Situación
Todo empezó en la época antigua, donde los sumarais aun existían, en aquella época que todo se debía en las diferentes clases sociales, un hombre de la clase baja, soñaba con un mundo mejor para su hijo. Todo aquello había pasado por su hijo, por culpa de la realeza, su hijo se encontraba en un problema, es decir, su hijo de 10 años estaba jugando en las calles cuando el caballo de una reina le golpeo, por supuesto no se había dado cuenta de que su adorable hijo estaba allí, pero lo que hizo que no estuviera contento con aquel mundo era el que las únicas palabras que salieron de la mujer fueran -solo es un plebeyo, hay muchos más- mientras seguía con su camino mostrando aquella malvada risa en aquel rostro, no era justo, aquel tipo de mundo no era el que quería para su hijo, por suerte aquel hombre era el mejor científico de la época, aun cuando no tenía demasiado dinero podía hacer maravillas con las piensas de un reloj y un microondas, por eso logro que su hijo continuara viviendo, en la mente de aquel científico una idea broto, cuando una persona se sentía más cómoda, cuando alguien estaba realmente feliz, era cuando soñaba, lo sabía porque durante los meses que había estado en la silla al lado del cuerpo inmóvil de su hijo la sonrisa de este no dejaba de estar allí, aunque no podía moverse de la cama, aunque estaba en coma, la sonrisa no desaparecía de aquel rostro, eso era lo más curioso seguía estando feliz.

Últimos temas
» Fire Emblem: The Liberation Wars [Confirmación Normal]
Sáb Jul 09, 2016 6:31 pm por Invitado

» Yo confieso que....
Miér Jul 06, 2016 3:35 pm por Noah K. Lafforette

» Cuenta hasta 10 antes de besar
Miér Jul 06, 2016 2:35 pm por Noah K. Lafforette

» #GlamorousNights — Afiliación Normal.
Miér Mayo 25, 2016 6:53 pm por Alek Bianchi

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Sáb Mayo 21, 2016 11:34 am por Richard B. Riddick

» Libro de firmas
Miér Mayo 18, 2016 8:50 pm por Liesel Meminger

Awards
Mejor Pareja
Quién la ganó
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best.Los respectivos créditos a los autores de las imágenes tomadas directamente de google, del mismo modo damos gracias a Savages Themes por las tablillas del foro, tanto la historia, ambientación como trama del foro son totalmente originales, idea de Alek Bianchi miembro del staff

It's time to start the game

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

It's time to start the game

Mensaje por Sayumi & Sayuri el Mar Jul 07, 2015 7:03 pm


Sayumi  & Sayuri




Gustos:

Sayuri: -la oscuridad

-Que tiemblen al verla

- El buen sexo

- Los chicos lindos

-Los deportes

- Los dulces

- Las muñecas

- Los juegos pervertidos

- La sangre

- Humillar a las demás

- Los animales

- Tocar el violín 

- Los colores oscuros

Sayumi: *Los lugares altos

*Estar tranquila

* Las personas calladas o mudas

* El té, café o cualquier bebida que haga que se despierte

* Estudiar

* La música clásica

* Las luchas cuerpo a cuerpo

* La playa

* La puesta del sol

* Los dulces

* Las verduras

* Los juegos complicados

* Que la hagan pensar

* Tener un desafío 


odios:


