Situación
Todo empezó en la época antigua, donde los sumarais aun existían, en aquella época que todo se debía en las diferentes clases sociales, un hombre de la clase baja, soñaba con un mundo mejor para su hijo. Todo aquello había pasado por su hijo, por culpa de la realeza, su hijo se encontraba en un problema, es decir, su hijo de 10 años estaba jugando en las calles cuando el caballo de una reina le golpeo, por supuesto no se había dado cuenta de que su adorable hijo estaba allí, pero lo que hizo que no estuviera contento con aquel mundo era el que las únicas palabras que salieron de la mujer fueran -solo es un plebeyo, hay muchos más- mientras seguía con su camino mostrando aquella malvada risa en aquel rostro, no era justo, aquel tipo de mundo no era el que quería para su hijo, por suerte aquel hombre era el mejor científico de la época, aun cuando no tenía demasiado dinero podía hacer maravillas con las piensas de un reloj y un microondas, por eso logro que su hijo continuara viviendo, en la mente de aquel científico una idea broto, cuando una persona se sentía más cómoda, cuando alguien estaba realmente feliz, era cuando soñaba, lo sabía porque durante los meses que había estado en la silla al lado del cuerpo inmóvil de su hijo la sonrisa de este no dejaba de estar allí, aunque no podía moverse de la cama, aunque estaba en coma, la sonrisa no desaparecía de aquel rostro, eso era lo más curioso seguía estando feliz.

Últimos temas
» Fire Emblem: The Liberation Wars [Confirmación Normal]
Sáb Jul 09, 2016 6:31 pm por Invitado

» Yo confieso que....
Miér Jul 06, 2016 3:35 pm por Noah K. Lafforette

» Cuenta hasta 10 antes de besar
Miér Jul 06, 2016 2:35 pm por Noah K. Lafforette

» #GlamorousNights — Afiliación Normal.
Miér Mayo 25, 2016 6:53 pm por Alek Bianchi

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Mayo 21, 2016 11:34 am por Richard B. Riddick

» Libro de firmas
Miér Mayo 18, 2016 8:50 pm por Liesel Meminger

Awards
Mejor Pareja
Quién la ganó
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best.Los respectivos créditos a los autores de las imágenes tomadas directamente de google, del mismo modo damos gracias a Savages Themes por las tablillas del foro, tanto la historia, ambientación como trama del foro son totalmente originales, idea de Alek Bianchi miembro del staff

Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

 :: Rol :: Salones :: Aula 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Lev Sjöberg el Miér Sep 02, 2015 6:15 pm
Después de todo lo que habían hablado aquel demonio de diferente color en los ojos no sabía como explicarle a Llasha, a aquella joven que para el seguía siendo una esclava pero que tenía sentimientos con ella, una esclava que lograba que no pareciera una maquina, que lograba que los demás viera que podía ser "humano" si quería pero solo si la tenía a ella a su lado, quería que aquella híbrida comprendiera que no hacía falta que se esforzara en ser perfecta, en ser como una ama solo para que sus padres, aquellos demonios que se encargaban de sus tierras mientras que el estudiaba y tenía menos poder que él, alguien que heredo los poderes del antiguo demonio que llevo su nombre, se sentía bastante extraño, había dejado a Llasha en la habitación pues en la academia muy pocas veces necesitaban hacer algo con los esclavos, sin embargo eso no quería decir que los esclavos no tuvieran clases, al contrario ellos tenían clases algunos incluso daban clases, sin embargo de forma menos adecuada que los amos y Lev lo sabía bien, por eso había permitido que Llasha, aquella joven de cabellos claros se quedara por una vez en la habitación ordenando esta, aunque no tuviera mucho que ordenar, permitía incluso que cogiera su arco y practicara un poco con este si a aquella chica se le antojaba, lo peor para Lev, para aquel demonio pelirrojo era que no se podía concentrar en las clases, Ciencias, lenguaje, Matemáticas, Inglés, todas las clases se le pasaban volando y muchas veces tenía que ingeniárselas para terminar lo que había empezado a apuntar solo por culpa de aquella híbrida cuando llegara a la habitación la castigaría, sus expresiones eran tan lindas que se le habían quedado gravadas en la cabeza, como si se tratara de un disco rayado escuchando aun algunas palabras de aquella joven, viendo en su mente las expresiones que lograba sacar por su culpa.
Podía recordar todo, podía verlo todo, como si aquella joven de orbes carmín estuviera en aquel momento delante suya haciendo aquellas expresiones, ¿porque sentía todo aquello? Aun no lo comprendía le daba varias vueltas en la cabeza aquella pregunta sin embargo el demonio siempre la dejaba para intentar responderla más adelante, ya recordaría aquella pregunta, pues en aquel momento no podía responder, su corazón que ni siquiera era suyo, era un órgano que hasta hace poco era inútil le decía lo que sentía pero no le explicaba ¿Como es que había llegado a sentir aquello? Quería sacar un pequeño suspiro sin embargo lo hizo solo dentro de su cuerpo, pues sabía que se encontraba en clases y tenía que aun comportarse como la maquina que algunos aun pensaba que era, alguien que daba miedo de preguntar pues sus respuestas eran demasiado técnicas aunque no demasiado buenas pues su acento aun era como su verdadera forma de hablar, como un ruso y eso le molestaba bastante al pelirrojo, sin embargo, aun cuando su acento salía todos los profesores seguían señalando  para que respondiera la pregunta al igual que corrigiera algunas libretas de sus compañeros, tenía que admitir que muchas veces este demonio había pensado en pertenecer al comité estudiantil, pero después de pensar se negó pues le parecía una tontería, además estaba seguro que no siempre le harían caso o seguirían las normas y eso solo lograba que se molestara más aunque no lo mostrara, nunca mostraba lo que sentía en ese momento pues era una máquina y las máquinas no deben tener sentimientos, por muchas veces que se repitiera eso aun estaba allí mostrando un pequeño fruncido en su rostro, sus labios se apretaron al escuchar el timbre, una nueva clase daba su comienzo, se tenía que trasladar a la clase de magia pues era la que más le gustaba, a veces le hacían ir a por aquella híbrida y espera que aquel día la clase tratara de eso. 
Sus pasos fueron firmes y educados a la par que elegantes por los pasillos, siguiendo al profesor de magia en aquel momento con la mochila perfectamente colocada en su espalda llegando de una vez al aula para observar con detenimiento lo que hacía el profesor haciendo ruido cada vez que movía sus dedos por aquella mesa que tenía dejando que aquel sonido interpretara que quería hacer una preguntando escuchando como le daba la palabra para levantarse - ¿Vamos a tener que usar hoy a nuestros familiares? -formulo aquella pregunta observando el movimiento de la cabeza de aquel profesor, podría tener a Llasha a su lado, aunque no le agradaba del todo aquello pues notaba como en segundos las miradas de sus compañeros se iban hacía él, los chicos ya sacaban una sonrisa de lado por poder tener cerca a aquella híbrida y no podía culpar a los jóvenes aquella joven de cabellos claros siempre llevaba ropa bastante provocadora, no solo llevaban ropa provocadora, sino que también su comportamiento daban ganas de tener ese tipo de relación con ella, pero no hay que equivocarse, el demonio no solo se sentía atraído por el físico de aquella chica, le gustaba su forma de ser, por lo menos lo que había visto de momento, que fuera tan fácil de controlar le encantaba, por primera vez se sentía impaciente por que el profesor diera comienzo a la clase y pudiera a sus alumnos, entre ellos él que fueran a buscar a sus familiares, esto llego minutos después siendo nuestro pelirrojo el primero que salio por la puerta del aula con dos o tres alumnos detrás suya por si los pasillos decidían moverse o hacer de las suyas no se encontraran solos y no se perdieran, siempre era mejor prevenir que curar, aunque Lev sabía que si usaba sus poderes no tendría porque perderse, es más las posibilidades de que se perdieran eran menos.
De nuevo recorriendo aquellos pasillos, tan elegante como siempre moviendo sus orbes de vez en cuando para asegurarse de que le estaban siguiendo llegando en cuestión de segundo a su habitación observando como los que le acompañaban entraban a sus respectivas habitaciones cogiendo a los esclavos que habían comprado, debía de admitir que tenía mucha suerte por tener a aquella híbrida, entro sin esperar un segundo más observando a esta desde la puerta alzando una ceja para sacar las cadenas -Llasha.... te necesito parra una cllase, ell prrofesorr quierre llevemos a nuestrros escllavos - dijo desde la puerta esperando a que aquella híbrida se acercara para ponerle las cadenas, sin embargo se las pondría con el mayor de los cuidados de que no le doliera, aprovecho cuando aquella joven de cabellos claros se encontraba cerca suya para pasar sus labios con suavidad y rapidez por los de esta muchacha realegrando un beso suave pues no le daba tiempo a hacer uno profundo que indicara su territorio sin embargo parecía que la chica aun tenía algunas marcas que le había hecho cuando tuvieron aquel tipo de relación, sacando a aquella chica viendo como los que le habían acompañado se comían a la híbrida con la mirada babeando incluso un poco moviendo su cabeza de forma que comprendieran que solo la podrían ver, nadie debía de tocar a su esclava, nadie debía de ponerle una mano encima, sin embargo algo le decía al demonio que aquel día iba a haber algo que lo haría sentirse más protector con aquella joven, por alguna razón aunque aun no lograba descubrir porque sus instintos le decían esto, solo comenzó a caminar hacía de nuevo la clase observando de vez en cuando a aquella joven para asegurarse de que estaba bien. 


