mirando al demonio directamente pero en aquel momento segundos escasos para el muchacho de cabellos rojos aquel chico observo la figura de la muchacha desnuda agarrando las sabanas de su cama para ocultar aquel cuerpo -no sabes como comportarte con una chica - el ceño del demonio se frunció, sus orbes se giraban aun cuando quería estar atento a lo que escribía, hacia aquella chica siendo cuidada por su compañero, por Hamlet, ese chico siempre acababa saliendo con las chicas que el demonio llevaba a casa, normalmente a este no le importaba ya que siempre las había probado antes y las que no probaba tampoco lo veía una gran perdida pero en aquel momento no podía dejar de encontrarse enojado, haciendo más presión contra aquel papel girando su rostro hacía aquel papel observando lo que había escrito con letras grandes en mitad de todo lo que había hecho, estropeando esta, arrugando aquel papel para depositar este en la basura, ya que había escrito "ella es mía" por todo el papel, no era mentira ¿cierto? En realidad si era suya, un regalo de sus padres por aquel día especial, por tener otro año más de su no vida, entonces estaba bien si se sentía bien, sabía que solo era una escusa que se estaba poniendo a si mismo para no tener que pensar demasiado en aquello, era un hombre, se tenía que enfrentar a lo que sentía ¿pero? ¿que sentía? "Te gusta" Estaba cansado de ignorar a su conciencia así que solo lo acepto le gustaba la chica pero eso no significaba que se lo fuera a decir a esta, ¿pero como le gustaba? ¿Que quería hacer con ella? ¿Quería que solo fuera suya? Si ¿Quería que solo le siguiera a él? Si ¿Quería ser el causante de todas sus expresiones? Si ¿Quería acaso atarla y encerrarla para que nadie la viera por lo hermosa que era? Por supuesto ¿Lo haría? No, no podía hacerlo ¿y porque? ¿Porque no podía hacerlo? Pues por el simple hecho de que.... de que... no lo sabía, por primera vez no sabía porque no podía hacerlo. 

Su cuerpo se movió con rapidez agarrando del cuello a aquel chico haciendo que se alejará de la chica dándole una patada literalmente para que saliera del cuarto poniendo una nota en la puerta para que se fuera, en la nota solo lograba poner "vete estamos ocupados" por supuesto se pudo escuchar como el chico le obligaba a abrirle, que no entendía aquello y otras cosas, dando una patada a aquella puerta con fuerza dejando de lado a aquellos dos encerrados por el demonio mismo en aquella habitación, sus orbes se habían quedado clavados en Llasha ¿eso es todo? ¿Te suelto y ya comienzas a estar con otros chicos? Quería preguntarle a la chica, pero por alguna razón no lo hizo, tal vez porque en su interior, muy en su interior sabía que no era más que una ilusión que le había hecho creer su mente para que se diera cuenta de lo que sentía por aquella chica, los dedos del demonio pasaron por los orbes de Llasha limpiando estos con cuidado acercando sus labios a aquellos rosados de la mujer, comenzando a abrir estos con su lengua, por primera vez estaba siendo lento y gentil, lleno como se debía, tenía que enseñarle a la chica como se hacía, antes le había escuchado decir algo como que era la primera vez para ella, en ese caso, no hacía falta que la hiciera suya en aquel momento, pero si que la chica tendría que tener su olor, su cuerpo comenzó a hacer inclinarse poco a poco sin parar aquel beso, abriendo un momento aquellos labios para ocultar su rostro en el cuello de la chica - Llasha, tu erres mía- pronunció volviendo a agarrar aquellos labios con los suyos dejando que su lengua inspeccionara toda su cavidad bucal, que repasara todos aquellos dientes haciendo pequeñas aberturas para que la joven pudiera respirar, acabando por dejar su cuerpo de nuevo encima del de la chica de cabellos claros mirando sus orbes rosados, mostrando una expresión de felicidad solo aquella chica le había visto de aquella forma, solo ella, su mano traviesa bajo por el vientre de la chica volviendo a meter un dedo en aquel lugar -Llasha ¿puedo meterr mi cosa aquí?  
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Miér Mayo 27, 2015 5:56 pm
Mientras trato de complacer a la personas que por derecho en este extraño mundo, es mi amo, y hacer lo que me pide siento un leve choque en mi cabeza como un empujón “¿me esta apartando?” me pregunto para mi tomando aire de inmediato respirando profundamente, y un tanto agitada, cuando escucho que se fractura algún cristal decido abrir los ojos toso un poco, siento la garganta algo seca, no me puedo mover mucho quedo completamente recostada en la cama una vez las manos de el me apartan, no comprendo “hice algo mal” miro a los lados preocupada “¿Qué me hará ahora? Seguro lastime su parte sensible” no aparto mi vista de el, ni un solo instante sigo sus movimientos, un tanto temblorosa retrocedo con cuidado en al sabana sin mucho movimientos posibles por las cuerdas. No pasa mucho antes de que las sienta libres –soltó- “si te soltó Llasha todo esta bien ahora” miro a los lados in entender rápidamente me llevo las manos al rostro para cubrirlo tengo algunas marcas dolorosas en mis muñecas pero no le presto atención, con las sabanas limpio mi boca, gatero rápidamente en sentido contrario de la cama en donde ele esta quedo completamente recostada de la cabecera de esta sentada con las piernas retraídas y cubriendo mis senos rápidamente con mis brazos, hecha un ovillo prácticamente sobre aquella suave almohada. Tratando de olvidar esas imágenes, miro los cristales a un lado de la cama y las gotas de sangre , se que es  sangre la he visto antes,  -¿Herido?- pregunto con algo de dificultad y sollozando por lo que paso.

Aunque no me responsa se que esta herido lo se al ver como busca con desesperación algo para limpiarse en una mesa que tiene en la habitación, mis orbes se posan sobre el, en impacto de mi ropa contra mi cuerpo es el que me hace reaccionar de aquella perdición en al que estaba abrazos mi ropa que cubren mis senos peor aun no tengo voluntad para ponérmela, los pequeños cristales, ruedan por mis mejillas, pero no estoy segura de la razón, es por eso por que no se lo que pasa, hace un momento estaba frente a mi misma haciendo algo muy extraño con mi boca y el cuerpo de el y me sentía … niego ahora el esta lejos me lanza mi ropa -¿Qué debe hacer Llasha– murmuro apenas pidiendo hablar “¿que debía hacer ahora?” vestirme si eso era lo mejor entonces hazlo muévete vístete, no puedo mis manos están temblando, tengo frió si empiezo a tener frió, miro mis manos y están llenas de escamas, son trasparentes peor con el brillo del sol puedo notarlas  “¿Qué el pasa a mi cuerpo?”.

“Pronto podrás surcar los cielos como yo Llasha” que quiso decirme con eso, moriré a caso, no lo entendía, volaría por que era un kirin, por que pronto lograría transformarme en uno de verdad, como el de los libros como el de mis sueños que me lleve volando sobre las nubes y me hace alcanzar el sol. El sonido de la puerta me hace retirar mis orbes rosas de Lev-sama, ahora se posan sobre otro chico, “¿otro chico?” instintivamente tomo las sabanas aun manchadas con sangre de Lev para cubrirme no quiero que nadie mas me vea, Lev podía pero que era mi amo peor nadie mas no podía dejar que otro me viera, me retraigo más en el cabezal de la cama y observo al chico aun con mis ropas abrazadas. Parece raro y da miedo, tiene una cosa extraña en al cara. Les miro aun hecha un ovillo en aquella cama, ahora menos que menos quería salir de esas sabanas,  el chico hablaba con confianza con Lev-sama demasiada confianza creía yo, trato de dejar de llorar de una vez aunque es algo que mi cuerpo hace solo como si con eso me sentiría mejor,  “¿que escribe ahí?” me preguntaba inquieta.