Sayuri: + Que le lleven la contraria o hagan muchas preguntas

+Los niños pequeños

+ Las iglesias 

+ Los laboratorios

+ Estar demasiado tiempo quieta

+ Que su hermana le diga lo que tiene que hacer

+ Que le digan que tiene que leer más

+ Las agujas

+ Las armas

+ El tabaco 

+ Las personas que se creen muy valientes

Sayumi: ~Que su hermana la espié

~No tener las cosas ordenadas

~Que le toquen las cosas

~Tener que esconderse

~Los lugares cerrados o estar encerrada

~ Que le quiten de las manos algo 

~Ver suciedad

~Los peluches

~Que le digan que no 

~No ser correspondida

~Tener miedo de algo


Takane Enamoto / Ene

Mekaku City Actors

A: 18 / R: desconocida


Sayumi: A/ Sayuri: B

Elementales

Heterosexual



Sayumi : Sayuri, Sayuri ¿Donde estas? ¿porque no te puedo ver? Os estaréis preguntando en este momento ¿que es lo que ha pasado? ¿Donde se encuentra Sayuri? ¿Porque no esta con su hermana? Y lo que seguro no deja de rondar en vuestras cabezas es ¿porque Sayumi no puede ver? No os preocupéis, las respuestas serán resueltas una a una, pues seréis capaces de conocer la vida de una de las gemelas, estás dos jóvenes no siempre estuvieron juntas y aunque no sea fácil de creer los padres de las chicas eran dos científicos que les encantaba experimentar con las razas, pero lo que más les gustaba era crear híbridos, las diferentes formulas que podían añadir al ADN de un híbrido, todo lo que este podía hacer, eso le encantaban a los padres de Sayumi, sin embargo, ellos jamás tocaron a las razas una vez estaban vivas, no los abrieron, no les golpeaban, ni los maltrataban por el bien de la investigación, pues para ellos la investigación se basaba en observar sin tocar, todo lo que podían hacer las diferentes razas que creaban, las colocaban en una situación esperando ver algo nuevo de estás, aquellos dos científicos pronto se dieron cuenta de que iban a tener hijos, pero jamás esperaron tener gemelas, aquellas chicas eran una bendición para los científicos, eran perfectas, tan iguales pero a la vez tan diferentes, Sayumi era la que prefería su padre, aquel científico, por su tranquilidad, su armonía, lo hermosa que era, deseaba hacer que sus hijas fueran aun más hermosas y por eso aquella noche lo consulto con su mujer -Quiero alterar la genética de Sayumi y Sayuri- Por supuesto la mujer se negó ante tal barbaridad, ¿como iba a permitir que jugara con sus hijas? Nunca habían hecho eso, jamás habían alterado un ADN porque sabían lo complicado que era, sabían que habían riesgos y aun así aquel hombre seguía deseando seguir con el experimento, la mujer tenía tanto miedo de lo que su marido podía hacer que una noche, uso una droga para dormirle cogiendo a sus hijas pretendiendo escapar con ellas, aun con todo el esfuerzo que la mujer hizo el marido logro quitarle a una de las gemelas.

Esta fue Sayumi, la que más le gustaba, los ojos del hombre reflejaban la ira de que su mujer la abandonara de aquella forma, por supuesto volvió a aquella casa con la chica y todo cambio, siempre había querido tocar a su hija, pero no podía porque su morar se lo impedía, sin embargo todas las noches se quedaba hasta tarde, sin dormir para poder encontrar lo más cerca posible aquel ADN, el de su hija, las noches pasaban y cada vez le importaba menos la posibilidades de que su hija siguiera viva, solo quería hacer aquello, quería crear una raza, había logrado obtener un poco de sangre de un elemental mientras su mujer no estaba mirando y al mezclar este con su hija parecía que era perfecto, este por supuesto cuando descubrió aquel no tardo en experimentar con su hija, este es el principio de la historia de Sayumi, estaba tan asustada porque se encontraba atada a algún lugar, cada vez que se movía escuchaba los sonidos golpear de unas cadenas, no podía ver nada porque tenía algo en sus orbes, preguntaba sin parar por su hermana, sin obtener respuesta alguna, sintió las manos del hombre por sus mejillas limpiando aquellas de las lágrimas de la chica, haciendo que se sobresaltara, claro que esto lo hacía para que se calmara por lo que iba a pasar después, quito de los ojos aquella venda mostrando la gran aguja que estaba aguantando entre sus manos acercando esta a uno de sus orbes, por supuesto Sayumi intento aparta el rostro pero de nada sirvió le estaba sosteniendo por el mentón además tenía alguna especie de aparato en aquel orbe que impedía que cerrara el ojo, cada vez aquel afilado objeto se encontraba más cerca de su ojo para acabar en este inyectando todo lo que tenía dentro, el grito de dolor de la joven en aquel momento fue brutal, desgarrador, la saliva le quedo colgando y el cuerpo le temblaba, ¿como podía sentir tanto dolor? No lo sabía, en aquel momento sintió como si se estuviera quemando comenzando a gritar más por esto -padre.... no más dolor- Sayumi ya no soportaba más y comenzó a suplicar a aquel hombre que conocía desde pequeña. 