Última edición por Lev Sjöberg el Miér Sep 09, 2015 5:16 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Llasha Kirin el Jue Sep 03, 2015 1:36 am
No me di cuanta cuando Lev se levanto casi nunca necesitaba de mi y su vida era ocupada o al menos yo lo veía de ese modo, siempre se levantaba temprano venia cuando me necesitaba me llevaba a comer a medio día o me dejaba fruta en la cama al despertar, pero lo veía poco aunque esa espera ese deseo de tenerlo conmigo me hacia sentir mucho más atraída a el, me hacia desearle con mas fervor  principalmente por que muchas veces esperar solo una palabra de sus suaves labios me robaba una sonrisa tonta, ahora mismo estaba revolcándome en sus sabanas nuestras sabanas pues me permitía dormir con el su me portaba bien el decía que para darle más calor yo realmente no entendida mi temperatura era muy fría y siempre debía dejar al ventaba con los rayos del sol entrando por la ventana para que me tocaran y se asegurara de levantarme ahora mismo esos rayos tocan mi silueta escondida debajo de la sabanas me muevo un poco mientras estiro mi cuerpo y bostezo me levanto suavemente, y miro a los lados el compañero de lev al parecer dese esta bañando suele salir un poco más tarde que el, me cubro con la sabana aunque no estoy desnuda me levanto y tomo al fruta que de costumbre me deja para desayunar mientras el jugo de las peras se apodera de mi boca, suspiro relamiendo mis labios dejando que mis dientes superiores aprisionen mis labios con suavidad recogiendo el jugo que se impregna ahí para tragarlo me recuesto en al ventana de lado de modo que los rayos del rol me toquen directamente respiro profundo y seguro mi silueta se trasluce, entre los rayos del sol aunque no le doy importancia sigo comiendo mi fruta.

Es en ese momento cuando el amigo de lev sale del baño aunque con pantalones puesto sabe que yo me quedo ahí y conoce muy bien como es lev conmigo.. Es extraño no se explicarlo pero me gusta que me haga sentir solo de su propiedad este no puede evitar calvar sus orbes en mi mientras mi pequeño cuerno brilla, yo solo el sonrió con inocencia a modo de saludo como a Lev no el agrada que hable con otros chicos no lo hago, el asienta y cierra los ojos metiéndose en su guarda ropa para vestirse aunque un leve vestigio de sonrojo se delinea en su mejilla yo no le doy importancia y sigo mirando afuera de la ventana cuando el amigo de Lev sale pero escucho murmullos en la puerta mientras continuo comiendo mi manzana despreocupada aunque eso llama mi atención me voy detrás de al puerta ene se rincón que queda dejando la sabana en la mesa y los escucho.

-Estas loco ¿quieres que Lev te mate?- pregunta su amigo de la mascara rara. *Shis el no la quiere no le molestara que al cortejen* dice la voz desconocida yo trago la manzana rápidamente y la me la termino. _No digas que no te lo dije sigue siendo su esclava no quiere ni que la miren si fuera por el la tendría encadenada al armario solo para el disfrute de sus ojos y no exagero, si valoras tu vida da media vuelta y vete_ le dice algo agitado “¿ que será cortejar?” me pregunte ladeando el rostro para luego encogerme de hombros *Mira Ella me gusta, punto después veré que hago con Lev solo paso a saludarla* _estas loco amigo suerte_ musita el amigo de lev y se va tras darle una palmada en el hombro.

Yo me quedo detrás de la puerta con losojos bien abiertos,  el chico entra y me llama pero Lev me podría castigar así que me quedo detrás de al puerta detrás del chico _Llasha no te escondas vine a saludarte_ menciona yo me cubro al boca para no hacer ruido y me paro de puntitas para pegarme más de la pared rogando pro que no me vea. _esta bien no tienes que temerle a Lev, soy un ángel así que puedo cuidarte un enviado de dios un espíritu puro como tu no debiera estar con el aun así que ir que leas esta carta… me gustas sabes– menciono bajando al mirada balbuceo algo que no entendí y se fue cerrando la puerta, me deje caer recostada de la pared mirando el papel sobre la cama ni siquiera quiera tocarlo, solo lo miraba acomode toda al habitación sin mover ese papel que no sabía yo como se llamaba.

Y cuando al fin me decidí a mirarlo, y lo tenia en mis manos el llego abrió la puerta y me hiso dar un respingo soltando el sobre cuya briza se llevo debajo de al cama –Lev-sama– musite sorprendida con las manos en la espalda y haciéndole una reverencia –Llacha ya va amo– mencione buscando las cadenas ya que mi collar siempre lo llevaba le entrego el mismo en sus manos para que ponga las cadenas ya estaba acostumbrada a aquello. Pero primero me besa, suspiro y cierro los ojos sonrojada al sentir el ligero toque de sus labios por que era imposible que me sintiera mejor con otros. El me las coloca con cuidado y cierra la puerta tras nosotros para empezar a caminar,  yo sonrió mirándolo por que me gusta mucho mirarlo tiene como una luz oscura que lo hace lucir sobre los demás termino suspirando y casi ni me doy cuanta de que todos los chicos me miran para mi solo existe Lev –sama –mi amo…-

El pasillo se hace largo… -Llasha comió al fruta que lev-sama le dejo, y limpie y también me escondí del chico que fue a al habitación, y tome mi baño de sol, Llasha se porta muuuuy bien por que Llasha quiere mucho a su amo– comente inocente sin darme cuanta de lo que el había dicho y de que seguramente el explicaría molesto en algún momento aunque al puerta del salón estaba cerca así que nos había exactamente lo que podía pasar, y como si en mi mente solo estaba ser la esclava perfecta de mi amo… el camino al salón se cortaba y me preguntaba para que el me necesitaría –Lev-sama ¿para que le han pedido a Llasha que vaya?- pregunte dando una vueltita como si bailara delante de el, me gustaba ir descalza siempre por lo que no llevaba zapato en ese momento. –Amo que es eso de cortejar y eso de ángel que son los ángeles?- pregunte curiosa ya que no estaba segura de que eran esas cosas apenas estaba aprendiendo a leer aquel idioma y hablarlo en el tiempo libre en la habitación de Lev-sama peor muchos concepto de cosas no las entendía y eso me daba muchísima curiosidad de saber.

De la nada parece una de las chicas que tanto mira a Lev en clase y de las que tanto me molestan me mira de arriba abajo y toquetee el mentón de Lev… *no sabia que ya dabas servicio con tu esclava querido Lev… creo que Llasha no se ha estado portando bien mira que dejar pasar chicos cuando no estas dime cuanto cobras por tenerla una noche seguramente debe ser una buena perra si es que todos babean por ella …- yo frunzo el seño y miro a lev molesta peor con al chica –Llasha solo es la perra de mi amo cállate eres una bruja fea– le digo escondiéndome tras el. Claramente aquella chica le tenia envidia a la esclava quien sabe si por que gustaba de lev o por que mas bien le molestaba que una miserable esclava le robara la atención de los ojos de los hombres que debían estar posados en ella.
Off: espero te guste linda ^^)


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Lev Sjöberg el Sáb Sep 05, 2015 11:21 am
El demonio estaba bastante contento aunque no lo mostraba en su rostro de que al fin le permitieran llevar a aquella híbrida con él, a aquellas clases, tenía que admitir que estaba seguro de que ahora no se podría despistar con otras cosas pues la tenía a su lado, haciendo lo que le pidiera, lo que se le pasara por la cabeza, se preguntaba a veces si Llasha no quería irse mejor, pero el encontrarla en la habitación cuando volvía, poder verla tan contenta cuando le llamaba, disfrutar de un momento en el que ambos estaban juntos era lo mejor o por lo menos a aquel muchacha de cabellos pelirrojos se lo parecía, si sería o no así no lo tenía claro pero el caso es que aquella vez era diferente, comenzaría a pensar que los problemas le seguían a aquella pareja solo porque eran una de esas parejas que no les podía romper así como así, solo porque tenían algo que los demás no tenían, por eso le gustaba tanto la tierra por todos los pecados, porque en cada pequeño centímetro de esta siempre que hubiera un ser en aquel lugar fuera humano o no haría que l oscuridad saliera de alguna forma, incluso si estaba solo, se imaginaría una situación por lo cual poder sentirse molestado o poder fastidiar a esa persona, el caso era que estaba tranquilo hasta que escucho toda la conversación que tenía la joven, aquella parte de ella también le gustaba aunque pocas veces le respondía aquella híbrida intentaba siempre sacarle conversación, pero lo que realmente le preocupaba era el hecho de que otra persona hubiera entrado en su habitación. 