Entonces el joven me mira, aprieto más las sabanas en mis manos y me curo hasta la nariz dejando solo mis ojos a la vista, el chico parece acercarse –no toca– digo tratando de retroceder pero mas ya no podía la pared me lo impedía –hey pero si tiene un cuerno muy mono– comenta el chico curioso aunque sin acercarse, eso es lo que llama mas la tensión de mi cuando me ven por primera vez estoy acostumbrada, no ha terminando la frase cuando Lev-sama se levanta y lo saca de al habitación con una patada me parece todo pasa tan rápido que apenas puedo asimilarlo. Luego gritos del joven desde afuera, y los ojos enloquecidos de Lev-sama, lo miro con mis orbes abiertos, respirando agitada, dejando algunos jadeos salir, por que me mira de manera extraña y se acerca  a mi, cierro los ojos con fuerza, espero que me lastime nuevamente que tire de mi cabello, que me empuje, pero lo que siento me sorprende verdad acaricia mi  mejilla mas bien la limpia al sentir sus cálidas manos rosar mi piel abro los ojos lentamente y me encuentro con la imagen de su rostro acercándose al mío, a sus labios presionando los mío sin brusquedad solo los presiona, como si los marcara dulcemente, mi corazón se acelera otra vez, mis labios se abren guiados por los de el dejando que su lengua esculque hasta el ultimo rincón de mi bola, siento sus lamidas en el cielo de mi lengua es un cosquilleo agradable y por primera vez siento, que quiero continuar ese beso, quiero sentirme igual de agradable, con mi lengua procuro rosar al de el desesperada como si eso se tratara de un alimento como si rosar su papilas con las mías, me calmara una ansiedad que comenzaba a crecer dentro de mi no sabia si era correcto peor tome sus mejillas con suavidad no quiera que se alejara, con mis ojos cerrados me concentre en aquello el palpar sus mejillas en mía manos y acariciarlas, como cuando bebés agua de un rió y la acercas a ti tenia sed se de su boca. La sabana rueda por mi cuerpo igual que mi ropa, las escamas de mi cuerpo no desaparecen por completo empujo el cristal que queda en la cama al suelo, poco a poco sin separarnos terminados recostado en la cama de nuevo esta sobre mi pero se sepa y lo escucho decir algo, en mi cuello encojo el hombro de ese lado, por las cosquillas de sus voz y por algún motivo sonrió levemente al escucharle –Llasha es de Lev-sama– le aseguro con mis palabras. Tomo su mano herida y lamo la sangre que resta de aquella herida –Llasha no quiere que Lev se lastime, Llasha quiere que Lev-sama sonreía– eso era lo que debía hacer dar paz y prosperidad a mi amo, bueno al elegido yo no lo elegí a el pero el destino lo escogió por mi debía hacer que mi amo se sintiera tranquilo y sereno no agitado o adolorido eso no estaba bien y si eso, significaba, mi dolor no me importaba.

Y ahí estaba su expresión la que buscaba parecía feliz “La leyenda dice que un kirin será sano si su amo es feliz peor si su amo, es cruel y malvado, este enfermara y morirá” escucho de nuevo lo miro atenta y tengo ganas de sonreírme con el le sonrió, con los ojos iluminados  “es tan diferente a lo que hacíamos antes, yo solo soy reflejo” o es interpreto  relamo mis labios húmedos de su saliva y trago un poco, están tan cerca, que ya puede tocarme, permito que deslice su mano a su gusto por mi cuerpo, arqueo mi espalda al sentir que mete uno de su dedos ahí nuevamente -uhmm– suena de mi boca, y lo escucho preguntarme lo mire sin entender puede hacer lo que quiera ¿no? Por que me pregunta “no quiere verte llorar por eso” asiento a lo que me dice mi pare –Lev-sama ya lo ha dicho usted Llasha es suya, puede hacer lo que quiera conmigo, Llasha solo quiere cumplir sus deseos– sonrió apenas juntando mi frente con la de el, y rosando mi nazis con la contraria, -Llasha será fuerte, soy fuerte, es grande su cosa pero si quiere aparearse con migo, yo estaré contenta si me vuelve a dar esa expresión esa cálida y dulce de su rostro-. Lo acaricio una vez mas con suavidad su rostro y me acomodo debajo de el mi piel vuelve a normalidad lentamente, girando mi rostro a un lado, sonrojada y apretando los labios, abro un poco mis piernas  y me tomo el atrevimiento de abrazarlo, no lo había hecho, desde que lo vi y para mi un abrazo vale mucho mas que un beso, era mi modo de decirle aceptare todo de usted malo o bueno por que soy suya.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 27, 2015 8:16 pm
Los labios del muchacho no se querían separar de los que la muchacha de cabellos claros tenía, solo quería continuar con aquel beso, sentía que de aquella forma su corazón iba más lento, como si de un momento algo estuviera agarrando aquel órgano que tenía solo por mera curiosidad, cada vez más lento, "Bum" podía escucharlo en su interior, su cuerpo comenzaba a arder, le ardía por dentro, no podía estar tranquilo con aquel sentimiento "Bum" cada vez que sonaba, le parecía que pasaba un siglo, como si estuviera a punto de morir, nunca se había sentido tan incómodo por que su corazón se parara a cada instante, era como si estuviera siguiendo algún tipo de ritmo, pero un ritmo demasiado lento, jadeaba con suavidad cada vez que apartaba su cara de la de aquella mujer dejando escapar suaves suspiros, su herida le dolía de vez en cuando pero no le importaba, porque la tenía allí, debajo de su cuerpo, era hermoso, su sonrisa no podía dejar de mostrar esta, por el simple hecho de que quería mostrar más esta, aquel sentimiento, todo lo que decía la chica en aquel momento, para el joven de orbes extraños eran aquellas palabras las que lograban que no pudiera dejar de mostrar aquella mueca, nadie más debía saber de ella, un robot no tenía sentimientos, un robot no podría mostrar aquello, era perfecto, pero en aquel momento se sentía imperfecto, como si lo hubieran cambiado, como si aquella mujer hubiera logrado lo que nadie había hecho, su cabeza se movió un poco intentando no pensar en ello, no era momento, en aquel momento tenía que pensar que iba a hacer con la chica, juraría que si seguía escuchando aquellas palabras, si seguía sintiendo aquellos brazos en su cuerpo iba a volverse totalmente loco y oscuro. "Los demonios son seres oscuros, no llevan el amor consigo, todo a su alrededor se vuelve oscuro" 

Tenía un poco de miedo por aquello que desde pequeño le habían dicho, ¿La oscuridad? No quería que Llasha tuviera también aquella oscuridad, no quería que aquella muchacha pudiera ser abrumada y atada por lo oscuro de su ser, en aquel instante se veía como una sombra diabólica que agarraba por cadenas y en contra de la voluntad de la contraria, como sus garrar se ajustaban, apretaban aquel cuello de la muchacha, impidiendo a esta que se moviera, por la garganta del demonio cayo un gran trago de su propia saliva, no estaba pensando con claridad, el sentir aquel abrazo hizo que despertara de aquel mundo al que se había ido, metido totalmente en sus pensamientos, absortos por estos, el demonio movió con suavidad aquel dedo en el interior de la chica buscando volver a humedecer aquella parte, le gustaba cuando era gentil, a él aquel tipo de comportamiento le resultaba costoso, era la primera con la que estaba siendo gentil, alguien con quien a penas era cruel, es más cuando fue cruel antes paro el acto por la cara que había puesto la muchacha, jadeo en el cuello de aquella mujer de orbes rosados pasando sus labios por este con mucho cuidado depositando besos en aquel cuello moviendo su cuerpo, no podía controlarse más, su miembro esta palpitando por sentir el interior de aquella chica, trago un poco más de aquello a lo que él llamaba saliva, aunque no parecía que lo fuera. Su cuerpo se movió con cuidado sacando aquel dedo del interior de la chica agarrando su propio miembro mientras su otra mano mantenía el rostro de la muchacha en su dirección, quería ver aquella expresión, aquella tan hermosa expresión, le resultaba encantadora, aquel rojo en los pómulos de la joven, sus dientes por puro instinto pasaron por aquella mejilla mordiendo esta con cuidado de no hacerle mucho daño, es que parecía una manzana, una realmente deliciosa. 