Cuan grande fue la sorpresa de aquella joven al escuchar la respuesta de aquel hombre -yo no soy tu padre, ya no lo soy- tras esa respuesta los labios de aquel hombre chocaron contra los suyos, se sentía asqueroso, quería vomitar y aun sentía aquel fuego por todo su cuerpo, era como si se estuviera derritiendo, ¿porque? ¿Porque le estaba haciendo todo aquello? Eran las preguntas que pasaban por la cabeza de aquella chica, pero esto no fue lo último, cada noche, el hombre bajaba hasta donde tenía a su hija atada y investigaba con ella al lado, escribiendo cada cosa que pasaba, las contracciones que tenía su cuerpo cada cierto tiempo, algunas veces era capaz de quemar las propias cadenas, lo que significaba que era un elemental de fuego, no podía estar más orgulloso, pues por fin su hija era un ser totalmente hermoso, algo que había creado él, pero aun no estaba satisfecho del todo, quería un poco más por eso puso anestesia a su hija y dejo que durmiera haciendo una operación cuando esta despertó se encontraba en una cama - ¿que? -fue lo único que pregunto al ver donde estaba su padre, ¿que era lo que había hecho? Quería preguntarle pero no se atrevía simplemente porque le preocupaba que pudiera volver a hacer algo, se sentía igual por eso miro con incredulidad a su padre ladeando la cabeza con suavidad, este con una sonrisa ladina se acerco al cuerpo de su hija y comenzó tocando sus senos con fuerza haciendo que esta gimiera sin parar, comenzando a mojarse -tu cuerpo ahora es más lascivo que el de los demás, con que te toquen el brazo te mojaras, da igual la forma en que lo haga simplemente no podrás controlarte- las lágrimas no dejaban de caer por sus ojos, sin embargo cada vez que le tocaba los senos gemía más fuerte como si estuviera pidiendo más por suerte gusto en ese momento ardió sin poder evitarlo incendiando la casa, saliendo corriendo después de esto llegando hasta aquella academia encerrándola en el traficante, en una celda compartida, la sorpresa que encontró allí era bastante agradable, su hermana desde ese momento no dejaría que nadie más las separara además que parecía que su hermana era la única que la podía tocar sin que reaccionara. 

Después de que su madre se la llevara de aquella casa, dejando atrás a su hermana, colocando la mano de tal forma que deseara agarrar la de su hermana pero nunca lo lograra, su madre cuando se encontró lo suficiente lejos de aquel hombre seguía con el miedo de que las encontrara y que hiciera experimentos con Sayuri, aunque también estaba preocupada por su otra hija, pero debía de estar más atenta a la gemela que estaba a su cargo, fue tal el miedo de que las encontrara que decidió comenzar a experimentar con su hija, de esa forma si las encontraba podría escapar, podría no ser atrapada, ser como el agua, por supuesto no hizo esto sin antes comentarle a su hija, la cual estaba de acuerdo a lo que iba a hacer, probando todo lo que su madre creaba, investigando todo lo posible para que no sufriera, descubriendo antes que su marido la compatibilidad de esta con los elementales, sin embargo cuando por fin había logrado que su hija fuera un elemental el dinero afecto a la mujer, le faltaba casi no podía comer, dormían en una casa vieja y antigua, la cual se caía cada instante a pedazos, atentaba con caer encima de aquellas dos mujeres, por eso tuvo que hacer algo de lo cual se arrepentiría, cerca de la casa había una academia, había escuchado que esta compraba esclavas, así que se le ocurrió la gran idea de vender a su hija, consiguió mucho dinero por esta pero murió después de unos meses por la depresión y la culpa de pensar que había vendido a su propia hija, aunque poco después las dos gemelas se encontraron en aquel lugar, en el traficante.
Sayuri: después de todo, aun cuando suele verse contenta y tierna Sayuri es una total Yandere, en pocas palabras lo que quiere decir que hará todo lo posible para hacer que tengas la sensación de que se trata de un ángel que ha caído del cielo pero en realidad su verdadero ser es mucho más oscuro de lo que parece, es imposible que alguien así pueda ser de esta forma ¿verdad? Pero en realidad la vida de Sayuri no ha sido la mejor de todas, aunque quisiera ser alguien normal y corriente no puede cambiar lo que es su personalidad, esta joven elemental en un principio era una chica cariñosa y amable con los demás, alguien que si veía que estabas en problemas te ayudaba, que cuando preguntaba las dudas que tenía era todo un verdadero honor contestarla por lo linda que era al sonreír, pero al ser experimento de su propia madre  hizo que todo cambiara, aun así no se arrepiente de nada, le gusta el cómo es ahora, cuando los demás están a su alrededor es tan dulce que dan ganas de darle un mordisco, sin embargo, cuando encuentra algo que quiere o algo que es bastante interesante aparece la verdadera personalidad de Sayuri, llegando a parecer una verdadera bestia de cuentos, ese aspecto de chica tranquila solo encierra a lo que realmente es, un tigre que espera paciente a cazar su presa. La sonrisa y los movimientos de Sayuri cambian según las personas que están a su alrededor, alguien que en realidad disfruta con hacer sufrir que adora hacer que tiemblen al mencionar su nombre, ¿llorar? Por supuesto que lo ha hecho pero a su manera, Sayuri no es alguien tan sentimental como parece a primera vista y aunque es muy orgullosa puede hacer lo que se llaman “lágrimas de cocodrilo” hacer como si está llorando para quedarse a solas con una persona y en ese instante atacarle. ¿Alguien bipolar? Para muchas personas eso es exactamente lo que es Sayuri, incluso llega a parecer a otros de las personas que se han quedado a solas con ella. ¿Sexo? Esa es una buena pregunta, en realidad esta elemental es muy lujuriosa, es casi como si fuera una súcubo, incluso en algunos momentos es alguien mucho más lujuriosa que una súcubo, es de esas chicas que tiene sexo con todo el mundo solo cuando tiene ganas por supuesto, aunque está buscando su alma gemela y no tenerla piensa que al ir de otra persona la encontrara, cuando lo que en realidad hace es que se sienta con un vació en su interior, en pocas palabras al ser una adolescente todavía las hormonas las tiene un poco descontroladas. 