Pensaría que era su amigo y compañero de cuarto, aquel joven que solo sentía atracción por otros chicos sin embargo si hubiera sino el en primer lugar Llasha no hubiera tenido que esconderse y en segundo lugar no lo llamaría chico, sabía su nombre así que diría su nombre, ahora no dejaba de rondar por su cabeza la pregunta de quien sería, ¿que chico? No lo comprendía, pensaba que había dejado bastante claro que nadie se podía acercar a sus pertenencias y mucho menos a aquella híbrida, aunque hubiera sido un regalo de cumpleaños era de su propiedad y no quería que nadie la tuviera, si por el fuera la ataría a su armario, se aseguraría de que tuviera aquel baño de calor, además de que tuviera comida pero no dejaría que nadie más pudiera mirarla, nadie pudiera tocarla, solo él, sin embargo de aquella forma la joven híbrida de aquellos cabellos claros estaría tristeza así que aquella posibilidad no le interesaba quería que aquella chica fuera feliz, que tuviera un poco de libertad de vez en cuando aunque no le pudiera dar todo intento no dar asunto a eso de que otro chico se había atrevido a entrar en su habitación por culpa de este pequeño detalle tendría que volver a limpiar la habitación para no tener ningún olor de aquel extraño - No esttoy segurro Llasha... ell prrofesorr sollo dijo que hoy necesitamos a llos familliarres -intento responder queriendo en aquel momento por primera vez saltarse una clase solo para poder hablar detenidamente de lo que había pasado con aquella muchacha, lo haría si lo que le hubieran enseñado sus padres no estuviera bien incrustado en su personalidad, sus labios se apretaron un poco mostrando una pequeña mueca de enojo - Significa que esa perrsona que entrro quierre usarr allgunas pallabrras bonitas parra que te enamorres de éll, quierre conseguirr que me cambies porr éll -

Intento responder sin perder aquel rostro de serenidad, pero es que lo que vino a continuación le dio gusto en su punto débil, mostró sin darse cuenta sus cuernos y cola de demonio - ¿¡QUE!? - alzo la voz sin darse cuenta agarrando la muñeca de aquella joven ignorando la pequeña pelea que había tenido con una de aquellas chicas de la clase, esas que estaban detrás de él sin embargo para el no existía nadie más, solo existía aquella híbrida, las demás chicas no eran nada en comparación a Llasha, pues su corazón latía con fuerza, pero en aquel momento su corazón estaba gritando, le estaba doliendo, como si se estuviera creando un agujero negro en su pecho, era como si no solo se fuera a tragar su corazón también todo lo que lo rodeaba, mostró sus colmillos y garras llevando a aquella joven a la enfermería cerrando la puerta detrás de él lanzando a esta a una de aquellas camas intentando tranquilizarse, tenía que volver a pensar con claridad, tenía que volver a concentrarse en lo importante bien, primero tenía que poner sus ideas en claro, responder a la pregunta de Llasha, pero estaba demasiado alterado y enojado ya para poder responder de buena forma, era un demonio ahora mismo quería encontrar a aquel ángel que se había atrevido a ofrecerse a su chico y arrancarle las alas aunque eso solo logrará que hubiera una disputa entre demonios y ángeles, cogió bastante aire intentando aun calmarse sin poder ocultar sus cuernos y cola, comenzando a mostrar sus garras, ahora podría hacerle mucho daño a aquella muchacha si no tenía cuidado - Un ángell.... es llo contrrarrio a un demonio... enemigos pues elllos buscan la paz y nosotrros la oscurridad de este mundo- susurro antes de pasar sus manos por el rostro de aquella joven agarrando su mentón para que le mirara alzando un poco el mentón . 

-Escucha esto... erres mía - confirmo en aquel oído de la muchacha dejando clara su postura en esa clases de cosas pasando sus dientes por el cuello de esta para dejar una marca en este, de aquellas que tardaban bastante en desaparecer tragando un poco de saliva dejando salir un pequeño suspiro chocando de nuevo sus labios con los de aquella chica saboreando estos más, dejando que su lengua repasara aquellas encías varias veces, intentando que aquel sabor que tenía la chica desapareciera para ser solo suyo para dejar ver el suyo, aquel sabor que tanto le gustaba, solo suyo, podía notar como aquel cuerpo ya le pertenecía y aun así se tenía que preocupar por lo hermosa que era, si solo pudiera todo el rato a su lado - Llasha me gustas... no quierro que te acerrques a llos ángelles son más pelligrrosos de llo que parrece, no te separres de mi en todo ell día y cuando llo veas dime de quien se trrata tendrre unas pallabrras con éll tu erres mi parreja, tu serras lla madrre de mis hijos -susurro intentando hacer palabras de amor o por lo menos que fueran nunca antes había sentido eso por otra persona así que no sabía muy bien si lo estaba haciendo bien o por el contrario lo estaba haciendo mal, el caso es que solo aquella híbrida lograba hacer que se pudiera así cuando antes no le importaba que las chicas que siempre le seguían fueran conquistadas por otra persona pero Llasha tenía que ser solo suya, le acaricio las mejillas un poco, por la hora ya no podría ir a la clase así que tendría que pasar en aquella enfermería un poco de tiempo para que no descubrieran que se habían saltado una clase dejo que viera lo preocupado y algo triste que estaba por todo lo que le había contado, era la única chica que no quería que le quitaran y en vez de dejarla, pues era lo único que quería para él de todo lo que tenía, se la intentaban robas, el demonio estaba incluso dispuesto a dar todas sus tierras en el infierno por aquella chica. - n-no... me abandones tu sollo erres mía, sollo puedes serr mía .
Off: Me encanto tu respuesta espero que te guste también la mía <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Llasha Kirin el Dom Sep 06, 2015 8:28 pm
Al menos Lev sama no aprecia molesto tampoco feliz pero si no estaba regañándome era por que todo estaba bien yo si me veía bastante motivada con mis ojos puestos en los de el, brillante y mis mejillas sonrojada por el beso que me acaba de dar lo extrañaba mucho estando sola en al habitación, me gustaba ser quien lo esperar y le diera la bienvenida al llegar además no era tan malo, podía ser divertido en ocasión estar sola me ponía a jugar con mis figuras de hielo, tampoco quería ir al internado de mascotas… sentía que podía hacer cualquier cosa mal y entonces Lev-sama seguramente se enfadaría conmigo y Llasha no quería eso, yo quería que el siempre estuviera feliz porque si mi amo era feliz yo también lo era, sin embargo nada puede ser perfecto y siempre ahí cosas que nos acaecen para dañar o instigar nuestra estabilidad emocional supuse que aquel día o seria al excepción sentía cierta mala vibra dentro de mi, pero aun así era un kirin por supuesto que tenia las bondades de uno además era pura de corazón y yo podía simplemente, dar suerte y paz a mi amo, por eso confiaba que no importaba todas las pruebas que nos molestara saliéramos adelante junto si el uno confiaba en el otro *la confianza es lo más importante* siempre me decía mi padre y como ya saben yo lo respetaba muchísimo ya que el era mi guía hasta caer en las garras de lev fue de buena suerte después de todo.

Incluso estaba contestando mis preguntas en definitiva estaba de buen humor pro lo que el segura contenta mientras jugaba con la cadena en mi cuello, misma que iba atada al hermoso collar que el me había comprado unos dais atrás –umm vale, Llasha solo espera que no la lastimen mucho– murmure mirando las baldosas del piso usualmente nos usaban como conejillos de india para experimento, aunque Lev-sama no me podría en peligro así que tenia plena confianza en que todo estaba bien y saldría bien además el aprecia mucho mas ameno conmigo cuando estaba a su lado en las clases, casi siempre conseguíamos al atención de todos en el salón eso era algo que me preocupaba un poco no me gustaba mucho llamar al atención a mi amo no le gustaba por eso no me arreglaba tanto, a mi tampoco me gustaba que las brujas como al tonta que hablaba horita lo miraran y se el acercaran ella solo parecían querer a alejarlo de mi.. Peor solo el podía alejarme.

Me lleve las manos a la boca soltando un grito ahogado –cambiar a mi amo eso jamás Llasha ya hiso su elección y es solo mi amo lev… pero que es eso de ¿enamorarse?- seguí preguntando habían palabras que no conocía con claridad en aquella lengua no me importaba que tan bonito me hablara no podía separarme d mi amo pro que yo ya le había escogido, y cuando un kirin escogía a quien servir jamás podrían separarlo a menso que esa persona muriera entonces el kirin moría con el igual que cada vez que aquella persona hiciera cosas malas podía enfermarme debido a esto al menos así funcionaban los contratos con kirines… así que ese chico seguramente perdería su tiempo pero aun así me sorprendía que se interesara en mi y en separarme de mi amo.

Entonces de al nada el parece explotar se molesta muchísimo y me cubro al boca con fuerza seguro he dicho una tontería, abro los ojos grandes retrocediendo un poro mientras el grita y todos voltean a mirarnos, el toma mi muñeca con fuerza yo estoy ligeramente asustada –No me castigue– le suplico siguiéndolo hasta al enfermería casi arrastras por que se mueve con rapidez mi corazón palpita con fuerza estoy segura e que me va a castigar y Lev odia ser peligroso molesto y ahora mismo veía mucho ira en sus ojos rojos trague saliva mientras el cerraba la puerta y caía sobre una de las mas, mi pecho subía y bajaba mientras me recogí en al cama un poco incorporándome el simplemente se acercaba sin apartar su vista de encima de mi.

Entonces me explica lo que es un ángel mientras toma con fuerza mi mentón y casi siento que me dejara mascas –uhmm paz..– murmure yo también buscaba paz o eso hicimos los kirines peor no dije nada, simplemente calle –Los enemigos de Lev son los enemigos de Llasha– le dije para calmarlo el seguía alterado, y yo trabad e mantenerla mirada aunque comencé a temblar un poco y asentaba sabia que era suya no había falta repetírmelo entonces más haya d la ira lo vislumbre no era solo so tenia miedo de perderme también sonreí ligeramente al oírlo no tenia miedo estaba contenta de su reacción.