Para que no volviera a girar aquel rostro el joven volvió a agarrar entre sus labios aquellos rosados, quería todo su sabor, quería todo para él, paso sus dientes por aquellos labios aferrando estos con suavidad intentando no hacerle demasiado daño con aquella presión acercando su miembro al sexo contrario, a aquella vagina, si era virgen tendría que tener extremo cuidado en aquel momento, no podía ir demasiado lento, porque eso solo haría que la muchacha sintiera más dolor, lo tenía decidido, al principio, en aquel momento que iba a quitarle lo que tan bien solía guardar una chica, apretó un poco los labios en aquel beso profundizando más aquella lengua en la cavidad de la chica, volviendo a repasar esta con su lengua, como si esperara que en los segundos que habían pasado algo hubiera cambiado, le daba igual mientras pusiera seguir poseyendo aquellos labios, comenzó a frotar su miembro sobre aquella intimidad, con suavidad, pasando este de vez en cuando sobre el clítoris de la chica para que gimiera de placer, aunque como tenía dentro aquella lengua suya dentro de la boca contraria tal vez solo se ahogarían aquellos gemidos, comenzaba a escuchar el sonido de los chapoteos que formaba el que saliera de aquella boca y volviera a entrar en esta de la misma manera, su miembro abrió aquellos labios de la joven agarrando a Llasha por las caderas separándose de sus labios para elevarse un poco jadeando con más fuerza, le costaba mantener la respiración de forma correcta, no podía concentrarse, estaba ansioso por ver el rostro de la mujer cuando le tuviera dentro, seguro primero gritaría por el dolor y luego disfrutaría de ello -Esto te dollerra, sollo un poco- le dijo a la chica esperando que entendiera que aunque el no quisiera hacerle daño, aunque no quisiera pensó un poco antes de dar una embestida metiendo toda aquella extensión en el cuerpo de la chica, notando como el líquido carmín signo de que si era verdad que fuera virgen, si virginidad era suya. 

Eso solo hizo que el demonio mostrara sus dientes en una sonrisa mayor moviéndose con cuidado en aquel interior, ayudándose por aquellas manos que rodeaban las cadenas de la mujer -siento si duelle perro no puedo parrarr- dijo sin dejar d e mover sus caderas, sus orbes se cerraron con fuerza, tenía que aguantar, acababa de penetrar y ya quería correrse dentro de la chica, no era de extrañar, con todo lo que había tenido que aguantar, ver a la chica venirse en su cara, que le chupara de aquella forma, estaba tan estrecho su interior, no podía dejar de moverse aunque lo hacía con suavidad, lo que hacía que tuviera muchas más ganas de correrse en aquel interior, sacó rápidamente su miembro del interior de la chica dejando que aquella semilla cayera en el cuerpo de la mujer, manchando un poco su cuerpo y cara jadeando sin parar dejando caer de su boca un poco de aquella saliva, alzando la mirada para ver aquel cuerpo lleno de su semilla, sus pómulos cogieron un pequeño color rojo notando como aquella herramienta volvía a ser grande, metiendo de nuevo aquel miembro en la intimidad de la chica quedando esta vez quieto lamiendo las mejillas de la joven sintiendo la calor que desprendían estos -cuando quierras que me mueva sollo dillo- 
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Miér Mayo 27, 2015 11:48 pm
Mi mente aprecia divagar en ese momento perdida probablemente en todas las cosas que habían ocurrido solo en cuestión de horas podría ser tan increíble, conocer a alguien y ya sentirlo tu dueño, solo por que te lo ha repetido tanto que te lo crees “no, yo lo siento mi dueño por que lo escogí de algún modo, tal vez mi criterio este mal  pero ahora que estaba siendo tan cuidadoso conmigo", y que me había sonreído no podía dejar de mirarlo, de podía dejar que alejara sus labios de los míos, quería seguir alimentándome del néctar que salía de su paladar, no me importaba si hacia apenas pausas para respirar quería seguir pegada a el como las mariposas en las flores por que solo junto a ellas podrían sobrevivir. Yo podría sobrevivir junto a a el sin importar las dificultades y ahora estaba más que convencida de esto sin falta el era único y para mi era el primero. Aun con nuestros labios, lo perseguía con ansias, buscándolo en cuanto se alejaba, “¿Por qué me comporto tan rara?, ¿por que no quiero dejar que se aleje por que insisto en mantener sus labios junto a los míos?” tanto que pensar tantas preguntas para un simple sentimiento para una sola sensación juntar nuestros cuerpos calientes, si mi cuerpo estaba caliente podía sentir como mi intimidad sostenía su dedos y lo apretaba, con esos movimientos no tardaría en humedecerme nuevamente en ensuciarme –¿a Lez-sama le gus..ta verme sucia?- le pregunto entre besos sintiendo como mi intimidad se humedece rápidamente con la respiración alterada totalmente jadeando con la húmedas de mis labios resoplando cerca de los de el.

Mi corazón estaba latiendo con fuerza mantenía mis piernas abiertas, antes no me dejaba cerrarlas por lo que suponía aquella era la posición correcta para recibir a mi amo.... si el lo quería, “mi amo” lo miro inquieta notando que el se acomoda mejor sobre mi cuerpo, puedo sentir su piel rozando la mía, y la presión en mi órgano sexual se vuelve mas inquietante. Y su sonrisa me no me deja volver a apartar la mirada, no le gusto que volteara a otro lugar me sostuvo con fuerza con su mano para que le mirara, parpadee rápidamente tenia mucha vergüenza de abrirle mis piernas de decirle que podía entrar en mi que podía meter su cosa dentro, por que … “por que era suya”. Le miro fijamente mientras me sujeta con fuerza, siento como mueve su dedo mas y mas, con cuidado pero se mueve dentro de mi, muevo mis caderas un poco ante aquello, y jadeo respirando agitada. Mientras siento su aliento acariciar mi cuello luego sus labios, el cuela estiro, extasiada por aquel sentimiento. Entonces siento que saca su dedos respiro profundo, mirándole fijo aun aunque con los ojos algo cerrados, y muy sonrojada por sus acciones, apenada de que me tocase y ahora me veía ahí abajo, sus ojos me invadían me rectificaba que solo era de el y que ahora me marcaría para el.