Sayumi: Las características psicológicas es lo que más hace que estas dos hermanas se puedan diferenciar. Tal vez os preguntéis porque son así pero es que en realidad después de haber sido fabricadas por algún loco, es normal que en su interior se haya un carácter totalmente distinto al que muestran, es lo único que hace que se sientan un poco mejor. Al contrario que su gemela y por esto es fácil diferenciarlas a ambas, Sayumi es un joven con un carácter un poco menos duro, es decir, esta elemental es alguien tsundere, una joven inteligente y que piensa que lo sabe todo al igual que es caprichosa y un poco mal educada, cuando quiere algo tiene la mala costumbre que cuando llora se lo dan lo que hace que sea un poco complicado estar cerca de esta chica, aun así es porque se siente impotente, bajo su caparazón de chica fuerte guarda a alguien que no puede hacer nada, es decir, para que se pueda comprender Sayumi es una chica que se comporta de forma tranquila y pasando de los demás, mientras no le molesten le da igual lo que pase a su alrededor, para muchos puede parecer una sabelotodo ya que acaba antes de los demás en cualquier cosa, pero en realidad lo que tiene esta joven es memoria fotográfica, pudiendo así ser más rápida en comprender las cosas, aunque la joven pueda parecer dura y que nadie puede con ella cuando se enamora muestra lo que realmente es, alguien amable y cariñosa, que necesita que le den cariños además de darlo ella, alguien que cuida de esa persona, Sayumi es alguien que fue criada a la antigua así que tiene en su cabeza la idea de que si se enamora una vez no puede tener a otra persona más que esa, aunque la otra persona se muera o acabe por no volver con ella, incluso aunque no la corresponda, tardaría mucho tiempo en volver a pensar en la idea de tener a alguien a su lado. Suele tener la reputación de rata de biblioteca además de que todos piensan que es muda ya que no habla demasiado. Esta chica es fácil de enojar sobre todo si es alguien que le huele extraño, no le gusta su aspecto o se acerca demasiado a su hermana, es un poco rebelde en ese aspecto y a diferencia de su hermana esta joven no habla sola cuando esta no se encuentra a su lado, una chica bastante solitaria.  



Savage Themes



"Trabajamos en las sombras, para servir a la luz"

Volver arriba Ir abajo

Re: It's time to start the game

Mensaje por Alek Bianchi el Mar Jul 07, 2015 7:06 pm

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.