  Entonces me muerde sierro un ojo ante el dolor me vuelve a marcar como si no tubiera su sello permanente debajo de mi lengua me besa esta ves en los labios y yo decido tomar su mentón tumben para besarle con suavidad siguiendo el ritmo marcado por el de un momento a otro su lengua se revuelca entre mis encías y la piel de mis mejillas me hace cosquillas y aunque insisto en chocar mi lengua con al de el parece que esta tiene una tare discurrir en mi boca, lo deje hacer aquello, y cundo se separa los mío acariciando su mejillas durante todo aquel beso desesperado.

Parpadee repetidas veces para asegurarme de que no era uno de esos sueños que tanto tenia, de verdad me decía que era su pareja y que tendría sus bebes –sonreí como tota emocionada y me balance entre sus brazos –Yo te quiero mucho, mucho, mucho– musite al fin hablando bien mientras lo abraza con fuerza, Llasha es pareja de lev será fiel siempre y será una buena mama– le dije con una gran sonrisa –pero mi amo, no vi a ese joven estaba escondida tras la perta solo hoy u voz pero dejo una carta, a de estar en la habitación quizá ahí dejo un nombre– le explique sin soltarle no quería soltarlo quería estar muy cerca de el me impulse tanto sobre su cuerpo en aquel abraso que termine tirándolo en la cama de la enfermería, escuche lo ultimo que dijo y me dedique a bezar su frente –por supuesto que Llasha es tuya yo, soy tuya yo amo a mi amo– termine de decir mientras me deslizaba sobre su cuerpo, y recostaba mi rostro de su pecho, pero quería sentir ese calor que su cuerpo me daba directamente subí sus camisa un poco y me recosté en su pecho desnudo baje lo que cubría apenas mi grandes senos, y deje reposar aquellos pechos desnudos sobre el dorso ajeno, entonces suspire –Llasha solo desea el calor de su amo– susurre, con una voz tranquila mientras frotaba mi pecho contra el dorso desnudo de mi amo, y sentía como mis rozados botones endurecían un poco solo buscaba el calor de su pecho no tenia malas intenciones pues Llasha sabia que solo debía seguir las ordenes de su amo y si el no se lo solicitaba no podías satisfacer sus necesidades –uhmmm Mi lev-sama– murmure cerrando los ojos mientras mis mejillas y senos rosaban su cuerpo gemía ligeramente por el placer de tenerlo serca.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Lev Sjöberg el Lun Sep 07, 2015 10:47 am
¿Acaso no lo sabía? Aquella joven híbrida no sabía lo que sentía, lo que por su cabeza no dejaba de pasar, lo que no podía expresar, pensó que desde el primer momento en que le dijo lo que sentía por ella y el no dejar que se apartara, que las demás no  la vieran, querer encerrarla para tenerla solo para él era suficiente como para comprender que era suyo, aunque tenía que admitir que tal vez no se lo había dicho en ningún momento, que tal vez era algo que no podía expresar tan abiertamente, bueno le volvía algo loco tener que pensar en todo aquello, pero se alegraba aunque no lo pareciera que aquella joven estuviera dispuesta a hacer todo aquello que le dijo, no pretendía decirle nada de ser la madre de sus hijos hasta más adelante cuando tuviera totalmente quitada las dudas de como iba a hacer para que sus padres le permitieran vivir con una esclava pues era su pareja, estaba seguro que llegaría el momento en el que tendría que pelear con sus padres para que comprendieran que Llasha iba a ser la mujer que traería al próximo demonio o tal vez un híbrido entre un demonio y una Kirin, el caso era que iba a ser suya para siempre, por mucho que pasara, sus labios se movieron al sentir aquella caída entrecerrando los ojos, los besos en su frente, que aun lo estuviera abrazando, no sabía que era pero aquella joven de cabellos albinos siempre conseguía que se calmara, es más podía verse como sus colmillos y garras demoníacas desaparecían poco a poco, dejando ver aquel cuerpo humano pero despacio, con cuidado, como es natural aquel demonio se quedo de nuevo con aquel rostro de maquina a estar más calmado, por supuesto ¿como se le había ocurrido si quiera que aquella chica le pudiera cambiar por un ángel? 

Su cabeza se movió de un lado a otro intentando negar a aquella pregunta que se le formo en la cabeza, pues sabía que su chica no le sería infiel, lo que sentían el uno por el otro era algo que no podía ser rompido por mucho que los demás probaran a su alrededor, estaban unidos por el hilo rojo de la no separación, aquel hilo que te lleva poco a poco hacía la persona con la que debes pasar el resto de tu vida, hasta la persona que debería ser tu complemente, este hilo se puede alargar o acortar pero es imposible romperlo por mucho que lo intentarán y como es normal aquel demonio podía sentir aquel hilo en su último dedo apretando cada vez más para que estuviera cada momento más cerca de aquella híbrida, aquel hilo hacía de vez en cuando un poco de daño, pero ¿Que más iba a pedir? Ya tenía a aquella chica, el hilo lo había unido a la que parecía la chica perfecta para él, la que hacía que mostrara un podo de sus sentimientos, la que mantenía a raya su necesidad de parecer importante y que recordaran que era uno de los demonios de más alta gama en el infierno, al igual que aquella joven era la única que lograba que se calmara cuando estaba totalmente molesto, ella era la única que sabía sus puntos débiles, sin embargo aquel roce de pechos contra su piel hizo que despertara de todo lo que estaba pensando abriendo un poco los ojos dejando escapar una pequeña sonrisa entre sus labios sin darse cuenta, sus orbes de diferente color poco a poco se fueron desviando hasta el reloj colgado en aquella pared, pues quería asegurarse de cuanto tiempo tendrían juntos hasta que se acabará la clase, después tenía que ir al club se arco, tal vez sería mejor que fueran yendo a aquel lugar pues así no perderían tiempo después, es más ganarían más tiempo, sus dedos poco a poco comenzaron a moverse por aquel cuerpo colocando sus falanges en aquella cintura agarrando a la joven de esta para levantar esta poco a poco subiendo aquella prenda pues si se encontraban a alguien por el camino. 

Sus pasos fueron un poco pesados pues no quería soltar a la chica, es más quería continuar con aquello que estaban haciendo, hacía mucho que simplemente no hablaba con ella o que no sentía su cuerpo tan cerca de él, hacía mucho que no hablaban juntos, cierto es que por las noches la obligaba a dormir a su lado aun cuando le había comprado una cama para que pudiera dormir, diciendo que le daba calor, más en vez de darle calor lo que hacía aquel cuerpo era sentir que estaba de nuevo en el infierno, lo calentaba aun cuando solo sentía todas aquellas perfectas curvas en su cuerpo detrás de unas pequeñas prendas, algo que parecía que era un muro para no poder sentir más a la otra persona pero ¿Que más podía hacer? Si dejaba que se quitara la ropa sabía que iba a acabar por sucumbir y no dormir durante todo la noche, sino hacer otra cosa mucho más interesante, que lo alimentaria solo un poco que dejaría que tuviera el sabor de aquella alma tan pura de nuevo, camino hacía aquel gimnasio donde todavía podía verse los balones en una cesta, los uniformes de los distintos clubs, eso era señal de que aun las prácticas no habían empezado y era bastante bueno pues eso significaba que se podía fiar de los relojes que colgaban en la pared, uno en cada sala, no era un chico que perteneciera a comité estudiantil sin embargo tenía siempre una llave consigo que era la copia de todas las llaves de aquel lugar, se la habían dado porque confiaban en el chico y sabían que si en algún momento las llaves de verdad desaparecían entonces tendría aquella que guardaba como si se tratara de uno de sus hijos, paso una de tantas llaves que tenía abriendo la puerta del lugar donde se guardaban todos los objetos de los clubs, aquel lugar no era muy usado, pues solo se usaba en caso de que todo lo que ya estaba fuera y situado para las practicas se rompiera, era por precaución en pocas palabras. 

Su cola se movió de un lado a otro mostrando con esta lo contento que estaba de poder al fin tener un tiempo juntos, esperaba que ahora no necesitaran la copia de uno de aquellos artículos que usaban pues entonces los descubrirían juntos, descubrirían la verdadera raza de Lev y comprenderían que no era una máquina, que en realidad era un chico con sentimientos, sin contar que lo podían atacar usando a aquella chica así que prefería ahora que tenía a aquella pareja que le tuviera aquel respeto, que le tuvieran algo de miedo pero a la vez fueran algunos amigos de él por lo educado y la confianza que los profesores tenían hacía su persona, era como un rey, en el momento que sus "súbditos" comprendieran que era como otra persona usarían su punto débil, no le importaba tener que soportar él todo aquello pero ahora tenía a la Kirin ¿Que quería decir eso? Pues era simple, lo que significaba era que ahora que tenía aquella joven de cabellos claros no podía permitir que nadie descubriera que tenía sentimientos, su cabeza uno un movimiento brusco para dejar de pensar en todo eso dejando caer el cuerpo de aquella chica en una colcha para volver a deshacerse de aquella pequeña prenda que cubría sus senos quitando de forma elegante su camisa dejando esta perfectamente doblada a un lado, se deshizo de su cinturón agarrando las muñecas de Llasha para mirar a esta a los ojos directamente, intentando que se despistara con aquellos ojos de diferente color, haciendo como si estuviera viendo de nuevo su alma juntó aquellas muñecas para atarlas con su cinturón aprovechando una de aquellas barras para asegurarse que la joven no movía sus brazos mirando a esta desde arriba pasando su cola por aquel cuerpo un poco acariciando sus mejillas antes de dejar que viera como uno de sus dedos agarraba aquel pantalón comenzando a bajar este poco a poco, con cuidado mientras su otra mano se mantenía haciendo que su cabello estuviera hacía atrás, quería observar aquella expresión. 