Le miro acercarse, muevo mi rostro buscando sus labios pero el tiene otro objetivo mis pómulos ahora son devorados como una fruta rozagante que llama por vista a ser cómoda, me muerde con fuerza peor sin lastimarme, sonrió solo haciendo aquella aglomeración de mi piel en mis mejillas más grande, para el. Mi sonrisa se desvanece en un beso apasionado que se funde en nuestro labios, con lujuria no era solo el, el que pedía algo más yo también sentía que me faltaba algo sentía la necesidad de que me tocara más y mas, de me penetrara esa boca mía con su lengua, lengua que recibía gustosa con la mira acariciándola como sus serpientes que se abrazan mutuamente, mi pequeños ruiditos de placer se quedaban atascados en aquel beso, mis manos seguían acariciando sus espalda, mientras la otra apretaba la sabana con fuerza, el comienza a posicionarse a rosar su sexo con el mío, lo siento cerca caliente siento como rosa sin descanso mi intimidad incluso siento como la punta de este separa mis ya húmedos labios inferiores. –umm– ahogado todos los ruidos eran ahogados pero mi boca seguía haciendo ruidos extraño que ni yo sabía que era ni por que salían, mi botón era presionado por el, y eso hiso mover mis caderas un poco, el las toma sin previo aviso y me mira desde arriba, yo parpadeo rápidamente sin sacar que hacer no puedo voltear debo mirarlo, -Lla...sha Entiende-

Le digo quejumbrosa pro al excitación mirándole erguido sosteniendo mis caderas y apuntándome con su cosa como el la llamo, su miembro duro y grande , entonces siento que el se impulsa y jala mis caderas, con fuerza abro la boca tan grande como puedo volteando los ojo sentí como si me fuera apuñalado mis ojos en blanco mi boca abierta gritando si estaba gritando por el dolor de su puñalada –Aaahhh Ahhmmm A...mo Lev– lo llame sin mirar más que mis parpados y arqueando mis espalda solía me estaba ardiendo adentro peor el estaba dentro, cuando siguió moviéndose trate de mirarle. lo que salía de mis labios eran gemidos entre cortados por al respiración constantemente y al mismo ritmo e sus movimientos, era un va y ben continuamente entraba y salía el liquido de mis adentro seguía saliendo fluyendo machado de sangre, por que estaba separando las aprendes de mi vagina moldeándolas a la forma de su miembro para que siempre entrara perfecto y loco complaciera seguir esculpiendo mis adentros, -uhmmm, uhmmm ya...mete ku...dasai– le pido por que siento que no aguantare pero esta mal, aprieto las sabanas debajo de mi, con fuerza mientras el se mueve dentro, me mueve a mi también por las caderas . Le miro cuando me habla y le beso esa sonrisa grande radiante “debo aguantar por el “. Pienso mientras le miro respiro profundo mientras, me rasga dentro y jadeo por eso , su sonrisa me calma aferrada a la sabana comienzo a gemir, no dura mucho el lo saca de pronto, y me rocía con su semen, todo mi cuerpo se mancha –Lez-sa..ma se ensucio y ensucio a Llasha, le digo con una sonrisa aunque algo adolorida, incluso miro gotas de saliva de su boca caen en mi vientre.

Aunque eso no duraría mucho de nuevo lo siento enterar en mi, penetrarme y que queda quieto mi intimidad se contrae apretándolo, tomando su forma, lo miro acercarse a mis mejillas las esta lamiendo con cariño como si me cuidara o consolara por el dolor  esta vez no se sintió tan feo, -Llasha quiere que su amo se mueva dentro de ella, Llasha quiere sentirse tan bien como su amo– le digo acariciando sus cabellos que se enredan en mis dedos están húmedos ha sudado un poco por la calor, -yo… qui...ero cumplir los de...sero de mi a..mo– continuo diciéndole sin dejar de acariciarlo, abriendo cuando puedo mis piernas para el, sigo apretando constantemente mi intimidad contra su miembro no se por que no deja de hacer eso –Ha...gala suya mu...estrele que so...lo pu...ede te...terlo a us...ted dentro– me cuesta mucho hablar no puedo dejar de gemir y mis mejillas arden de calor, incluso muevo mis caderas , aun me ardía peor algo me decía que quería seguirlo tenerlo adentro rosándome.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 28, 2015 1:47 pm
Así esta bien, podía sentirlo, como todo su cuerpo le pertenecía a aquella mujer, de la misma forma que aquel cuerpo tan hermoso que tenía aquella chica de cabellos claros le pertenecía al demonio, era tal vez un juego, una de posesiones y monopolizar ¿Y quien estaba ganando? Realmente aquello no era lo que importaba, lo que realmente importaba, lo que tenía que tener en su cabeza no eran aquellas palabras que parecía la mujer de orbes rosados decía para que perdiera todo su control, no era el que la estuviera marcando, ni siquiera se trataba de toda aquella acción que había llegado desde el infierno, paso sus manos con suavidad por el cuerpo de la muchacha sentándose en la cama para hacer un poco de fuerza en aquel cuerpo ajeno haciendo que se sentara en su miembro, notando como ya no podía estar más dentro de aquella mujer, como ya tocaba su útero, su espalda se tenso un poco por aquello, podía notarlo por completo, estaba mojado, aquel interior, caliente, era como si quisiera que su miembro se derritiera, como si aquella extremidad de su cuerpo fuera algún tipo de caramelo, aparto una de aquellas manos de las caderas de la mujer, pensando en todo lo que había hecho la chica ¿tanto le gustaban sus besos? Era la primera chica que se la veía tan desesperada por probar sus labios, las demás le habían dicho que era muy tosco cuando besaba, no era de extrañar, porque el muchacho simplemente no podía evitar querer morder aquellos labios, sin embargo ¿Porque Llasha no se quejaba? Tenía la sensación de que su corazón latía más lento, jadeos acompañaban a aquel pensamiento, aunque se encontraba en aquella posición seguía quieto, intentando pensar con claridad- No te equivoques.....-terminó por decir cuando reflexiono todo lo que pudo con su mente nublada por que acto acarició aquella mejilla con la mano que tenía libre moviendo sus caderas con suavidad, de tal forma que cada vez que el se moviera la chica saltara sobre aquella extremidad -Tu ya sabes que sollo puedes tenerrme a mi dentrro, esto es sollo parra que llos demás no te toquen, parra que all ollerrte sepan que erres mía- 

Termino por decir cerrando los ojos para sentir más aquellas estocadas que le daba al interior de la chica, sus labios habían quedado gracias a aquella posición sobre los senos de la mujer, comenzando a lamer uno de aquellos pezones, con suavidad, succionando de nuevo este, realmente creía que algo debía tener en su interior, que algo podría salir de aquel que tenía la mujer, con suavidad paso sus dientes por aquella cima del pecho foráneo agarrando con estos aquel botón comenzando a lamer, metiendo la punto de su lengua en aquel pezón, lo babeaba por completo sin poder aguantar más, quería ir rápido ¿Eso es lo que quería? Realmente eso era lo que quería, no ¿Que quieres Lev Sjöberg? Se pregunto a si mismo como si alguien más estuviera en su mente, sin dejar de mover sus caderas pasando la mano que tenía libre por aquella intimidad, agarrando aquel clítoris comenzando a retorcer con suavidad este entre sus manos, porque lo que deseaba era que la cara de la muchacha se volviera loca con aquella expresión de placer, por todo aquel placer, esperaba que aquel movimiento ya no le pareciera doloroso, escuchaba atento todos los gemidos de su compañera, esperando a que saliera aquel gemido que demostraba que le encantaba aquel movimiento, aquel frotamiento que hacía su miembro en su útero, tenía la sensación de que podría traspasar aquello si seguía de aquella forma ¿Que es lo que realmente quieres? De nuevo aquella pregunta ataco su cabeza, metiendo más su cabeza en aquel seno, dejando sintiera su aliento cálido sobre este, le costaba tragar y tenía un leve sentimiento de tristeza en su interior, quería gritar, quería decirle de una vez lo que sentía ¿Que sentía? Primero tendría que aclararse él mismo, aquel demonio no entendía nada de lo que estaba pasando por su cabeza, tenía ganas de llorar ¿Porque? ¿Porque tenía tantas ganas? Simplemente porque no sabía lo que sentía, porque se sentía impotente.

¿Que sientes? ¿Que quieres? ¿Que deseas? A ella, termino por contestarse a si mismo moviendo un poco más sus caderas dejando sentir más aquel calor, era bueno, se sentía como si estuviera en el mismo infierno, en su hogar, pero este lugar no era tan malo como se había intentado convencer el joven, no, en aquel instante para el muchacho el infierna era el mejor de los sitios, porque la chica le estaba enseñando que el calor se podía sentir bien en un cuerpo, porque sentía que se fundía con aquel cuerpo, tantas veces que lo había hecho aquel muchacho y aquella era la primera vez que se sentía de aquella forma, "Bum" ¿Que quieres? "Bum" ¿que deseas? "Bum" ¿Estás enamorado? "Bum" la quiero a ella, la deseo, la necesito, solo para mi, no como esclava, la quiero, quiero que sea mía para toda mi no vida, quiero durar a su lado hasta que no la pueda tener más, quiero oscurecer su alma limpia, solo yo y quiero, no, deseo que ella limpie esta alma negra como el carbón que tengo, quiero que sea mi novia, mi esposa, mi amante, la madre de mi futuros hijos, La amo, la amo, LA AMO, con este órgano inexistente , pero la amo, mientras hablaba con su cabeza no podía dejar de moverse más rápido y adentro de aquella mujer, teniendo una pequeña conversación consigo mismo "–Ha...gala suya mu...estrele que so...lo pu...ede te...terlo a us...ted dentro–" simplemente aquella frase no podía dejar de repetirse en su cabeza, sin parar, ¿Como debería hacerla mía? De esta forma no es suficiente, ¿que más debo hacer? Joder ¿porque tiene que ser tan linda? ¿Porque solo me vuelvo así con ella? ¿Porque ella? -TE AMO- grito sin darse cuenta moviendo aun más su cuerpo, aunque realmente pensaba que aquello lo había dicho en su cabeza, ¿que quería decir? Era simple que aunque la chica le preguntara sobre eso el muchacho negaría porque no recordaba haberlo gritado, solo recordaba habarlo gritado en su cabeza. 

Ya no podía más con ello, sus caderas se movieron más rápido en aquel interior, golpeando sin parar el útero de la mujer, una y otra vez, abriendo más la boca en aquel pezón para tenerlo por completo allí, era realmente suya, todo aquello era solo suyo, apartó aquella boca del seno de la chica abriendo aquella boca jadeando de nuevo para mirar a la joven, aquellos rosados ojos, podía incluso ver el interior de ella, su alma, aquella hermosa alma que tenía -Llasha mueve tus caderras un poco más- susurro aun podía hablar aunque no demasiado, sentía que los jadeos pronto atacarían a su forma de hablar, ya no podría aguantar mucho más, pronto solo se escucharían gemidos por la forma que aquella chica tenía de apretar su miembro, allí dentro realmente sentía que iba a derretirse por completo. 
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Jue Mayo 28, 2015 7:09 pm
Una pequeña habitación en una caja de festejos, a una caja más grande que el llaman hogar, aquella caja con diferentes rincones, rincones que de seguro contaban una historia siempre que te acercaras lo suficiente para entenderles siempre que te acercarás lo suficiente para escucharlos, la diferencia era que ahora esos rincones contarían una historia apasionada de cómo una hermosa kirin podía romper la cascara protectora de un demonio, y hacerlo desbotonarse aunque ella si quiera se diera cuenta. Aunque ella solo le mirara con esos brillantes ojos rosas y le besara con esos labios, húmedos y carnosos, que le acariciar con sus pequeñas manos cubiertas con un ligero bronceado, la vista de la pequeña no podía apartarse quería seguir cubriendo cada sentimiento de el, con cariño con esperanzas , con placer. Ahora lo tenia dentro, lo tenia en su interior sintiendo como el la acariciaba aunque permanecía quieto, el dolo de hace unos momento de la rasgadura de mi intimidad de la separación de mi piel que le permitió pasar entre mis adentros, ahora se sentía solo el palpitar de su miembro en mi interior. Empezaba a haber calma podía mirarlo sin decir nada sin moverme solo dejando que la respiración pesada hablara por mi, el se sienta y me levanta sentándome sobre el mis ojos se abren mucho peor que lo siento terminar de entrar, esta por completo dentro solo el limite de mi útero se interpone entre el paso de su miembro , mis piernas rosaban sobre los muslos ajenos mi cuerpo esta pegado a su dorso y mi rostro mis rostro solo quiero ocultarlo .-Llasha t..iene mu...cha ver..guenza– dijo jadeando al tenerlo tan adentro. El solo escuchar mi voz me hacia poner aun pero.

Sus manos permanecían en mis caderas como asegurándose de que yo no huyera como podría faltar a mi pacto como podría ahora alejarme de ese hombre que se estaba llevando todo de mi, incluso mi atracción, cuando lo vi tirando del arco hacia unas horas atrás no puedo evitar, admirarme viendo lo hermoso que era. incluso alabe en mi mente las cualidades que salían de el y aunque se había comportado mal hacia unos minutos, no duro mucho fue correcto, y por que no dejar de buscar el hombre perfecto, y buscar uno corroído por el mal y transformarlo en un diamante pulido y hermoso que brillara para mi, el escucho con atención me reprende por lo que dije y esta bien debería ya saberlo pero era una expresión asiento lentamente mirándole a los ojos entonces comienza a moverse dentro de mi, mi cuerpo da saltitos sobre el –uhmmm.. Lev-sa..ma le sigo llamando ¿por que le llamo tanto? Cuando lo siento moverse así cuando me causa ese cosquilleo que recorre desde al punta de mi pie hasta la punta de mi cuerno.

Entonces después de esto, si alguien mas me olía sabría que era solo de el, increíble eso no lo sabía no me lo esperaba “entonces todo esto es un ritual” pienso mi extraña mente, un ritual que hacia sentir a mi cuerpo muy bien me pregunto si aquello se repetiría en otras ocasiones, bueno lo importante era hacerlo memorable, el liquido machado empezada a salir mas y mas, pronto no se sentía tan mal aquel frote continuo, se sentía cada vez mejor, un ritual sin sangre no es un ritual por el, se coto y por eso me rasgo por dentro “todo esta bien” me convenzo diciendo prácticamente en su oído para que sepa que me empieza a gustar quiero que mi voz se cuele hasta sus adentro que sepa que me gusta que haga esto y que voz también el pertenece y que se pone así por lo que el hace. Siento sus lamidas en mis pechos y casi tengo ganas de que pese lo de hace un rato aquello, me hace mover un poco también bajo una desesperación que no comprendía , su lengua deslizarse por mis pechos la succión como si quiera que algo saliera de esas bolsas de carnes, no lo comprendía no entendí por que me ponían así, loa abrazo apretándolo as contra mis pechos mientras acompaño sus movimiento con sutiles movimiento de mis caderas, estoy estrujando mi intimidad en la cosa de Lev-sama –Llasha esta estrujando su In...timidad en la co..sa de lev-sama– repito gimiendo el eco de mi voz se regresa a mis oídos y me éxito mucho mas.