-Llasha, te quierro- susurro dejando ver una sonrisa aun mayor en su rostro antes de parar, sin quitarse del todo aquella prenda que le faltaba dejando ver una pícara sonrisa en sus labios moviendo un poco su cabeza para apoyar su mano en esta mirando detenidamente a aquella híbrida- Llasha ¿Como se piden llas cosas a tu amo? Debes de indicarr bien que es llo que deseas que te haga o no podrre hacerrllo-

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Llasha Kirin el Mar Sep 08, 2015 6:34 pm
Estar con el era como estar en un sueño, no importaba a que me sometiera sabia que no era por mal que todo lo que venia de sus acciones de sus labios, e incluso e aquellas manos venia con una razón predicha desde siempre, el solo hecho de tenerlo a mi lado en ese momento me hacia sentir segura como si todo aquel camino lleno de penurias incluso cuando era una pequeña bebe y estuve a punto de morir, fuera ocurrido para juntarnos ene se preciso instante “un corazón gélido también puede amar” decían mis padres adoptivos cuando era solo una pequeña salvajita, me era muy difícil determinar las emociones y por esto jamás pensaba ellas no las creía posible y muchos importante sabia que cuando consiguiera a mi escogido ese corazón despertaría siempre me mostré fría aunque bondadosa y compasiva peor distante en canciones ni siquiera hablaba por esto jamás me preocupe por aprender de los idiomas o de cómo comunicarme para mi alas acciones hablaba por si sola peor Le-.sama era diferente el me hacia querer hablarle quiere contarlo todo lo que hacia hecho. Aunque en realidad en esa pequeña habitación no hacia muchas cosas importantes, esperaba con ansias un día en el que volver a sacar con el, quería conocer lo que era el mar por que mientras estaba en su cuarto con esas largas horas aguardando su espera no me quedaba más que al lectura de los tanto libros que reposaban a lado en el la biblioteca de la habitación, no era una lectura rápida por que debía mejorarla pero iba prácticamente. Sin embargo lo que se robaba mi atención verdaderamente eran aquellas ilustraciones llenas de color que rodeaban los diálogos y párrafos pequeños de algunos libros muchas veces o tenia ni que leer para entender con claridad lo que ahí se decía.

A lo que me refiero es que había visto una hermosa ilustración del mar decía que las arena y el sol calentaba el gua, seguramente seria delicioso reposar así. incluso el color de la arena era similar al de la piel de Le. Que aun repasaba desnuda sobre mi en ese momento, sin el menos rastro de excitación mas bien de calidez y dulzura cerré los ojos recostada en su pecho imaginado que aquello era al arena del mar que acaricia mi rostro, sonreí ligeramente por que  se sentía bien entonces siento que me toma de la cintura y me levanta me cubre con cuidado y yo solo sonrió apenada ladeando el rosto. Su acto fue amable y rápido “me pregunte si no el gusto aquello?” pero no cometería el mismo error de hablar antes de ver sus planes ya que con esto me daba mejor respuesta que con las palabras que fluían de sus labios.

El se levante me toma de la mano y abre al puerta de al enfermera para salir aunque esta vez no e lleva a rastras el mas bien simplemente me abraza mientras caminamos parece pensativo y muy al pendiente de no encontrarnos con nadie en el camino después de todo el se había fugado de clases y yo no deseaba causarle problemas lo seguí lo más rápido que puse y tratando de no estorbarle su andar. No tardamos mucho en llegar a lo que yo considere seria el gimnasio el mismo donde se hacían los entrenamientos pasamos de este sin mas y en cuanto abrió la puerta siguiente me quede un poco sorprendía no creí que Le-sama tuviera tanto dominio en al escuela, rápidamente cierra al misma era un cuarto un poco oscuro y humeando parecí el lugar donde guardaban las cosas cuando no se usaban mejor dicho era este lugar, hacia caballos para saltar, esos de educación física, colchonetas  barras pelotas pro donde quieras  mallas, la verdad al cantidad de artículos deportivos eran bastante aunque no parecía que realmente fueran usados mucho quizá por eso escogió ese cuarto aunque un no estaba segura de que se suponía iba a hacer ahí conmigo. Me gire arpa mirarle mientras el aseguraba la puerta.

Luego se acerco a mi y me dejo caer sobre un colchón, mire a los lados sin entender supuse que me castigaría nuevamente pro que hice algo malo, suspire le mire a los ojos mientras me desnudaba el busto, aquel que dejo desprotegido con mis pezones mirándole desde bajo el se quito al camisa, y la dolo “siempre tan perfecto” pensé mientras toma su cinturón y me ataba, el mismo junta mis manos y como es mi amo no me resisto, le miro a los ojos un poco nerviosa y sonrojada -¿me castigara nuevamente?- pregunto con una sonrisa para mi castigo significaba hacer feliz a mi aunque me doliera un poco claramente no sabía que después de aquella primera vez nunca más me volvería doler y solo sentir aquel placer . Mis brazos quedan suspendidos sobre hacia al barra y apenas consigo moverlos, aquella pasión hace levantar y realzar mas mi busto me sonroja de inmediato, por que es imposible cubrirme si lo quisiera, el comienza a hacer cosquilla en mi pierna en mi vientre con su cola me muevo un poco debajo  el por las cosquillas –lev –sama me hace cosquillas– murmuro entre risitas tontas, aunque su pantalón desciende un poco y se ve tan apuesto, que consigo detener mis risas para mostrarme mas bien anonada con la visión de el, la típica mirada de chica enamorada con los ojos luminoso entrecerrados ligeramente y mis mejillas ardiendo por el sonrojo mucho mas cuando me dice que me quiere intento mover las manos olvidándome de que no puedo  pero las ansias de tocarlo me devora relamo mis labios al oírlo y sonrió tratando de levantarme un poco.

Llasha qui..ere que su a..mo la u..se y que al cas..tigue co..mo la otra vez que la haga sentir ben– no estoy segura de lo que pido –quiere que lev-sama la toque con sus manos la bese con su labios y quinceavamente sean uno que dentro de ella repose el por que solo así se puede estar bien, Lev...sama quiero que me llene con su cuerpo– comente mirando su entrepierna –no se si lo pedí bien– mire a un lado sonrojada y con algo de timidez pero creí que debía ser más convincente –cuando esta cerca lev-sama me calienta y me hace sentir cosquillas haya abajo, como si quisiera que me tocara siempre, siempre en la noches cuando lev-sama duerme Llasha toma la mano de su amo y la pone en su entre pierna se siente muy bien cuando creo que es usted quien me toca– mi respiración se acelera y el solo hecho de conversarle aquello eme pone caliente, y mi intimidad se humedece –Llahsa necesita que al toque, por que solo usted le da calor por e..so debe cas..tigarme me porto mal de..seando que me toque siempre y u..sando su mano sin su permiso soy.. Mala cas..tigueme amo– dije con ingenuidad, “de verdad me gustaba que me castigara” no lo se solo sabia que quería que fuera el quien lo hiciera. Con cuidado saque mis piernas de debajo de el, y las abrí,  completamente para que notara lo húmeda que estaba mi panty, mire a un lado sonrojada mientras le mostraba aquello –LLasha es su..cia uhmmm pe..ro qui..ere que lev-sama la en..cusie mas– moví mi cadera un poco era mas bien inercia necesitaba hacerla después de decir aquello, quería tocarme desesperadamente –to..queme one..gai tóqueme aba..jo por favor-


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Lev Sjöberg el Miér Sep 09, 2015 5:23 pm
Los orbes de aquel demonio se movían por la habitación antes de dejar clavado en aquella entrepierna que la joven le había mostrado por mera voluntad, tragando un poco de saliva al escuchar todo lo que había hecho y lo que le pedía dejando ver en su rostro una sonrisa aun más pícara negando varias veces con la cabeza ¿Que iba a hacer con aquella híbrida? De verdad que sabía como debía de jugar con él, la forma perfecta para hacer todo lo que esta quisiera, esa sería su segunda vez que lo harían, esta vez no le dolería tanto pero intentaría ir lo más despacio que podía dejando claro que después de todo seguía siendo un castigo pasando una de sus manos poco a poco por las piernas de aquella joven repasando estas con su dedo, su suavidad, el color de esta queriendo marcar aquel cuerpo más de lo que ya lo tenía marcado, acercándose a aquella pierna para lamer esta un poco cerca de aquella intimidad comenzando a limpiar su ropa interior con aquella lengua juguetona que tenía el joven demonio cerrando los ojos, mientras una de sus manos se encargaba de que su cabello no estorbara en aquella acción dando fuertes lengüetazos de vez en cuando para dejar humedecida aquella ropa que ocultaba lo que la joven quería que le tocara, le haría sufrir un poco se limpio un poco el rostro antes de acercarse más a la joven haciendo que su rodilla quedara junto a aquella prenda, haciendo de vez en cuando presión para que notara esta, dejando que su rodilla le frotara con los pantys aun puestos mostrando aun su sonrisa en aquel rostro, dejando ver sus orbes demoníacos sin darse cuenta acercando sus labios al oído de aquella híbrida para dejar escapar un suave soplido en este.

-Llasha te tengo prrohibido ensuciarrme así y mucho más ensuciarrte debo de darrte un mayorr castigo porr esto- susurro en su oído mordiendo este con suavidad y cariño antes de con sus manos atacar aquellos dos grandes senos con los que le había estado provocando antes estrujando estos un poco de vez en cuando, como si la estuviera ordeñando, como si de una vaca se tratara, alzando un poco la cabeza para que lo pudiera ver con claridad, sus dedos acto seguido de estar aplastando aquellos grandes senos comenzaron a moverse por los botones de aquella joven, aquellos rosados, delicados y suaves pezones que parecían se activaban con solo tocarlos, sus dedos hicieron presión en estos como si de un botón real  se tratara dejando ver lo que disfrutaba por esto, moviendo de vez en cuando sus dedos para clavar de forma placentera sus uñas demoníacas en aquellos pezones, había practicado mucho con aquellas uñas pues sabía que podía con ellas incluso matar a un ser humano pero también podía dar placer a la joven que estaba bajo su cuerpo, a aquella que lo deseaba tanto como él la deseaba a ella, siempre hacía que se calentara, cada vez más ¿Como era posible? Después de todo ella era una chica de hielo, alguien frío de corazón y aun así le calentaba como si no hubiera un mañana, era peor que estar en el infierno pero esto le resultaba bastante placentero, se mordió el labio inferior pues tenía que aguantar las ganas de penetrarla de momento quería castigarla un poco más y que aquel cuerpo no pudiera reconocer otro que no fuera el suyo propio, que aquella joven híbrida solo se calentara cuando le tocara él, con aquellas manos - Erres una chica malla Llasha, hacerr esas cosas cuando tu amo esta dorrmido - repitió aquellas palabras que le había dicho la joven mostrando una gran sonrisa pensando en que más le podría decir para hacerla feliz haciendo más presión en aquello botones para que gimiera de placer- Erres una parreja muy perrverrtida, sollo porr tocarrte aquí mirra como se a puesto tu intimidad- 

Dejo ver un tono de burla en aquella frase pero no de forma cruel ni para que se avergonzara, sino para castigarla un poco y de forma dulce, sus manos dejaron de apretar aquellos pezones y rozar aquella intimidad de la joven, pues se le había venido una idea a la cabeza, desato primero las manos de aquella joven para poder darle la vuelta a aquel cuerpo usando uno de aquellos caballos para que quedara en cuatro, atando esta vez sus manos a la parte de abajo de aquel objeto, sus senos quedaban separados pero cada vez que la movieran se frotaría contra aquella madera haciendo que se sintiera mejor, de aquella forma se aseguraba que sus pezones e intimidad estuvieran atendidos, pues aquel botón que ocultaba en su entrepiernas iría rozando también con aquel objeto, sin embargo aun no habían empezado, lo que el demonio tenía planeado era más de lo que se podía ver en un principio, sus labios se movieron un poco admirando aquellas nalgas, usando sus largas y afiladas uñas para romper aquella prenda dejando solo la ropa interior de aquella joven, observando lo húmeda que estaba esta por las caricias, no pudo evitar soltar una pequeña risa por esto agarrando su cintura de nuevo para hacer que se moviera, para que comenzara a frotarse en aquel caballo mojando más aquella ropa interior rompiéndolas después de divertirse un poco más con estas, podía ver ahora perfectamente aquello que escondía, aquel sexo, aquella intimidad, como su interior se abría y cerraba como si estuviera pidiendo que le castigara de una vez - tu cuerrpo es demasiado llascivo Llasha - comentaba mientras agarraba aquellas nalgas para separarlas pasando esta vez su lengua por aquella intimidad, metiendo la lengua más de una vez en aquel interior, suplantando a su miembro, sabía que no llegaba tan lejos como su miembro lo hacía pero a cambio podía moverse más fácil y podía saborear todo aquel interior. 

Lev tenía que admitir que estaba disfrutando de aquello que le estaba haciendo a la joven, su miembro estaba totalmente erecto y de su cabeza salían pequeñas gotas de pre-semen por lo caliente que le resultaba la joven, pronto estaría en su interior aunque tal vez no la había castigado demasiado por ser tan provocativa y sucia cuando no lo podía ver sus labios se juntaron con fuerza intentando aun aguantar mientras saboreaba todo lo que tenía en su interior apartando su rostro después de varios minutos acariciando el ano de aquella joven, le entraba un poco de curiosidad también por sabor como se sentiría hacerlo por aquel lado, sería la primera chica si le dejará pero aquel demonio no sería capas de hacer nada que esta híbrida no quisiera -Llasha ¿Me dejarras allgún día usarr esta parrte también? -formulo aquella pregunta antes de meter en su miembro un pequeño vibrador para justo después penetrar aquella intimidad con su miembro chocando con el vibrador que le había metido antes y de esta forma hacer que este estuviera más dentro de la vagina de aquella joven comenzando a moverse con fuerza y rapidez, dejarlo que sintiera varias estocadas antes de quedarse totalmente quieto dando leves y suaves palmadas a sus nalgas, dejando sus manos un poco marcadas en estas, como si fueran de su propiedad - ¿Quierres que me mueva o quierres que parre? -Le pregunto dejando ver aun aquella sonrisa pícara en su rostro, le encantaba controlar de aquella forma a la joven de cabellos claros, haría de todo para que se sintiera de igual forma que él se sentía aquel placer, como le apretaba cada vez que estaba dentro, cada vez que se movía, como su cuerpo le recordaba con exactitud, parecía que ya sabía lo que le gustaba y lo que no le gustaba por esto le gustaba tanto Llasha porque ya le había mostrado todos sus gustos y se había convertido en el primero de ellos- 

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Llasha Kirin el Jue Sep 10, 2015 6:01 pm
Sin la menor vergüenza me había tomado la libertad de mostrarle a mi amo, como estaba de sucia ahí abajo incluso aquel olor que emanaba de mis adentros cálido e intenso se podía sentir en el aire, mientras mis pantis una de las pocas cosas que lev me había comprado desde que estaba con el, estaba bastante manchada con aquellos fluidos y es que posiblemente el solo hecho de restregar mis senos contra su pecho anteriormente me habían humedecido, mis ojos segunda enfocados en los de el mientras sus orbes divagaban por la habitación y por ultimo terminaban su recorrido en mi entrepierna mirándola para luego acercar su rostro a esta quiera cubrirme el rostro me sentía tan apenada de que se acercar  mi sucio coño para inspeccionarlo con su lengua sabia de algún modo que eso no era correcto pero me gustaba tanto, sin embargo al culpa pro que mi amo ensuciara su lengua pro que yo se lo pedía me hacia merecer un castigo disfrutar que el se ensuciara que tuviera que soportar mi aroma tan cerca me hacia una mala chica , cerré los ojos  mientras gemía por el contacto de la humedad de su lengua y la mi y arrastraba al fina tela con sus lengua repetida veces –uhmmm Llasha es tan mala, es ma...la  mi a..mo no de..beria ensuciarse con e..lla– musite con sinceridad sin poderme ver cerrando los ojos mientras mi respiración se volvía cada vez más agitada y mis pechos subían y bajaban rápidamente mi piel parecía perlarse pronto, mientras ladeaba mi rostro para no mirarle ensuciarse por mi,  mi intimidad comenzó a tener contracciones mis labios se marcaban perfectamente así como ese botón al que el procuraba darle atenciones, daba al impresión de abrirse y cerrarse mientras el al lamia.

 Al final al dejo libre y se postro sobre mi empujando la superficie de mi carne genital contra su rodilla, entonces le escucho hablar, abro los ojos para mirar sus labios –lo se– murmure quejumbrosa, lo ansiaba tanto pero no me lo merecía… entonces comienza a hacerse con mi peso mientras sus dientes rasgan cuidadosamente mis dedos, las masas corpóreas de mis pechos se perdían en sus manso y modelaban a su gusto mientras lo jalaba hacia arriba hasta llegar a los pezones –ahmmm.. Me en..siciare más– dije con dificultad y es que el que moviera de ese modo mis pechos me hacia estremecer de lujuria. Sus uñas se hincaban en mis pechos, sonrojada abría la boca aunque ene se momento no salía sonido estaba bloqueada, con ella precio casi sentía que las horadaría dolía pero se sentía tan bien que no dejaban de erectarse en sus dedos que los presionaban tanto como si de verdad desearan hundirlos dentro de aquella piel. –auhmmm Gomen a...mo lo ..sento Llasha sabe que es mala, es per..vertida pe..ro es que no pu..edor re..sistirme a de..sear sus castigos– decía con dificultad mientras jadeaba casi con cada jadeo le suplicaba que no parara. mi intimidad estaba completamente bañando con fluidos y no podía dejar de rosar mis pies entre su abajo un tanto desesperada.