Mis ojos se pasean por toda la habitación descontrolados si esa es la realidad no puedo controlarme no se que hacer no estoy segura de nada, solo e la sensación de perdición que el me hace sentir, cuando sus dedos presiona mi botón es tarde para ir mirar atrás estoy segura de que no podre volver a ser la chic inocente que no sabe de nada ahora solo seré, la esclava de Lev-sama que estará lista para el en todo momento “¿como me querría Lev-sama?” esa era mi pregunta ahora. Cada vez que subo y vuelvo a bajar la punta de su gangle choca con mi útero lo estimula, y es de ahí de donde sale el sucio de Llasha –Lev-sa..ma quiere que Llasha se ensucie de nuevo, Llasha no quiere ensuciarse– le digo algo ahogada y con dificultad por los gemidos sin dejar de moverme sin poder cerrar al boca y olvidándome de tragar incluso se que comiendo a mojar el hombre del lev, con mi saliva era una sonrisa la mueca de mi rostro mezclada con desespero y calma mucha calma no podía expresar lo que era lo que mostraba. Era tan caliente y cada movimiento la hacia arder mas, era un cubo de hielo derritiéndose por el, si eso era ahora me convertía en un horno que amoldaba su pan a la perfección, que lo calentaba hasta su punto para dejarlo fresco y suave, aun habían rastros en mi cuerpo del semen de lev . Cierro los ojos y me recuesto de su hombro mientras me sigo moviendo suave el sigue impactándome con fuerza aquellas embestidas se vuelven mas violentas de un momento a otro mientas grita aun palabra que yo no conozco no se de que se trata, pero parecía algo con la palabra amor amo… quizá era algo de afecto “entonces el tenia algo de afecto por mi” concluí cerrando los ojos con fuerza al igual que el simplemente dejando que aquel momento se formara entre ambos sin forzarlo.

Pero el parecía aun mas desesperado que con sus movimientos, estaba golpeado mi útero, y yo no sabia bien que hacer me gusta incluso lo apresaba en mis brazos con fuerza, escondiendo sus rostro en mis senos que aun eran presas de sus boca,  del látigo de su lengua y la mordaz guillotina de su dientes, escucho su orden firme y clara  asiento dudosa de poder moverme mas fuerte me siento algo irritada pero se que puedo quiero que el disfrute mas puedo ver el disfrute en su rostro –Si mi a...mo– le digo comenzando a moverme con fuerza a saltar en su miembro, sin pensarlo mas “es por mi amo, es por mi amo” me repito tenia que ser una buena esclava por  el, mis movimiento aumentaron el ritmo pero también mis sensaciones sentía que no podría soportar más si seguía a así dejo caer el mi peso sobre lev. Mis pechos presionan su pecho haciendo que el se recline un poco y esta vez no solo muevo mis caderas muevo todo mi cuerpo como una pequeña gatita frotándose en su amo, muevo mi pesos en su pecho mi vagina en su pene, mi rostro en su cuello olfateándolo. Lo seduzco con mis movimientos –As le-sama?- pregunto dudosa no se si esta bien pero es lo que quiero hacer mi mejilla pasa por sus cuello seguidamente d mis pezones firmes por su pecho, y mi aliento susurra en su oído aquella pregunta de aprobación, me apoyo con las manos en la cama, casi en cuatro patas moviéndome para el  con fuerza.  Llasha quiere que lev-sa...ma le de su semen adentro, el se...men de lev es cálido calienta el cuerpo de Lla...sha one..gai– le pido como favor embobada completamente ni siquiera sabia si lo que le pedía estaría bien, por primera ves en nunca jamás mi cuerpo se estaba sudando y las gotitas rodaban por mi piel, sin descanso. Como en la de el, con mi lengua trato de saborear y lamer esas gotitas me gustan me gustan mucho sigo lamiendo impaciente el cuello de mi amo, sin dejar de moverme de contonear esas caderas sobre el , mi cuerpo se mueve solo sin que yo se lo indique, frotando... frotando –Fro….tar, fro...tar-


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 31, 2015 1:39 pm
El calor quedaba aglomerado en aquella habitación, haciendo que el demonio sudara, bajando aquellas gotas por su cuello, aun cuando no tenía apenas ropa, sentía como si todavía tuviera toda aquella ropa, sus labios se mantenían abiertos, el estar entre los senos de la chica solo hacía que sudara más, que sintiera mucha más color, podía escuchar con claridad por encontrarse en aquella posición los latidos del corazón de la mujer, parecían alterados ¿Era por su culpa? Quería pensar que si, que todo aquello era solo su culpa, saco un leve suspiro de alivio, quería seguir con aquello un poco más, sus movimientos se hicieron más fuertes y certeros, clavando su miembro en aquel útero, con cada embestida el miembro podía sentir que aquel interior se ajustaba a su miembro, aunque lo apretaba en aquel instante de tal manera que no podía simplemente ignorarlo, una de sus manos se aparto de aquel lugar al que pertenecía aprovechando la chica se estaba moviendo agarrando aquellos cabellos para que se enredaran en sus falanges, moviendo sus caderas sin parar, quería volver a clavar sus dientes en aquella piel morena, succionar tan fuerte que aquella piel pudiera mostrar la marca de aquel demonio, Ya le había dado el deseo, ya le había complicado lo que la chica deseaba, lo que significaba que el demonio de cabellos carmín podía comer aquel alma en el momento que más le apeteciera, pero aquello sabía mucho mejor sin lugar a dudas -No quierro te ensucies, me costo llimpiarrte, perro quierro sentirrme bien - Sintió aquella saliva bajar por su hombro haciendo mostrara una mueca de molestia, No podía aun acostumbrarse a que le ensuciaran, definitivamente cuando todo aquel acto, ritual, juego o lo que fuera que estuvieran haciendo terminara tomaría de nuevo un baño.

¿Y que debía hacer con la chica? ¿Para que la necesitaría? Lev no era un chico que necesitara ayuda con los estudios, además su compañero mantenía la habitación limpia, entonces ¿Para que más servía una esclava? Tenía que admitir la realidad Llasha era eso, una esclava que sus padres le habían regalado, sin embargo cuando estos no estaban mirando quería protegerla, tratarla como nunca antes había tratado a alguien, Cuan curiosa era su personalidad, ¿Como alguien tan pura e inocente podía hacer que su oscura alma sintiera aquello? No podía entenderlo y tampoco quería entenderlo, simplemente dejaba que sus sentimientos se acumularan, cuando estos fueran tan fuertes que no pudieran aguantar en su cuerpo, cuando ya no pudiera soportar más que su corazón latiera tan despacio o de un momento a otro fuera a toda velocidad, entonces y solo entonces es cuando hablaría con la joven, con aquella hermosa muchacha para contarle lo que sentía por esta, lo que anhelaba de ella, aquella posición hacía que el demonio pudiera disfrutar por completo del cuerpo de la muchacha, con aquella posición podía disfrutar, pero de la misma forma que con aquella posición podía disfrutar al demonio de diferente color, aquellos que mostraba su oscura alma también podía desear más, colocar otra posición, tocar más de aquel cuerpo, sus caderas no dejaban de moverse y su saliva comenzaba a bajar cual cascada por su comisura, realmente le estaba pasando factura el salir y entrar de aquella intimidad tan bien apretada, lo podía notar, no hacía falta que aquella mujer se lo dijera, pero que lo formulara solo hacía se calentara más, los jadeos no dejaban de salir, sentía que marcaría sin lugar a dudas aquel cuerpo aunque le hubiera dicho que no se corriera Lev no le hubiera hecho caso, porque quería marcar, por eso estaba haciendo aquel acto desde primera hora ¿No?

Su cabeza se movió de arriba abajo ante la pregunta de la chica, aquello era perfecto, sus manos pasaron por la parte baja de la chica agarrando aquellas nalgas con fuerza, eran grandes, apenas y podía sostenerlas entre sus manos, eran demasiado grandes, comenzó a moverse más rápido -Llasha...... ya no puedo más- dejo salir de sus labios aquellas palabras comenzando a golpear más fuerte el interior de la chica, girando volviendo a estar encima de la chica, sin dejar de moverse, sin poder parar, agarro aquellas manos con fuerza queriendo que no se moviera, queriendo que no se escapara, mordió su labio inferior sin dejar de mover aquellas caderas, dejando que el sudor cayera en aquel cuerpo comenzando a gemir sin parar -ahh... ahhh... ya... no puedo- grito arqueando su espalda dejando salir toda aquella semilla en el interior de la chica por la presión y fuerza que esta semilla había salido saliendo de su interior volviendo a manchar un poco el cuerpo de aquella chica tragando un poco de aquella saliva jadeando sin parar, ahora tenía la garganta seca, tenía que beber algo, paso su mano por aquella frente intentando limpiar aquel sudor con su brazo sentándose en la cama acariciando el cabello de la chica -No te prreocupes.... no quedarras embarrazada - le confeso por si le preocupaba aquel hecho a la joven, acercando la ropa que antes había roto, que parecía que no había sido destruida, poso sus dedos por sus propios labios posando allí un beso dejando luego aquellos dedos en los labios de la chica mostrando una sonrisa - eso fue geniall, no ollvides bañarrte cuando puedas moverrte- Se levanto de aquella cama dejando que cayera el pantalón al suelo volviendo a entrar a aquel cuarto donde estaba la ducha volviendo a bañarse, saliendo todo mojado de nuevo, aun pensaba en lo que podría hacer con la chica, no tenía nada, tal vez podría ser con quien entrenara, o que le enseñara a apuntar tan bien como lo había hecho ella desde tal distancia antes. 

-¿Que quierres hacerr Llasha? - Formulo aquella pregunta pasando sus dedos por el armario, buscando el uniforme de aquella academia para poder ponérselo.
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Llasha Kirin el Lun Jun 01, 2015 12:00 am
Llasha ahora se sentía tan confundida, todas aquellas emociones y sensaciones saturando su mente, corazón y como negarlo mi vientre al mismo tiempo, mis ojos se posan cautelosos sobre el cabello rojizo de el mismo insiste en permanecer entre pechos, sigue lamiéndolos y succionándolos, otra vez pero eso me distraía me distaría un poco del ardor que aun sentía abajo, y podía casi sentir como lo disfrutaba mucho, tanto que mis caderas casi se movían por si solas manteniendo un ritmo contante frotando lo mejor que mi inexperiencia me permitía hacer dando saltitos sobre el, siento que toma mi cabellera, “es detallista” pienso por que realmente lo es ahora mío tenia algo tan pequeño como mis cabellos en sus manos enredándolos entre sus dedos. Mi corazón quería salir huyendo de mi pecho podía aumentar más sus latidos nunca antes ni siquiera cuando me internaba en el bosque a competir con las gacelas corriendo se aceleraba de tal modo, que era ese fuego que derretía mi pecho que era todo ese deseo que me consumía por dentro, que era, mi pecho parecía que con cada latido derramaba una gota derrumbando aquel hielo que ahora permanecía en mi corazón “se que nadie podría descongelarle completamente por que una bruja lo hechizo peor el definitivamente me hacia sentir viva con aquellas caricias con aquellos movimientos lascivos en mi interior me hacia sentir que mi corazón no solo estaba tieso congelado en el tiempo para que mi alma no desaparecía me hacia sentir que vivía y sentía, el lo había funcionar esa sensación me trastornaba de algún modo me hacia perder la conciencia -Llasha quiere que Lev-sama la haga sentir viva– si lo dice quería que el lo mantuviera latiendo siempre así me recordaría pro que vivía por el y solo por el –Por mi a...mo Lev– murmure en su oído.

No lo miraba pero sabía que el estaba tan perdido como yo el también olvida tragar ante aquel sentimiento de lujuria pecaminosa de nuestros cuerpos, así debía alimentarle más era un demonio no se alimentaba de los deseos.  Aun sentí que le debía deseoso a mi amo y esperaba cúmplanselos para eso era un kirin aunque no se si el me daría esa oportunidad siento, su saliva rosar por uno de mis muslos, pero no me detengo tampoco me siento con derecho de mirarle en aquel estado vergonzoso, no tenia derecho se sentirme tan siquiera similar a mi y aun así lo había estado haciendo, el siempre debía estar por encima de mi y debía respetar eso, que yo lo pusiera así me hacia sentir bien sonreí un poco aun con los ojos cerraos sintiendo como seguirá rosando y rosando dentro de mi cosita no podría aguantar mismo mis labios se frotaban en sus testículos prácticamente de lo profundo que entraba, y el sonido de aquellas partes rosando delatadas solo por los fluidos de nuestros cuerpos , era indescriptible, “no podía mas no sabía que más pensar solo podía dejarme llevar por el”

Entonces comienzo a escucharle, me esta hablando tanto de volver en mía lo que dice, prestarle atención siento como se mueve con más velocidad, aprisionando mis glúteos en sus manos, apretándolos posesiva mente asegurándome que solo era de el, no esperaba que todo pasara tan rápido que lo aceptara simplemente por que si pero el me hiso entender que esta era la mejor forma de comunicarnos en primero lugar de que yo comprendiera que el era mi amo y que solo le pertenecía, de que yo le garantizara que seria de el siempre, aun en mi precio el fuera el único hombre que hubiera tenido –Yo ta...mpoco uhmmm– alzando a decirle mientras siento en mi espalda las sabanas blancas nuevamente, acariciándola abro los ojos y lo consigo sobre mi moviéndose sin detenerse, cada vez más fuerte rociándome con sus sudor que caía en gotas mojando mis piel, mis manos son secuestrada por las de el la apretaba con fuerza, yo solo gimo sin poderme mover con mis piernas abiertas recibiéndole una y otra y otra en mi interior , mi eco se completaba con el de el . Cuando siento que da una estocada y se queda ahí, me pasa lo mismo de antes las cosquillas mas la marea que sube como ráfaga de claro por mi cuerpo y luego baja con fuerza, esta cálido esta muy cálido dentro –Lez-sama me dio su semen– digo sonriendo mientras mi vagina se contrae apretándolo un poco más antes de que los saque, aunque los líquidos se corren por las hendiduras de mi intimidad –GRA...CIAS AMO– Digo con fuerza seguramente gritando, mientras siento como todo mi cuerpo explota de algún modo.

Lo único que se después con mis ojos entrecerrados es que me tiemblan las piernas y el acaricia mi cabello, sonrió un poco como queriéndole decir estoy bien. Pero me siento incomoda adentro aun duele un poco y mis piernas no se estabilizan aun.-¿emba...razada?- pregunto aunque imagino que se refiere a dejarme en estado como los animalitos –Es..ta bien– digo no creo que el quiera un bebe pero a mi no me importaba si salía de mi lo querría y cuidaría eso no me importaba realmente. Lo miro sonreír y besas sus labios para pasarlo por los míos, solo lo miro embobada, asiento ante el baño claro que lo haría estaba pegajosa. El se fue ella baño yo mire por la ventana que hora serian las 3 de la tarde quizás más o menos.