Lo ultimo que siento aun que estando atada contra al barra, es su mano pasearse por mi intimidad para luego, desatarme y moverme con cuidado volcándome sobre uno de los caballos pequeños para niños debo de suponer por que me dejaba a gatas, presionando mis pechos contra la acolchonada y áspera tela mientras mis manos sigue apresada a la ultima tabla, del caballo volteo un poco sonrojada moviendo mi cadera ligeramente para mirarle … -¿Qué..hará lev-sama– pregunte con cierta timidez aunque no esperaría mucho para saber al respuesta a esa posición era vergonzosa además no podía moverme mucho cuando lo hacia… y lo comprobó por que leve comenzó a contenerme mis pezones sobraban con la madera y mis clítoris con el borde esta mis piernas permanecían completamente abiertas –no me mi..res– le suplique apenada cerrando los ojos pero entonces al tela que me cubría se hacia menos  apreté los labios al sentir el rose de la tela del caballo en mis senos, y luego mi clítoris sin dame cuanta quería rósame mas y comencé a hacerlo –uhmm a..mo no pu..edo dete..nerme– le dije temerosa de que eso ocasionara otro castigo pero se sentía tan bien que en mi inconsciente inocencia no podía detenerme necesitabas seguir dándome aquel placer.

Incluso comencé a mojar la superficie cuando, me quito la bragas y la dejo expuesta la misma se serraba vadeando por el sexo de de mi amo, como si apretara y abriera completamente mientras me rozaba yo misma ya sin que le tuviera que hacerlo –me gu..sta estar caliente– respondí mientras me movía mas y seguía húmeda –lo ne..cesito– repetí jadeando y ansiosa ahora completamente desnuda sobre aquella tabla. Entonces el al fin mete algo es su lengua esta jugosa y lame dentro de mi no puedo dejar de moverme y comienzo a gemir con más fuerza –ahmm.. Aghmm amo, si ha..ce eso por favor– no sabía ni que decir ante aquella cantidad de sensaciones avasallantes mientras limpiaba mi suciedad con su lengua larga mis nalgas debían de rosar sus rostro, estaba tan avergonzada que no podía abrir los ojos y mis mejillas ardían. sentía que bordo mi ano y me pregunto si podía usarlo … -ahmm el cuerpo de Llasha es suyo puede hacer lo guste con el amo– le dije sumisa mientras trataba de quedarme quieta aunque aquel esfuerzo me hacia temblar, tras unos momento sentía que metía su pene dentro sonreí de manera pervertida, peor había algo más algo que vibraba en mi cavidad y me hacia desesperar más –uhmm ughmm que es..eso?- pregunte temblorosa mientras mis caderas se movían solas contra su erección que empujaba aquello que cosquilleaba constante dentro de mi el seguía empujando con brusquedad en aquella estrecha cavidad mía que se revolcaba con aquello nuevo dentro –ahmm LEV-SAMA– lo llamo casi a gritos antes de sentir que se detiene.

-MUE..VASE DENTRO DE Llacha mu..evase mue..base por favor– pido la chica desesperada sin dejar de mover las caderas pro que el vibrador seguía temblando cerca de su útero al ser empujando tan dentro, y no podía hacerla quedar quieta el cuerpo tembloroso de la chica persistía en estremecerse, e incluso las caderas de estas se arrastraban hasta al pelvis d el, mientras aquello hacia el rose saliendo y entrando gracias a los movimientos de ella –Llasha se sie..nte muy bi..en quie..re moverse so..bre su amo mu..cho quiere estrujarse en eso duro.. Llasha necesita de esa co..sa que teien su a..mo la ne..seita dentro moviéndose duro, du..ro am.. No pare no pare– seguía diciendo era una total pervertida aun cuando se mostraba tierna cuando se traba de ser, de su amo no podía evitar querer y suplicar por las bondades que el ofrecía desde que al hiso suya la había pervertido, estaba dispuesta a soportar lo que fuera estaba tan envuelta en aquello que de su boca comenzó a brotar la saliva por la ansiedad mientras se movía como podía sobre aquello para sentir la fricción de su labia menor con el miembro de Lev… ene se momento solo pen..saba el placer que aquella postura vergonzosa el caballo el vibrador el mismo lev le ocasionaban, era probable que se corriera de seguir así, y comenzó a frotarse con tanta fuerza que el clítoris erecto de al joven persistía en rosar mientras sus labios engullían al erección y se movía pro si sola –amo no a..guanto no a..guanto Llasha es muy per..tida ne..sesito creo que me vo..y a AHMM me ven..go amo– dijo gimiendo con mas fuerza mientras su útero se contraía con fuerza, y la elevaba al éxtasis del placer y luego soltaba todos aquellos líquidos, sobre el caballo, tener aquel vibrador, en la puerta de su útero fue lo que la estimulo hasta ese punto entonces comenzó a llorar –lo siento.. Lo siento me ensucie mucho– decía jadeando por que se sentía cansada después de aquel burbujear de emociones, pero aun así seguía moviendo sus caderas pero con más suavidad, mientras su intimidad se contraía en rededor con fuerza sensible por el orgasmo. 


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Lev Sjöberg el Mar Sep 22, 2015 12:56 am
El demonio estaba bastante sorprendido, no se esperaba que aquella chica pudiera gustarle  tanto que la castigara, se había convertida en una verdadera pervertida, en la sierva de un demonio, así era como debía de ser pues de otra forma se hubiera cansado, pero ese no era el caso, el joven de cabellos rojos estaba totalmente pillado por aquella mujer, pues llasha ahora era su todo, la necesitaba y no solo para aquello que estaban haciendo en aquel pequeño cuarto, no, también la necesitaba pues era la única persona que le recordaba que tenía sentimientos, si ella no estuviera a su lado no tendría idea de lo que le podría pasar, tal vez se convertiría en un demonio por completo, tal vez se hubiera convertido en un verdadera maquina, en cualquier caso agradecía tener a aquella joven a su lado, la deseaba con todo su corazón aquel órgano que solo funcionaba cuando ella estaba cerca, con Llasha era incluso capas de recordar que no se trataba de un ser sin sentimientos, que no era alguien que no tenía órganos, que los tenía y que estos funcionaban, aquella joven lo tenía por completo bajo su mandato, aunque él fuera el amo en aquella relación estaba totalmente claro que Llasha era la que le guardaba el corazón, con tanto cuidado que incluso daba miedo, sus labios en aquel momento, al pensar todo aquello se apretaron moviendo sus caderas con suavidad y cariño agarrando aquellas grandes nalgas, le volvía totalmente loco tenía que admitirlo, notaba como se estaba perdiendo a si mismo por tener al lado a alguien como aquella híbrida. 

Sin embargo aunque sus pensamientos estaban totalmente dispersos en aquel momento volvió a centrarse al sentir aquel movimiento de la joven dejando escapar pequeños jadeos ignorando casi las palabras de aquel chica de lo mucho que estaba también disfrutando de aquello, su cuerpo cada vez atacaba más contra aquella intimidad, como si estuviera modelando aquel interior con su miembro, haciendo a este de su altura y de su grosor sus labios se movían de vez en cuando como si quisiera decir algo a Llasha para que se mantuviera tranquila, para que no se preocupara pues él también se estaba sintiendo bien, bastante bien en realidad, le daba la sensación de que si seguía golpeando de aquella forma tan fuerte el interior de aquella muchacha se sentiría tan bien que no podría soportarlo, que se correría en aquel interior dejando escapar un suspiro, sin embargo aquella joven se le adelanto haciendo que abriera los ojos como platos mostrando una sonrisa de lado al ver como lloraba por aquello, era un demonio, no podía evitar sentir que se enamoraba más de aquella híbrida al verla llorar, pues le encantaba aquel rostro tan triste que tenía la joven, saco su miembro poco a poco de aquel interior aunque Llasha intentara continuar con aquel movimiento de caderas negando varias veces con la cabeza dando una fuerte golpe con la mano abierta sus nalgas, sintiendo como estás se movían por aquel golpe, seguramente incluso se le habría quedado marcada su mano, ahora le tendría que castigar y eso le gustaba mucho más, el cuerpo de Llasha era suyo, le podía hacer todo lo que quisiera cierto, eso era lo que la joven le había confirmado, entonces ya no podía dar marcha atrás - Llasha ¿quien te dijo que podías corrrerrte? -formulo aquella pregunta  mostrando a aquella joven aquel miembro lleno de sus fluidos. 

-Mirra llo que has hecho, ahorra estoy aun más sucio, vas a tenerr que llimpiarrllo con otrra parrte -susurro antes de agarrar aquellas nalgas abriendo estás un poco rosando su miembro con su ano, comenzando a mover sus caderas sin penetrarla, pensando en cual sería el mejor de los castigos, si la volvía a penetrar en aquel momento estaba seguro que llegaría de nuevo al éxtasis en un momento pues aun estaría sensible por haber llegado ,entonces el mejor de los castigo estaba claro de cual se trataba, sus labios dejaron ver una sonrisa totalmente perversa por lo que estaba a punto de hacerle a aquella joven, desatando su cuerpo de aquel objeto para simplemente atar sus manos a la espalda, de forma que no pudiera mover estas por mucho que se moviera, pasando la cuerda por sus pezones, de aquella forma cada vez que la joven híbrida se moviera lo que conseguiría era estimular sus propios pezones, saco dos vibradores más, sin embargo estos eran grandes, tan grandes que podrían tapar las entradas de aquella joven y para eso servían metió uno en aquella vagina tan golosa que tenía su pareja sintiendo como le manchaba esta un poco por el líquido que se había quedado en su interior pasando su lengua por aquel lugar donde había llegado el líquido mostrando a la joven como saboreaba este, como le gustaba, con perversión, pero sin perder la compostura como siempre, Lev era así y no podía cambiar, aunque mostrara sus sentimientos, jamás podría cambiar, por supuesto el otro lo metió entre las nalgas de aquella joven, en aquel hueco que ocultaba, su ano, de esta forma su parte inferior estaba totalmente servida, pero hay no terminaría su castigo, que clase de demonio sería nuestro demonio si ese fuera solo su castigo, por supuesto ahora venía lo mejor. 