Una vez el salió me puse de pie y camine desnuda con algo de dificultad hasta el agua después de todo el ya me había visto, mientras me limpiaba  el cuerpo lave aquella zona con cuidado aun estaba algo irritada pero cuando la limpiaba pensé en el y olvide aquella incomodada pro ahora, su cuerpo mojado era tan bonito salgo lo más pronto posible. Tomo mi ropa mientras me la coloco, trato de mirarle encorvada pasando mis piernas por al falda –Llasha no quiere molestar a Lev-sama pero Llasha tiene muchos días sin comer, bien y desde ayer no prueba bocado– le dice terminado se subiera su falta y el sonido de su estomago corrobora que en efecto tenia hambre en la celda donde estaba apenas le daban pan y agua una vez al día, y desde ayer por la mañana no había comido algo, se mantenía en pie por el sol y el calor, pero en cualquier momento podría desmayarse por no comer—Y a Llasha le gustaría conocer donde estará ahora, esto parece muy grande– le dando un par de vueltas en su eje con los brazos extendido. Mientras lev se vestía y decidía que hacer conmigo recojo los restos de espejo me miro en ellos un poco más curiosa, -si Llasha es linda– me digo tocado al mejilla con cuidado recojo aquello, aunque termino por cortarme un par de dedos hago un quejadito y una mueca de dolor peor igual los recojo todo y los llevo a la basura, rápidamente tuvo. Entonces pensó que estaba mal caminar por ahí sin que supiera que era de el, por lo que se inclino y recogió las cadenas caminando hacia el y dándoselas mostrando como sus dedos goteaban algo de sangre y obviamente sus muñecas maltratadas –No le gustan a Llasha pero no es bueno que me vean caminar sin que Lev me lleve ¿verdad?- pregunto con inocencia  aunque con un leve rastro de dolor en mi rostro por las heridas.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 02, 2015 12:59 pm
A los oídos del demonio llego aquel gruñido que salía del estomago de la joven, intento ocultar su rostro para no mostrar aquella sonrisa, le había parecido divertido, porque era como si aun pidiera más de aquella semilla del de cabellos rojos, quería burlarse un poco de la chica diciendo cosas como "¿no fue suficiente para ti lo que ya te di?" sin embargo se mantuvo callado, la joven de orbes rosados se había comportado bien en todo aquel acto, así que estaba bien, movió sus labios con suavidad entre que su manos se movían por aquel uniforme de la academia, colocando este sobre su cuerpo de forma que no se arrugara ni un ápice, la joven había visto más de lo que otros habían visto de él, sin embargo su rostro allí estaba, como si nada hubiera pasado, volviendo a la seriedad y la educación que le fue enfundada desde pequeño- No es necesarrio - al decir aquellas palabras se refería a que no era necesario colocarlo las cadenas, solo cuando sus padres estuvieran cerca, solo cuando sus padres le vieran, mientras no fuera así estaba bien si la chica no llevaba grilletes, con la mano aun vendada agarro a la joven pasando aquellos dedos de los que goteaba aquel líquido carmín sacando su lengua para pasarla por los dedos mal heridos, cerro los ojos, aquellos de diferente color mientras que dejaba que aquel líquido bajara por su garganta, era delicioso, le entraban ganas de comer aquella hermosa alma, pero si la comía, ¿Que pasaría con aquellos sentimientos que había encontrado? No era una opción tomar como merienda a la joven, aquellas heridas con su saliva se cerraron un poco, dejando de sangrar haciendo que elevara el rostro para mirar a la joven. 

-Si no te orrdeno que rrecojas o que hagas allgo, no llo hagas- paso aquellas manos por el cuello de la chica con suavidad, le encantaría enseñarle todo aquello y llevarla a comer, aunque antes tendría que idear algo para que los demás al verlos no pensarán que ella era especial y si no le colocaba las cadenas entonces los rumores comenzarían a brotar, algo demasiado tedioso, sus dedos calcularon la anchura de aquel cuello, sentándose en el escritorio pasando su mano por aquel buscando algo que ya tenía, hace tiempo atrás unos compañeros de clase le habían intentado molestar regalando  un collar para una esclava, por supuesto en aquel tiempo el joven jamás pendo que le fuera a dar una utilidad y si lo hacía no lo tendría mucho tiempo ya que seguramente tuviera tanta hambre como en aquel momento, lo que significaba que la esclava desaparecería en un abrir y cerrar de ojos, su cola demoníaca poco a poco fue desapareciendo, ya que el joven estaba comenzando a recuperar su energía, pronto aquellas características propias de su raza no se verían porque el demonio usaba parte de su poder para que así fuera, era más difícil de lo que se podía ver en un principio estaba seguro que aquel collar de cuero le serviría a la muchacha, no era demasiado lindo y parecía el que se le pondría a un perro, pero era eso o las cadenas, las muñecas de la chica de cabellos claros ya habían sufrido suficiente ahora le tocaba a su cuello, aunque solo le incomodaría un poco por no usar hasta ese momento. Se volvió a acercar a aquella joven con paso firme pasando aquel objeto por su cuello queriendo decir con aquel simple y rápido gesto que ya no era necesario usar aquellas cadenas tirando estas a la basura, saliendo de aquella habitación, esperando que la joven le siguiera desde atrás, primero tendrían que ir a comer algo.

La llevaría a la cafetería de la academia pero los esclavos como lo era ella, su clase, no solían ser bien juzgadas en aquel lugar, además el cocinero colocaba algunas drogas sin que se dieran cuenta los amos, así que no era una buena opción, entonces solo le quedaba una opción ir a aquel restaurante, al joven no le agradaba demasiado la idea de tener que volver a aquella persona, porque siempre que la veía comenzaba a hacerle preguntas incómodas y ahora que iba a ir con aquel mujer, entonces sus preguntas saldrían de sus labios sin parar, hasta que el demonio confesara lo que sentía por ella, esperaba que la chica no tardará demasiado en comer, porque si no aquella persona le sacaría mucha más información, no era como si le molestara que una persona supiera que en realidad no era un robot, lo que no le gustaba demasiado era que sus padres se conocían desde que tenía memoria, aquellos dos demonios nunca se habían llevado demasiado bien, ellos se consideraban amigos de conveniencia, por supuesto esto significaba que en el momento que uno tuviera un secreto que sus padres no querían saber y se lo contaba al otro, tenía que estar seguro que sus padres se enterarían, saco un pequeño suspiro, tener que pasar por todo aquello era un verdadero problema, pero no había más opción, hizo un movimiento con su mano en señal de que se diera un poco más de prisa, no estaba demasiado lejos de aquel lugar el restaurante, pero su humor había cambiado, aunque no lo mostraba en su semblante el muchacho estaba enojado lo que significaba que la joven tendría que soportarle durante un tiempo aquel enojo, para eso estaban los esclavos ¿Cierto? Muchos amos utilizaban a aquellos seres como pelota de anti-estrés. Tal vez aquella no era la mejor forma de hacer que Llasha se sintiera más cómoda a su lado pero si no dejaba salir aquel mal humor, luego no habría quien lo soportará. 
TEMA CERRADO
avatar
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Странно подарок [Compra Llasha Kirin ][+18]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.