Sus manos rodearon la cabeza de aquella joven dejando que sus dedos se entrelazaran con los cabellos blancos de aquella joven, fundiendo el color, dejando que sus garras de demonio se ocultaran por aquel volumen del cabello haciendo que se acostara en el suelo para agarrar en un segundo sus senos metiendo su miembro entre estos comenzando a estimular este con aquellos dos grandes pechos que la joven tenía, su boca se abrió por completo en aquel momento, pues aquel calor que le daba aquellos senos le encantaba, solo le quedaba que se encargara de su cabeza, aprovechando que mientras estuviera atada los senos no podrían dejar de darle aquella tipo de estimulación llevo la cabeza de aquella híbrida hacía su miembro aprovechando que estaba abierta para meter lo poco que los senos de Llasha no podían estimular dejando ver viera aquella sonrisa perversa en su rostro- llo haces muy bien Llasha, vamos continua...... este es tu castigo, si te porrtas bien es posiblle que te deje venirrte conmigo -dijo con suavidad moviendo aquella cabeza con suavidad dejando de vez en cuando esta parada para que la joven pudiera respirar, aunque Lev se estuviera sintiendo no creía poder aguantar mucho más con aquello que estaba haciendo pues debía de admitir que deseaba penetrar de nuevo a su chica, agito su cabeza de un lado a otro, tenía que aguantar, como amo, tenía que dejar claro que debía de hacer todo lo que él quisiera y cuando se lo pidiera, le limpio aquellas lágrimas de los ojos un poco - erres muy perro que muy malla Llasha, no te puedo perrdonarr sin darrte antes un castigo - no pudo reprimirse decir aquello, como si quisiera que aquella joven se avergonzara aun más de lo que estaba haciendo, de aquella forma podría aguantar un poco más, tal vez hasta que aquella joven le suplicara de nuevo por tener aquel miembro en su interior. 

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Llasha Kirin el Miér Sep 23, 2015 4:20 pm
Mis lagrimas tenia aun razón, no era de dolor la verdad me sentía tan bien haciendo aquellas cosas con el por que desde mi primera vez lo deseaba mucho, deseaba sentirlo que me tocara, el no era muy cariñoso y en esas pocas ocasiones era que sus manso sus labios e incluso cada rose de su cuerpo con el mío se daba realmente ese era el afecto que conseguí de el por eso me era tan importante y no quiera mancharlo con mi suciedad cada vez me ponía pero me sentía más avergonzada, no quiera ensuciarle no quiera siénteme bien solo yo sola quería que el lo disfrutara tanto como yo que sus pensamientos estuvieran puesto en mi así como los míos en el, que nada mas en ese momento de unión de neutros cuerpos existiéramos el y yo. Me acaba de venir acaba de mancharle con mis líquidos de regarle con aquellos suaves y fluidos que ahora recorrían mis piernas y lo mancharan a el como no llorar por no haberle esperado –Fu..i mu..y egoísta lo me..resco me..esco todo lo que me haga. Y estaba cada vez mas claro lo que pasaría me presionara de tal modo que me vendría pronto pero tal y como lo esperaba me prohibió venirme si el no hacia.. Por supuesto resultaría una tortura mucho mas estando bajo la cantidad de estímulos a los que me haría afrontar. Le….v-sa..ma pe...rdoneme– alcance a decir entre sollozos y gemidos no podía parar de gemir de temblar aun y cuando ya su erecciones estaba fuera seguirá temblando y gimiendo a causa de aquel vibrador que el no saco y me sentía muy rara, con aquello cosquillando quería restregar mi labia en algo, por eso no deja de moverme el calor y las cosquillas ahí abajo eran demasiado par mi sentí que me ataba nuevamente pero en al espalda mientras las sogas rosaban mis pezones “¿Qué me hará”? –nooo.. Nooo. Lo sa..que per..doneme no me lo sa...que lo ne..cesito de,..tro Lla.sha lo ne..se…-

No termine al frase cuando sentí que me volteo y me metió algo muy extraño entre las piernas –a..mo lla...sha lo quiere a usted por ..favor e..sa cosa no– suplicaba para mi el único que podía entrar era el ese era mi castigo no sentirle a el dentro si no aquellos impostores de su miembro que tanto me gustaba nada podía suplantarlo para mi el era el único aquellas cosas las quería afuera –sa..quelas me por..tare bien no me ven...dre sin permiso seguía diciéndole aunque automáticamente me calle pro que algo un poco más pequeño entro detrás jamás me habían tocado por ahí sentir aquello fue doloroso, abrí la boca sin hacer más que un terrible sonido de dolor, mientras el vibrador en mi cavidad intima seguía revolcándose y el dolor mermaba rápidamente ahora aquellas cosas me poseían abajo claro que seguía llorando –No qui..ero im..postores qui..ero a mi amo– seguía diciendo mientras engibaba y movía mis caderas de arriba abajo arqueando mis espalda pro que lo que esas cosas de plástico me hacían me iban a enloquecer era una real tortura placentera tan placentera, que sentía que enloquecería pronto, mi saliva se salió de entre mis labios mientras mis orbes le veían abiertos como platos no podía hablar mas solo podía dejar que siguiera castigándome y recibir lo que me merecía pro ser tan mala.

Al manos notaba como el disfrutaba eso me hisos sonreír verlo lamer mis líquidos como si fueran algo delicioso como la miel o mas misma leche tibia, escucharle suspirar y abrí la boca aunque no decía nada mientras me castigaba –Si di..sfruta cas...tigarme ha..galo siempre– le dije con una tenue sonrisa en los labios que con todas esas cosas dentro de mi dilatando mi ano principalmente cada vez mas  se notaba pervertida relamí mis lagrimas no debía llorar si a el le gusta pero aun así me sentía apenada por ser tan mala el tenia razón merecía eso y mucho mas aun sentía el picor de la marca de su mano en mis nalgas aquella esencia sonrosada de mi piel casi quemada, ardía picaba pero me gustaba ahora era un hormigueo agradable –Pe..pegume mas amo.. Llaa..sha no le me..rece no me..rese ser pe...netrada pro al..guein tan bu..eno como us..ted– para mi el era puro y bueno, y yo era solo una pervertida que se aprovechaba e el… pero es que no podía resistírmele quiera besarle pero ahora me sentía tan poca cosa que no merecía sus labios merecía que solo me tocara para pegarme solo eso, hasta que me sintiera útil de nuevo.

Ahora estaba recostada me movía no dejaba de mover mis caderas quizá queriendo sacar aquellas cosa pero no se salían, seguía ahí restregándose revolviendo mis paredes pellizcándolas entre si uno de un lado y el otro en el hueco más pequeño… so..y suci..a– murmure mientras mis pechos hundían su erección hasta casi no verla estaban hirviendo inflamados de excitación duros, como su verga que ahora, se internaba en suaves movimientos, que me hacían sentir mejor, mi boca es callada por su miembro su punta glande, ese mismo que inconscientemente perdida en el ajetreo de mis abajo comienzo a lamer como si en eso se me fuera al vida como si solo eso debiera hacer, mi piel de repensé se torna escamosa y es por que no estoy controlando mis podres mi cuerpo brilla, no estoy consiente “quiero acabar” es lo único que dice mi mente “pero debo esperar a que me lo ordene” sentía que iba explotar por eso no sabia que hacer solo lamia y succionaba con tanta fuerza como si aquello fuera un chupón y yo solo una bebe sin poder mover mis extremidades, con toda mis cavidades siendo violadas por esas coas incluso mi boca tenia que limpiar a mi amo por eso lamia, sin cesar y lo chupaba alce la mirada mientras el secaba mis lagrimas y asenté mientras mamaba aquello, por que el tenía razón  mis jugos estaban manchando ahora el suelo, el olor sucumbía en al habitación, y mis pezones lo apuntaban mientras flagelaba el canalillo de mis grandes pechos. Peor no podía mas era demasiado, además estaba sensible por que me hacia corrido pronto de un momento a otro mi ano ya no dolía solo me hacia sentir escalofríos repentinos en todo el cuerpo que solo aumentaban mi lívido me solté un poco y entre lamida y lamida y besar aquel miembros le dije –Amo pi..edad no .. No agu..anto es mu..cho esas cosas se revuelcan entro de mi no deje que me vi..olen mas no.. No qui..ero venirme con e..so dentro de..bo ser fel a us..ted pe..ro no pu..edo por fa..vor no me ha..ga serle desleal.. Me..tamelo de..je que lo ha..ga correr que Llasha le sa..tisfaga o..negai– dije apena entendible por que no paraba de jadear y resoplar eran demasiadas emociones saturando mi mente en ese momento, si me corría con esas cosas falsas le seria infiel a mi amo y eso me haría sentir pero que ahora no podría volver  mirarle o a besarle  pero contenerme a casa segundo se volvía difícil y aunque mi cuerpo se hundía en las profundidades del placer  mi mente recibía un castigo y una tortura severa.


-Mi habla - "Mi piensa" Mi Actúa//Narra /-NPC.
*La consciencia de mi padre* // Aquene
avatar
Llasha Kirin

Localización :
en el espacio y tiempo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Обмен опытом {Priv. Llasha Kirin}{+18}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

DreamWorld :: Rol :: Salones :: Aula 4

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.